El universo en expansión

Hubble descubrió algo muy importante: que, midiendo la distancia que nos separa de las galaxias que podemos observar, casi todas ellas se están alejando de nosotros.

Esto reavivó la cuestión de si la Vía Láctea desempeñaba algún papel especial en el origen del Universo, o de si realmente se encontraba en el centro. Al fin y al cabo, el resto de las galaxias se estaban separando de ella…

Edwìn P. Hubble, el descubridor de la expansión del Universo.
edwin p hubble

En la actualidad se sabe que el efecto visto desde nuestra galaxia sería el mismo si observáramos desde cualquier otra parte del Universo. A gran escala, todas las galaxias se están alejando unas de otras: el Universo se expande.

El descubrimiento de Hubble hizo que en las décadas de 1920 y 1930 los astrónomos comenzasen a pensar que si las galaxias se estaban alejando, en el pasado tuvo que haber un instante en que estaban muy cerca unas de otras. Esto supuso el comienzo de las teorías que explicaban que el Universo se formó con una gran explosión, el llamado Big Bang.

expansion universo

Conociendo la velocidad a la que se separan las galaxias, y pensando que en algún momento estuvieron unidas, es posible calcular la edad del Universo. Así, se ha estimado que el Universo tiene una edad de unos 13.700 millones de años. A su lado, la Tierra es un planeta joven, ya que tiene «solo» 4.500 millones de años.

El Big Bang

Según la teoría del Big Bang o Gran Explosión, al principio toda la materia y toda la energía estaban concentradas en un punto. La materia estaba formada por partículas elementales (protones, electrones…) con gran cantidad de energía. Tras la Gran Explosión, las partículas se unieron para formar átomos.

big bang

Así, el Universo comenzó a hacerse cada vez más grande. Poco a poco se fue produciendo el enfriamiento del Universo, que al principio estaba a una gran temperatura. Se piensa que este proceso de enfriamiento continúa aún en la actualidad.

La radiación de fondo

Como consecuencia de esa explosión, debió quedar un residuo de radiación. Aunque esto se suponía desde que se planteó la teoría del Big Bang, no se pudo comprobar hasta 1964, cuando Amo Penzias y Robert Wilson midieron lo que llamaron la radiación de fondo.

Se trata de una radiación de microondas que baña todo el Universo, cualquiera que sea la dirección en la que se observe. Esta radiación se debió originar unos 300.000 años después de la Gran Explosión, cuando se comenzaron a formar los primeros átomos.

Aunque esta radiación es muy uniforme, en los últimos años del siglo XX se comprobó, gracias a las mediciones del satélite COBE (Cosmic Background Explorer), que había ciertas variaciones en su intensidad. Estas desviaciones de la uniformidad en la radiación permitían explicar la formación de galaxias: si el Universo fuera completamente uniforme, no se habrían formado galaxias.

Variaciones en la radiación de fondo detectadas por el satélite COBE.
radiacion fondo cobe

Compartir

Deja un comentario

quince − doce =