Bromitas con esqueletos

Una de las mejores formas de dar sustos a la peña, es emplear esqueletos, por aquello de están relacionados con el terror y eso. Aquí, dos bromas de cámara oculta donde veremos sobre todo, mucha gente asustada.

En esta broma, colocan un esqueleto en un museo, pero tiene una particularidad: se excita especialmente con los visitantes. Eso sí, a mi me parece que algunas parece que se relamen ante esta grata sorpresa.


Si el vídeo no funciona, puedes verlo aquí.

En la otra broma. los de la televisión brasileña se lo pasan pipa asustando al personal. Colocan un esqueleto encima de una moto, le ponen el automático en alguna dirección y cuando se acerca alguien por la acera, un hombre con voz de ultratumba asusta a los pobres viandantes hablando a través del esqueleto. Jaja, ¡algunos parece que van a correr los 100 metros lisos!


Si el vídeo no funciona, puedes verlo aquí.

esqueleto museo broma

Comparte este artículo

2 comentarios en “Bromitas con esqueletos”

  1. Cuanto me he divertido con el de la moto, creía que me daba algo. A pique de que le hubiera dado a alguno un infarto, vamos.

    El primero está muy gracioso también. Los que hicieron la broma se divertirían un montón.

    Responder

Deja un comentario

18 − 11 =