Chistes para mondarse

Mi mamá cocina

Dos niños amigos (uno vecino del otro) estaban sentados en la mesa esperando la cena.
Uno le pregunta al otro:
-¿Tú rezas antes de comer?
A lo que el otro le contesta:
– No, no tengo que rezar porque mi mamá cocina muy bien.

Familia inculta

El niño regresa de la escuela llorando:
– Buuuu, Buuuu, Buuuu
– ¿Qué te pasa hijo?, le dice la mamá
– Es que me suspendieron por no saber dónde están los Andes.
– Muy bien, ¡a ver si así aprendes a recordar dónde dejas las cosas!

nino llorando

Restaurante

Estaba una señora comiendo en un restaurante y le pide a un camarero que baje el aire acondicionado. Al cabo de pocos minutos empieza a sudar, llama al camarero y le pide que pusiera un poco más alto el aire acondicionado. Las quejas siguieron durante un rato, y otro cliente del local le comenta al camarero:
– Con tanto subir y bajar el aire acondicionado, la señora lo tiene a usted mareado, ¿no?
– No se preocupe, soy yo el que la está mareando a ella, aquí no tenemos aire acondicionado.

Borrachos

Un señor llega tarde y borracho a casa, y apoyándose de una silla, inicia una parrafada de disculpas que acaba así:
– Espero que no estés enfadada…
– No –le responde su presunta esposa-, yo no estoy enfadada… pero le aconsejo que suba usted al quinto piso y se lo cuente a su mujer.

borracho-copa

Niño sincero

Queriendo consolar a un niño que lloraba en la calle, una anciana se le acerca y dice:
– No llores, niño, que el llanto afea a las personas.
-¡Pues menuda rabieta habrá pillado usted!

El padre ha cambiado

El niño está con el álbum de fotos familiar y le pregunta a su madre:
– ¿Quién es el joven tan apuesto que está a tu lado en la foto?
– ¡Ay, hijo! fue hace 15 años… Es tu padre.
– ¿Mi padre? Pero entonces… ¿quién es este señor viejo, gordo y calvo que vive con nosotros?

Pésame

Una señora va a dar el pésame a su amiga, ya que a ésta se le había muerto su esposo.
Señora: ¿y de que murió su esposo?
Amiga: cayó en un barril de cerveza de 300 litros.
Señora: ¡qué muerte más espantosa fue la de su marido!
Amiga: ya ve, el muy maldito … alcanzó a salir 5 veces para poder orinar.

barril

Pepito

“Estaba Pepito en el colegio y le dice la profesora:
– A ver Pepito, pronuncie: ¿m-a?
– ¿m-a?
– Sí, m-a
– ¿¿m-a??
– ¡Sí! m-a
– m-a: ma
– ¿Y otra vez m-a?
– m-a: ma otra vez…
– ¿Y las dos juntas?
– mama
– ¿Y si se le pone tilde?
– ¡Matilde!”

Comida

Había dos señores que se habían ganado un burro y dicen: “un día le doy de comer yo y otro tú”.
Entonces uno piensa: “si mañana le van a dar de comer, para qué le doy de comer hoy”.
Al día siguiente se lo da al otro, y el otro piensa: “si él le dio de comer, para qué le doy yo”. Así pasan como 30 días y lo van a vender al circo para la comida de los leones.
Y le preguntan al dueño del circo cuánto les da por el burro y el otro responde: “50 euros” y se lo dan.
A la media cuadra, el dueño del circo les grita: “¡Eh, atajo de ladrones, el burro ya se comió a dos leones y tiene acorralado al tercero!”

burro

Locos

Estaban dos locos mirando hacia la luna, cuando de pronto uno de ellos saca una linterna de su mochila y empieza a alumbrar hacia el astro.
El loco que tenia la linterna le dice al otro….
”Oye… ¿por qué no nos subimos a la luna por medio de la luz del foco?”
Y le dice el otro loco…
“Oye, está bien que sea loco, ¡pero no estoy tan mal hombre! Sé que cuando me suba a la luz y vaya hacia la luna, vas a apagar el foco y me voy a caer.”

Discusión padre-hijo

Un niño le dice a su padre :
– Papá, quiero que me regales una escopeta para mi cumpleaños.
– No te la voy a regalar.
– ¿Por qué no?
– Porque a los niños no se les regalan esas cosas.
– ¡Cómprala!
– No.
– ¡Que si!
– ¡Que no!
– ¡Que si!
– ¡Que no!
– ¡Que si!
– ¡Basta ya! ¿quién manda aquí?
– Tú papá, pero si tuviera la escopeta…

escopeta 12 maverick

Mala memoria

Estaba un político haciendo una campaña. Al comenzar dijo: «Los mejores días de mi vida los pasé en los brazos de otra mujer que no era mi esposa.» La concurrencia se quedó asombrada y luego el continuó…»Y esa mujer fue mi madre». La gente comenzó a reírse al ver que todo era un chiste.
Luego, uno de los ministros que estuvo allí le gusto tanto el chiste que decidió usarlo en sus discursos. Y cuando tuvo su campaña comenzó diciendo: ”Los mejores días de mi vida los pasé en los brazos de otra mujer que no era mi esposa”… La gente se quedó asombrada y él esperó como diez segundos porque no se acordaba del final y luego dijo… “ahora se me olvidó quién era.”

Suegra horrible

Aparece un paciente con un ataque de nervios, pide ver a su siquiatra y le dice:
– Doctor, llevo más de un mes soñando que mi suegra viene a comerme montada en un cocodrilo…
– ¿Si? – contesta el siquiatra.
– Sí doctor, ojos amarillos, piel escamosa, dientes afilados…
– Pero hombre, ¡que terrible!, dice el siquiatra.
A lo que el hombre le contesta:
– ¡Y espere que ahora le describa cómo es el cocodrilo!

suegra

Drácula

Un niño llega a su casa triste y su papá desinteresado le pregunta: “¿Qué te pasa hijo?”
El niño triste le responde: “Papá, en el colegio me dicen Drácula.”
Su padre sin preocuparse le responde: “Ya… hijo, no les hagas caso y anda, toma tu sopa rápido porque se está coagulando.”

Niño curioso

– Mamá, mamá ¿por qué empujamos el coche hacia el barranco?
– Calla hijo y sigue empujando, que vas a despertar a papá.

mustang coche precipicio

Comparte este artículo

2 comentarios en “Chistes para mondarse”

Deja un comentario

tres − 1 =