Ventajas de los apartamentos vacacionales

Actualmente el alquiler de pisos por dias está cobrando una mayor importancia a la hora de decidirse por un alojamiento para nuestras vacaciones. Para ello, se emplean pisos vacacionales privados que se reservan los días necesitados, ya sea un fin de semana o una quincena por ejemplo.

Como decíamos, esta clase de alojamiento está de relieve en la mayoría de ciudades importantes de España, pero también en el extranjero, por lo que puede resultar una interesante opción si queremos visitar los destinos más importantes de Europa. Y todo esto es gracias a las ventajas que nos ofrecen, no solamente económicas, sino en otros ámbitos. Vamos a hacer un breve repaso a sus virtudes.

Precios competitivos

Por supuesto que esta es una razón de peso para decantarnos por esta clase de alojamiento, y es que los apartamentos vacacionales nos permiten ahorrar una gran cantidad de dinero. Esto nos da la ventaja de disponer de más presupuesto para otras actividades en el lugar que visitemos. Si encima somos muchos integrantes en la familia, por poner un ejemplo, el ahorro será considerablemente más notorio, ya que el bolsillo se suele resentir si tenemos que reservar varias habitaciones en un hotel. Sin embargo, en un apartamento vacacional la ocupación es más flexible y podemos elegir una vivienda con las plazas necesarias por menos dinero.

Más acogedor

Una de las desventajas de alojarnos en un hotel es que nos resulta menos acogedor que un apartamento, que siempre nos recuerda más a nuestro hogar. Una de las razones es que posee más habitaciones, como el recibidor, salón, comedor, dormitorios, cocina, patios, terrazas, las cuales nos hacen sentir más cómodos y cercanos a nuestra casa.

Mayor independencia

Respecto a los hoteles, en los pisos por días no tenemos que dar explicaciones a nadie, por lo que no existen horarios de entrada o salida. Esto se traduce en una mayor independencia y autosuficiencia, ya que al poseer cocina y electrodomésticos, podemos cocinar y comer cuando queramos, sin atarnos a horarios. Podemos adquirir alimentos para prepararnos el desayuno, comida o cena según precisemos, y no tendremos que comprometer nuestra libertad para visitar la zona pensando en si se nos hace tarde.

Tendremos mayor intimidad

Otra de las ventajas de un apartamento vacacional es que podremos disfrutar de una mayor intimidad, ya que la vivienda corresponde a las personas que se alojen en ella durante el periodo de tiempo contratado. O sea, no tendremos que compartir la cocina o el baño con otros, como podría ocurrir en un hostal o albergue. Tampoco tendremos que aguantar colas para tomar el desayuno, comeremos lo que nos apetezca y siempre dispondremos de más libertad para movernos en ella, sin horarios que acatar. También evitaremos ruidos de habitaciones contiguas, algo que puede suceder en los hoteles.

Mejor adaptación a nuestras exigencias

Esta clase de viviendas, al poseer cocina equipada con electrodomésticos, nos permite cocinar como en casa, por lo que nos ahorraremos el dinero de ir a restaurantes. Incluso si vamos a realizar una excursión, podemos prepararnos algo para llevar y comer en el camino, posibilidad que no podríamos llevar a cabo estando en un hotel u hostal. Aparte, sus particularidades son mucho más convenientes y cómodas para familias con niños pequeños o si algún integrante tiene necesidades especiales a la hora de comer.

Favorecer la convivencia en grupo o en familia

Si salimos de viaje con la familia o bien un grupo de amigos, aparte de disfrutar de las experiencia de la zona, nos puede servir para crear vivencias y recuerdos estando con las personas que queremos. Esto se puede realizar si contamos con un salón como en casa, tal y como ocurre con una vivienda vacacional, aunque si queremos potenciar esta faceta, las casas rurales también son una buena opción para reunir a la familia. Igualmente, al existir habitaciones en la casa, siempre podremos tener nuestros ratos de intimidad cuando precisemos, por lo que es muy flexible para ambas vertientes: la de estar reunidos, y la de tener intimidad.

Conocer sitios más escondidos

Cuando viajamos, solemos visitar lo más conocido o los sitios más famosos, pero una de las ventajas de estar en un apartamento, es que al estar emplazados en sitios no tan turísticos o céntricos, podemos descubrir partes ocultas menos populares. Por lo tanto, podemos realizar un turismo más alternativo y encontrar joyas que no aparezcan en las guías turísticas.

parque vacacional

Comparte este artículo

Deja un comentario

quince − tres =