La momia de las montañas Pedro

La momia de las montañas Pedro, también conocida como momia enana de Wyoming, Hesperophiticus o momia de Casper, es un cuerpo momificado de unos 40 centímetros, encontrado en 1932 por los mineros Cecil Main y Frank Carr mientras buscaban oro en el estado de Wyoming (Estados Unidos). Tras emplear dinamita para volar una zona, encontraron una gruta interior en la que hallaron este pequeño cuerpo momificado, que llevaron a la cercana ciudad de Casper.

esqueleto momia montanas pedro

El cuerpo pesaba tan sólo 360 gramos, tenía los brazos cruzados y las piernas recogidas en la posición del loto, midiendo así 18 centímetros, aunque extendiéndose las piernas medía unos 35 centímetros. La momia conservaba las uñas y su piel aparecía arrugada y de color bronce, cubierta de una sustancia gelatinosa y oscura.

esqueleto momia montanas pedro pequeno

La momia se exhibió en numerosos sitios, apareciendo incluso en diferentes publicaciones, y fue pasando de dueño a dueño hasta que se perdió su pista en los años 80. Entre las especulaciones sobre su naturaleza, algunos antropólogos sostenían que la momia era un niño, mientras que ciertos radiólogos y doctores argumentaron que los restos pertenecían a un varón adulto de unos 65 años, debido a su dentadura, que incluso poseía unos caninos puntiagudos. Otras hipótesis especulaban que era una patraña de los propios descubridores, que añadieron una sustancia gelatinosa al cuerpo de un niño que robaron de una colección médica. La conjetura más disparatada es que pertenecía a un extraterrestre.

momia montanas pedro casper

Según una revisión en 2003 de las radiografías, se concluyó en base a su papada, que este cuerpo momificado correspondía a un niño anencefálico, posiblemente de un parto prematuro. Actualmente se ofrece una recompensa de 10.000 dólares por la momia, que se halla en paradero desconocido.

radiografia rayos x momia montanas pedro

Los nativos norteamericanos shoshone y crow cuentan ciertas leyendas sobre la existencia de una raza de humanos pequeños en las Montañas Rocosas, los Nimerigar, que medían entre 50 y 120 centímetros de altura. Las historias cuentan que vivían en la zona de Wyoming y luchaban contra los extranjeros de mayor altura ayudándose de flechas envenenadas.

momia montanas pedro wyoming

Según otros descubrimientos antropológicos realizados en norteamérica, se cree que una raza de pigmeos habitó en la zona antiguamente ¿Podría ser el vestigio de una antigua raza humana pequeña?

Más información en Legends of America, Subversiveelement, Museum of hoaxes, Anomalies Unlimited, Ilhawaii, Anomalia.org y Burlington News

Comparte este artículo

1 comentario en “La momia de las montañas Pedro”

  1. Nosotros los «humanos» hoy en dia ignoramos cualquier cosa que pudo aver pasado en el pasado. asi que puede ser que sean una agrupacion de enanos como dice Polo.

    Responder

Deja un comentario

once + 16 =