Ventajas y usos de las cajas de madera

Las cajas de madera se llevan utilizando desde hace siglos como una forma de embalaje rígido y seguro, ofreciéndonos un nivel de protección óptimo.

Existen muchas clases y variedades de cajas de madera, las cuales tienen numerosos usos tanto para transportar y almacenar, como para conservar diversos bienes.

A pesar de que se utilicen cajas de otros materiales como cartón o plástico, es muy significativo que todavía se siga escogiendo en muchas situaciones a la madera como material para la confección de cajas y embalajes.

cajas madera
Las cajas de madera nos brindan numerosas ventajas a la hora de transportar y almacenar productos.

Esto es debido a las ventajas que nos aporta y que sólo la madera cumple. Para adentrarnos más en el tema, veamos las diferentes ventajas de las cajas de madera y sus usos principales.

Ventajas de las cajas de madera

El empleo de las cajas de madera como forma de embalaje, nos brinda infinidad de beneficios prácticos y sociales muy interesantes respecto a otros materiales como el cartón, así como las cada vez más necesarias, ventajas para el medio ambiente.

También hay que sumar a nivel empresarial, que suponen un beneficio económico que puede resultar bastante relevante para nuestro negocio. Resumamos sus principales ventajas:

Mayor protección

Comparadas con las cajas de cartón, las de madera consiguen evitar mejor cualquier daño que puedan sufrir los artículos contenidos, ya que funcionarán como una barrera efectiva contra los distintos factores externos como la contaminación, la humedad y demás agentes ambientales.

También son ideales como aislante térmico y acústico, siendo incluso beneficiosas para la salud en el almacenamiento de algunos alimentos. Otra de sus propiedades es que son anticorrosivas.

Aunque parezca a priori que la madera tiende a ser inflamable, en realidad posee una alta resistencia frente al fuego, al contrario que otros materiales. Esto la convierte en un contenedor de gran calidad y alta eficiencia energética.

Apilación óptima

Si las comparamos con otros tipos de materiales, las cajas de madera pueden apilarse de forma optimizada, de forma que aprovecharán al máximo el espacio donde se transporten o almacenen.

Y es que las cajas de madera ahorran espacio porque pueden apilarse a diferentes alturas sin problema.

Diversidad de modelos

En el mercado existen cajas de madera de diferentes tamaños y diseños, por lo que siempre encontraremos las más adecuadas para nuestro propósito.

Esto es importante porque conseguiremos perfeccionar los procesos de carga, descarga y almacenamiento, aparte de lograr una mejor protección de los artículos.

Se pueden utilizar numerosas veces

Al contrario que ocurre con otros materiales como el cartón (que solo puede emplearse una vez), las cajas de madera son ideales para un uso a largo plazo, ya que pueden reutilizarse muchas veces.

Por eso contribuyen al ahorro de la empresa o comercio, ya que no habrá que invertir recurrentemente en formas de embalaje.

Personalización

Las cajas de madera son totalmente personalizables, algo a tener en cuenta para visibilizar nuestra imagen de marca aprovechando el transporte y almacenamiento de nuestros productos.

Respetuosas con el medio ambiente

Las cajas de madera provienen de una materia prima natural que no requiere un proceso industrial para su obtención. También necesitan menos consumo de energía para su manufacturación si lo comparamos con otros materiales.

Como la madera es biodegradable y reciclable al 100%, las cajas confeccionadas con este elemento son respetuosas con el medio ambiente y la naturaleza.

Puede parecernos lo contrario por su procedencia de los árboles, para la verdad es que el empleo de la madera en los embalajes ayuda a cuidar los bosques, evitando que se abandonen o sean pasto de las plagas e incendios.

Esto es debido a que la tala de bosques para manufacturar madera supone una forma sostenible para su regeneración.

Cajas de madera para vino

Se emplean cajas de madera para vino porque son el mejor material para conservar las cualidades organolépticas de esta bebida.

cajas madera vino
Las cajas de madera son perfectas para conservar intactos el sabor, color y aroma del vino.

Debido a que la madera protege a las botellas de vino de la luz ultravioleta ambiental (rayos UV), los cambios de temperatura bruscos y los olores fuertes, se considera el mejor contenedor para este producto.

Si conservamos las cajas de vino en sitios donde las temperaturas no sean excesivamente frías o calientes, conseguiremos conservar el color, sabor y aroma del vino de forma óptima.

Cajas de madera para frutas y verduras

Aparte de los beneficios que otorga la madera para el transporte y almacenamiento de artículos, ¿qué otras ventajas especiales ofrece cuando se trata de frutas y vegetales?

En este caso, al ser alimentos perecederos, la madera es especialmente útil si se trata de transportar las cajas en camiones con cámaras refrigeradas, incluso en largas distancias.

cajas madera fruta
Gracias a las cajas de madera, las frutas y verduras se conservan mejor, ya que crean un microclima ideal para su preservación.

Esto es debido a que la madera posee propiedades naturales contra la mayoría de patógenos, lo cual garantiza la protección y conservación de un entorno salubre cuando se trata de almacenar y transportar frutas y verduras.

También que las cajas de madera, por su composición y diseño, permiten una mejor ventilación vertical a la vez que liberan la humedad que van reteniendo.

Así se crea una microatmósfera que conserva mejor las frutas y verduras, evitando que se deshidraten y a la vez no existan excesos de humedad durante el transporte y almacenaje.

Cajas de madera para decorar

Otro uso más original de las cajas de madera, al margen del transporte o conservación de productos, es el de servir como elemento decorativo. Y es que la madera consigue imprimir un estilo único e inimitable en cualquier composición decorativa.

Desde una mesita de noche a una estantería si juntamos varias cajas de madera, existen numerosas configuraciones que nos harán conseguir estilos nórdicos o boho chic de una manera muy fácil.

cajas madera estanteria
No hace falta mucha habilidad para armar nuestra propia estantería con unas cajas de madera.

Si nos decidimos a realizar alguna decoración de este tipo, simplemente tendremos que hacernos con el material, pudiendo comprar cajas de madera para tener la cantidad y tamaños exactos que deseemos.

Si somos manitas, hasta podemos crear nuestra propia mesa de comedor juntando dos cajas y añadiéndole las ruedas necesarias a la base. Aparte de quedar genial, serán muy útiles porque el interior de cada caja servirá como compartimento para guardar cosas.

cajas madera mesa salon
Las cajas de madera pueden ser nuestras grandes aliadas en cuanto a decoración, como en este caso, que han servido para confeccionar una mesita para el salón.

Trabajar con cajas de madera es muy sencillo en la mayoría de situaciones y podemos crear muebles muy cucos con unos simples pasos.

Otro ejemplo lo tenemos en este carrito para disponer al lado de la barbacoa, el cual se puede elaborar fácilmente apilando y fijando varias cajas. Para finalizar, instalaremos unas ruedas en la base.

cajas madera carrito barbacoa
Con unas cajas de madera y unas ruedas, podemos hacer un mueblecito para la barbacoa.

Lo mejor de las cajas de madera, es que podemos personalizarlas de maneras muy diferentes, por lo que obtendremos composiciones muy originales. Además, es muy sencillo jugar con las texturas y colores.

Por ejemplo, podemos barnizarlas para darles un toque rústico pero sofisticado, o bien podemos imprimirles un aspecto desgastado para que tengan un estilo más industrial y vintage.

Si nos decantamos por darles color, debemos saber que el color blanco suele ser un caballo ganador, aunque también funcionan muy bien los colores pastel.

Comparte este artículo

Deja un comentario

20 + dieciocho =