Sleipnir, el caballo de ocho patas

Según la mitología nórdica, el muro que protegía a Asgard fue destruido durante una contienda entre los vanios y los asios, por lo que el hogar de los dioses quedó desprotegido ante una ofensiva de los gigantes.

pared asgard

Cierto día un gigante constructor llamado Hrimthurs llegó a Asgard y ofreció sus dotes como constructor, pero a cambio quiso que le fuese entregada la diosa Freya, junto con el Sol y la Luna. Los dioses precisaban de su ayuda para llevar a cabo la reconstrucción, pero los términos demandados por el gigante eran demasiado abusivos.

thor dios

Sin embargo, el dios Loki planteó una manera de burlar al constructor para conseguir al menos que una gran parte de la pared fuese reconstruida sin tener que pagarle ninguna recompensa. Pensaron en proponerle un plazo de construcción de unos seis meses si quería recibir sus exigencias, a sabiendas de que no le daría tiempo de reconstruir el muro en tan poco tiempo.

Valhalla

El gigante constructor aceptó el convenio, aunque añadió otra condición: poder usar su corcel semental, Svadilfari, para ayudarle en las tareas de reconstrucción del muro. Los dioses confiaron en su engaño y el trato se llevó a cabo.

Pasados unos meses, los dioses se dieron cuenta que la restauración procedía de una manera más rápida a la pensada y empezaron a estar preocupados por tener que entregar la recompensa al constructor. Entonces el dios Odín amenazó al dios Loki con matarlo si el muro era finalizado antes del tiempo estipulado, por lo que este último observó al gigante constructor y comprobó que su rapidez residía en la ayuda que recibía de su caballo Svadilfari.

mason svadilfari

Así que Loki ideó un plan para apartar al corcel de su dueño. El dios se transformó en una joven yegua y atrajo al semental hasta unos matorrales, asegurándose que permanecería allí utilizando sus artimañas hasta el dia siguiente. Cuando Svadilfari regresó con su dueño, ya era demasiado tarde para terminar el trabajo. El constructor se enfadó tanto por haber caído en la treta de los dioses, que reveló su verdadera forma, la de un gigante de roca (uno de los peores enemigos de los asios). Entonces el dios Thor aprovechó para matar al gigante empleando su poderoso martillo, Mjollnir.

Meses más tarde, el dios Loki regresó a Asgard con un potro gris de ocho patas, fruto de la unión de Svadilfari y la yegua en que se había transformado el propio Loki. El caballo, que se llamaba Sleipnir, fue entregado como un regalo al dios Odín.

sleipnir

El caballo podía viajar por mar, tierra y aire y era más veloz que cualquier hombre o especie que poblase los nueve mundos conocidos.

odin loki sleipnir

odin sleipnir

sleipnir caballo ocho patas

Comparte este artículo

Deja un comentario

1 × 3 =