Ortigas para ponerse a cien

El nombre en latín de la ortiga es Urtica dioica, que deriva de «uros» (arder), cosa entendible si tocamos las hojas de esta planta cuando damos un paseo por el campo.

Las ortigas se empleaban antiguamente en la India para aumentar el tamaño del pene. Para ello, los hombres restregaban las hojas de ortiga por el miembro viril con el fin de inflamar la zona con el líquido que desprende esta planta con el simple roce de sus hojas. Los antiguos griegos, que eran algo más finos, se frotaban otras zonas como el vientre y el ano con el fin de ponerse a tono.

ortigas-viagra-india-impotencia-estimulante

Los romanos las llevaban consigo cuando el Imperio se extendió por el norte europeo, con el fin de frotarse las piernas para combatir el frío al que estaban poco acostumbrados. En cuanto a propiedades curativas, los griegos y romanos también las empleaban para curar las articulaciones con reuma. Por supuesto, también le han atribuido propiedades como crecepelo.

crece pelo ortiga antigua anuncio

Los ácidos que lleva la ortiga (fórmico, gálico y acético), resina, serotonina, acetilcolina e histamina forman este compuesto irritante que se encuentra en los pelillos urticantes de las hojas. Por otra parte, si se cuecen las hojas se logra una infusión que sirve para combatir la impotencia. También son probadas las propiedades de la raíz contra la Hiperplasia benigna de próstata (crecimiento de la próstata), debido a la forma en que afecta a las hormonas sexuales (testosterona y estrógenos). Cuando el hombre se hace mayor y su nivel de testosterona disminuye, la próstata crece en respuesta a ello. Como la ortiga restablece los niveles de testosterona, es beneficiosa disminuir su tamaño.

urtica-urens-ortiga

Comparte este artículo

Deja un comentario

cinco × 3 =