¿Cómo se devuelven a la vía los trenes descarrilados?

Las principales causas por las que un tren sale de la vía son el exceso de velocidad, defectos de trazado o de los railes, o problemas mecánicos del propio convoy.

Una vez que ha ocurrido – y suponiendo que no haya sufrido mayores daños – el tren es casi incapaz de moverse porque las ruedas, demasiado finas, tienden a clavarse en el terreno o en la zona empedrada que rodea las vías.

tren-descarrilado

El método consiste en utilizar una maquinaria que es un híbrido entre un remolque especial y una grúa. El llamado Bruff es también mixto en cuanto a su locomoción, ya que es capaz de desplazarse por carretera o por las vías del tren.

Cuenta con una polea hidráulica capaz de levantar los vagones y devolverlos a su sitio, uno por uno. Por eso es necesario desenganchar unos de otros antes de iniciar las operaciones.

Tamién existen simples vagones-grua en cada enlace importante, por si se da el caso.

Los más utilizados por la British Railways desde el inicio del ferrocarril fueron y son los Cowans Sheldon, vagones que inicialmente eran de vapor y después pasaron a llevar motores diésel.

Ambas máquinas son capaces de levantar unas 80 toneladas.

tren-descarrilar

Comparte este artículo

1 comentario en “¿Cómo se devuelven a la vía los trenes descarrilados?”

Deja un comentario

cuatro × 1 =