8 tipos de personas tóxicas de las que debes huir

Existen muchas personas que tienen el poder de hacernos sentir mal con su presencia o cualquier cosa que digan. Nos roban la energía e incluso nos hacen daño, aunque no sea de manera intencional.

Las personas tóxicas pueden ser nuestros amigos, conocidos e incluso nuestra familia. Lamentablemente son personas que llevan una nube gris encima, son envidiosas, negativas y muy quejonas; les cuesta vivir una vida positiva.

A continuación, te describiremos algunos tipos de personas que normalmente nos rodean. La idea es que sepas identificarlas con el fin de que puedas alejarlas de tu vida o de ponerles algún límite. ¡No dejes que contaminen tu vida!

1. La pesimista

La persona pesimista es aquélla que sólo ve lo negativo en todo y que trata de arrastrarte a ese mismo estado mental. No importa cuánto esfuerzo hagas para hacerles ver que hay más cosas positivas que negativas, siempre pensarán que tienen la razón.

Este tipo de persona es infeliz y nunca le pasan cosas buenas por el tipo de energía que irradia, vive atrapada en un círculo vicioso de negatividad.

2. La envidiosa

La persona envidiosa muchas veces se esconde bajo una capa, pero tarde o temprano deja ver su verdadera esencia. Le molesta el éxito de los demás y siempre desea lo que los demás tienen.

Es el tipo de persona que dice algo negativo y fulminante cada vez que estás feliz por algo. Inclusive puede llegar a hacerte sentir culpable. Una de las frases favoritas de un envidioso es “no es para tanto”.

3. La victima

Una persona que se hace la víctima es la cosa más desesperante del mundo. Siempre que haya un problema, tratará de hacer ver que los demás son los malos. Este tipo de persona jamás reconoce sus errores.

Siempre busca motivos para causar lástima en las personas y trata de hacerle creer a los demás que es noble y sensible. Al contrario de esto, actúa de manera premeditada para inculpar.

persona toxica

4. La descalificadora

La persona descalificadora tiene el poder increíble de minimizar los logros y las habilidades de los demás. Aunque no lo parezca, tiene muy baja autoestima y busca que los demás se sientan inferiores con tal de que ella se sienta bien.

Otro tipo de persona descalificadora es aquélla que te hace ver que tus problemas no son tan graves, son realmente apáticas y se creen muy racionales.

5. La chismosa

La persona chismosa es aquélla que disfruta de hablar contigo, te hace un cuestionario de preguntas y vive atenta a todo lo que haces.

Después de sacarte información importante y de averiguarte la vida, procede a contarles a otras personas. Algunas dejan la información intacta, pero otras se ponen más creativas de lo normal.

6. La narcisista

La persona narcisista es aquélla que vive hablando de sus logros y fortalezas pero que no quiere escuchar a nadie.

Este tipo de persona te llama a cada rato para pedirte algo, pero cuando tú la necesitas, desaparece como por arte de magia.

7. La arrogante

Una persona arrogante es aquélla que cree saberlo todo, quiere opacar a los demás, y usa el desprecio y las ofensas para alimentarse.

Lamentablemente, la arrogancia es considerada como un defecto. Este tipo de persona busca el reconocimiento desmedido y siente un orgullo excesivo sobre su persona.

8. La egoísta

El egoísmo en cierta medida no es malo, ya que procurar por nuestro bien es un comportamiento natural en el ser humano. Ahora bien, existen límites para todo y cuando se extralimitan los del egoísmo, se cae en un terreno oscuro.

Una persona egoísta siempre trata de obtener algún tipo de beneficio en la mayoría de las situaciones. Les cuesta compartir cosas materiales hasta con la gente que quieren y jamás dan si saben que no obtendrán algo a cambio. No prestan nada, ni hacen favores.

Este tipo de persona es un poco solitaria, tristemente la gente evita acercárseles. Sin embargo, quienes están con ella, se sienten lastimados a menudo.

Aléjate

Siempre se nos ha dicho que hay que aceptar a las personas tal cual son, pero esto no implica que tengamos que sacrificar nuestro bienestar emocional. Aunque nos cueste y aunque nos sintamos mal, lo mejor es mantenernos alejados de las personas tóxicas.

Lo correcto es que te rodees de gente positiva y que te llenes de energía, sólo así tendrás el estímulo necesario para alcanzar tus metas y tener una vida sana.

relacion toxica

Comparte este artículo

Deja un comentario

catorce − 2 =