¿Cómo adquirir el hábito de leer?

La lectura es uno de los hábitos más regocijantes que una persona puede obtener y por ello muchos quieren aprender a cómo adquirir el hábito de leer. De esta manera podrás desarrollar tu cerebro de una manera más óptima y eficiente. Pero, ¿por qué leer?

Lo puedes ver como una especie de escape, un lugar donde te puedas desconectar de la realidad y relajarte. Una terapia que te permite desestresarte, dejar todo lo malo de tu día atrás y sentirte satisfecho cuando terminas una página. Pero estos son tan solo unos pocos beneficios de la lectura.

Beneficios de la lectura

Un estudio en 2016, revelado por la Escuela de Salud Pública de Yale realizó análisis en 3.600 hombres y mujeres de más de 50 años. Es increíble lo que descubrieron:

Las personas que leían 30 minutos al día por varios años tenían la posibilidad de vivir 2 años más que las personas que no leían nada. Todos estos resultados se deben a la estimulación cognitiva, los procesos de tu cerebro como el lenguaje, las decisiones y otros más, se nutren de las lecturas diarias.

Por a muchos les interesa cómo adquirir el hábito de leer, pues este hábito aumenta el léxico al expresarte, enriquece tus conocimientos y hasta prolonga tu vida. Al leer un libro con capítulos, haces que el cerebro conecte uno con el otro, siendo un ejercicio excelente para prevenir los efectos de la edad en el cerebro (Alzheimer).

¿Cómo empezar a leer?

Debes saber que debes seguir algunos pasos para saber cómo adquirir el hábito de leer. Lo primero es empezar con una rutina, pero ¿cuál?

Elige un libro que te entusiasme

Puedes buscar algún epub gratis, los hay de todos los tipos, autores y géneros. Elige un libro un tanto simple, los libros juveniles son ideales pues tienen la característica de engancharte. También puedes elegir alguno según el tipo de películas te guste ver: románticas, suspenso o ficción.

Define cuándo leerás

Reserva un momento del día para que puedas leer, tú sabes que tienes un pequeño espacio en tu agenda. Pero, más que una hora exacta, que sea un rango de horas o después de otro hábito.

Dedícale un tiempo, el que puedas

Por ahora, el objetivo son metas cortas y eficientes; por ejemplo, 15 minutos pueden ser buenos para leer 10 páginas. Si te parece mucho, solo abre el libro y obsérvalo sin leerlo. Funciona también por ahora.

Lleva contigo un recordatorio

Ya tienes un plan: qué leer, cuándo leer y cuánto leer. Pero no es suficiente, escríbelo en tu agenda, calendario o una nota en tu teléfono. Solidifica este compromiso.

Ahora, ¿cómo adquirir el hábito de leer?

Estás ya listo para empezar este viaje a través de la lectura, comienzas las enseñanzas y el conocimiento. Ya tienes tu plan, ahora comienza con el hábito.

Leer 15 minutos al día

Para desarrollar un hábito se debe practicar 21 días sin ninguna excepción y 66 días para hacerlo permanente. Ahora comenzarás 15 minutos al día.

No posponer, cero distracciones

Si quieres hacer algo, te esfuerzas. Nada de posponer la lectura, dañará tu plan y atrasará todo. Busca un espacio donde puedas estar concentrado, sin ningún distractor.

Lleva un libro a todas partes

Ya casi finalizando los 21 días, lleva tu libro a donde vayas, será tu mejor aliado y acompañante en todo lugar.

Más tiempo y más páginas

Ya te parecen pocas las páginas y el tiempo, ahora vendrá la intensificación. Ya serán 60 minutos y todas las páginas que puedas. Ahora que sabes cómo adquirir el hábito de leer y has asimilado la lectura, debes doblar la intensidad.

Un solo lugar no basta

Ya es momento que te vayas acostumbrando a leer en otros espacios ajenos. Así no te limitarás a un solo espacio.

Buena música de fondo

Una manera de concentrarte es apoyar tu lectura con música clásica, de sinfonías o relajantes. Algo como Bach, Vivaldi, Mozart o Beethoven pueden ser perfectos.

leer libros

Comparte este artículo

Deja un comentario

16 + 2 =