Ordenador para pobres

A grandes males, grandes remedios. Si no tenemos dinero para financiarnos un ordenador, lo mejor es hacer uso de nuestra inventiva. Para que nadie nos mire por encima del hombro, lo mejor es fabricarnos nuestro propia computadora con los medios que tengamos a mano y salir airosos del apuro.

ordenador pobres

Comparte este artículo

Deja un comentario

once − seis =