No gana ni para calcetines: los tomates de Paul Wolfowitz

Pues sí, Paul Wolfowitz, el presidente del Banco Mundial, el hombre que dirige los destinos económicos de medio planeta, no gana ni “pa” calcetines.

En una visita a Turquía, tuvo que descalzarse para entrar en una mezquita, y los objetivos se cebaron con sus calcetines, que presentaban sendos tomates en ambos pies. Si es que, al igual que Esperanza Aguirre, no les da el sueldo ni para llegar a final de mes…

paul-wolfowitz-calcetines-socks

Comparte este artículo

Deja un comentario

veinte + nueve =