Ordenador de 1956 empleado en meteorología

En este vídeo de 1956 podemos apreciar la tecnología novedosa de UNIVAC, una computadora que se empleaba en los cálculos matemáticos para predicciones del tiempo meteorológico, oficinas de censo y seguros, universidades, gestión de salarios, predicciones de elecciones presidenciales y en definitiva, para el uso en administraciones y negocios que precisasen ejecutar muchas operaciones matemáticas simples. El ordenador UNIVAC se empezó a fabricar en 1941 y fue la primera computadora comercial fabricada en Estados Unidos sin fines militares.

univac ordenador 1956 01 univac ordenador 1956 02

univac ordenador 1956 03 univac ordenador 1956 05

univac ordenador 1956 06 univac ordenador 1956 04

Realizaba la increíble cantidad de 2000 operaciones por segundo, procesando los dígitos en serie. Por ejemplo, podía hacer 100.000 sumas por segundo procesando dos números de diez dígitos cada uno. Poseía 12 kilobytes de memoria RAM y un reloj interno con una frecuencia de 2,25 MHz. La memoria era de mercurio, mucho más fiable que las memorias de tubos de rayos catódicos, aunque estas últimas permitían un acceso más veloz.

univac ordenador 1956 07 univac ordenador 1956 08

univac ordenador 1956 09 univac ordenador 1956 10

univac ordenador 1956 11 univac ordenador 1956 12

Este ordenador trabajaba con unas 5.000 válvulas termoiónicas y cintas magnéticas, e imprimía los resultados en impresoras matriciales. Tenía un peso de 7.250 kilos y costaba entre un millón y un millón y medio de dólares (al cambio actual serían entre 6 y 9 millones de dólares).

Mención especial es ver cómo la propia UNIVAC se testeaba ella misma el sistema para comprobar si funcionaba bien.

Comparte este artículo

2 comentarios en “Ordenador de 1956 empleado en meteorología”

  1. Yo he conocido estos ordenadores en Madrid, en Telefónica, fueron los primeros que controlaban las transmisiones de datos entre bancos. También lo utilizaban los periódicos, controlaban, el tiempo de ocupación de las líneas telefonicas para facturarles.
    Funcionaban a 220 voltios y pese a ser alimentados por un S.A.I. (Sistema de Alimentación Ininterrumpida), si fallaba todo tipo de energía, les daba tiempo a grabar toda la información que en ese momento estuvieran tratando, antes de apagarse.

    Responder
  2. Solo recordar lo poco fiables que eran las predicciones meteorológicas antiguamente, jajajaja. Pero desde luego por algo había que empezar.

    Saludos.

    Responder

Deja un comentario

7 − 2 =