Cuentas de internet, herramientas indispensables de hoy

El usuario en internet está anclado al correo electrónico. Su uso es indispensable para desarrollarse en la interface.

Cada plataforma online, como las redes sociales que son las más concurridas, exigen una cuenta de correo electrónico para acceder a sus recursos. ¿Cómo comenzó?

Internet es por definición un espacio donde la información está democratizada, es decir, que cualquier persona puede acceder a ella.

cuentas internet

Desde el lanzamiento del Mailbox en 1965, el primer sistema de correo electrónico, en el Instituto Tecnológico de Massachusetts se evidenció que la información podía ser distribuida de forma masiva y que ahora todos podían estar su alcance con inmediatez.

Cambió la forma de comunicarse y las vías para hacerlo

Con la aparición del correo electrónico, hubo una evolución en la forma de comunicación. Las cartas y las respuestas con días de tardanza quedaron atrás. Todo esto implicó que las personas se empezaran a organizar de una forma diferente y muchas acciones de la vida diaria se simplificaron.

Después de un tiempo, apareció Hotmail en 1995. La intención de los desarrolladores, Sabeer Bhatia y Jack Smith, era acceder al correo electrónico mediante un navegador web. Hasta ese momento no era posible pero ellos trabajaron para lograrlo. Gracias a este patrón, con el tiempo surgió Yahoo! Mail, AOL Mail, Gmail, y otros servicios de correo que se conocen hasta ahora.

Cuentas en redes sociales

Actualmente, una persona que no tenga cuenta en al menos una red social, se considera excluida, pues su percepción del mundo está aislada de lo que sucede constantemente en el ahora.

Aunque haya informativos online, no podrá seguir a los líderes de opinión, ni conseguir, ni verificar la información si no está registrado en Facebook, Instagram, Twitter, Youtube, etc. Las grandes cuentas de internet que albergan la mayoría de los usuarios.

Cuentas falsas

Recientemente, unos investigadores expertos de la Universidad de Ben-Gurion del Negev, Israel y de la Universidad de Washington, programaron un algoritmo basado en inteligencia artificial para detectar cuentas falsas.

No explican cómo funciona, pues quedarían expuestos los secretos y sería otro proceso para blindar las redes, pero lo que sí han declarado es que se basa en las antigüedad que tiene el correo, cuántas cuentas están registradas con el mismo nombre o seudónimo, los gustos, la ubicación y la relación entre los usuarios.

Así, con este sistema de simplificar los registros y con la intención de que se utilice un solo correo, además de no parecer un fantasma en los algoritmos de Google, muchas páginas están omitiendo el proceso de creación de cuentas tradicional, nombre completo, correo y contraseña.

Es muy común observar que, si se quiere crear cuenta en diversos servicios web; por lo menos las que trabajan con miles de usuarios y tienen reconocimiento, están asociadas automáticamente a Facebook o Google, para crear la cuenta de forma sencilla.

El método anterior, simplifica aún más la navegación y trabajo en la web. Sin embargo, al estar expuesta información tan personal como gustos, ubicación actual y lista de contactos en un solo lugar, se corren riesgos.

Riesgos de la sincronización de cuentas en internet

Uno de ellos, es que las empresas externas que utilizan el servicio de anclaje a las pilotos, para que las personas ingresen a sus plataformas, obtienen toda la información que se les ofrece, pudiendo valerse para cometer crímenes como usurpación de identidad, chantaje o manejo de datos para influir en la sociedad con ciertos intereses. Por eso es recomendable prudencia al hacer registros en páginas de poco reconocimiento.

Al tocar el punto de la reputación y la transparencia, Facebook lleva más de una década siendo parte de la vida diaria de miles de personas, y desde que estuvo involucrado en el caso de la consultora Cambridge Analytica, ha perdido credibilidad.

La razón es que fueron utilizados los datos de 50 millones de personas para fines políticos. El escándalo hizo que sus acciones cayeran en la bolsa y según encuestas, cada vez más personas dejan de utilizarlo, aunque no se puede creer todo lo que sale en los medios.

Con esta situación queda demostrado que las páginas web son utilizadas para lograr grandes cambios en la sociedad, enfocados a cualquier objetivo que beneficie o perjudique a un común denominador.

Formar parte de ellas hace la interacción más fácil, pero hay que tener cuidado al compartir los asuntos personales, elegir bien lo que se desea mostrar al mundo y colocar los filtros correspondientes.

Cada día se suman más usuarios a internet, y el primer paso que se debe hacer es crear una cuenta de correo, preferiblemente Gmail, la que tiene más demanda. Los nuevos usuarios son personas muy jóvenes, la labor de los más experimentados es guiarlos en el camino para que la privacidad siga perteneciendo a ellos, y si desean entregarla que estén conscientes de lo que conlleva.

Compartir

Deja un comentario

cuatro × dos =