¿Qué es una mudanza sostenible?

mudanza

¿Sabías que se pueden realizar mudanzas sostenibles con el medio ambiente? ¿Y sabías que existen Empresas de mudanzas que nos pueden ayudar a realizarlas correctamente?

Si te interesa cuidar de la naturaleza, y estás pensando en realizar una mudanza, quizás te interese conocer esta nueva forma de evitar contaminaciones innecesarias, ya que con unos pequeños gestos, se pueden lograr grandes cambios.

Y es que la sostenibilidad y el cuidado por el medio ambiente son, para nuestra suerte, unas prácticas cada vez más arraigadas en nuestra sociedad, que ya se están transformando en una filosofía de vida para todos.

Por eso cada vez son más las empresas que han incorporado ciertos hábitos sostenibles a su forma de trabajar, ya que buscan actualizar sus modelos de negocio al siglo XXI para contribuir a vivir en un mundo mejor.

¿Cómo realizar una mudanza sostenible?

Ahora existen muchas empresas de Mudanzas y guardamuebles que siguen unas directrices responsables de ahorro y ecologismo para reducir el impacto sobre nuestro planeta.

Si estás a punto de realizar una mudanza, seguro que te interesa conocer cómo se realiza una mudanza sostenible y en qué puntos repara para cuidar el medioambiente.

Utilizar materiales reutilizables

Cuando se realiza una mudanza, el contenido debe ser organizado en cajas de forma que el embalaje proteja las pertenencias. Gracias a ello, podremos preservar todo lo valioso durante el traslado.

Una mudanza sostenible utilizará cajas reutilizables de cartón y plástico según los enseres que se deseen trasladar, debido a que hay objetos que requieren un tipo u otro de caja.

Se emplean estos tipos de cajas en concreto porque si son de calidad y se cuidan bien, pueden reutilizarse en posteriores mudanzas sin problema, ya que son materiales muy versátiles y duraderos.

Así se consigue reducir el impacto medioambiental al generar menos residuos, sobre todo si hablamos de las cajas de plástico, que son las que más duran.

De igual manera, los materiales para proteger y envolver los enseres deben ser también reutilizables, como por ejemplo, las mantas cuando se trata de proteger muebles.

Desprendernos de lo que no utilicemos

Seguro que si te has enfrentado a una mudanza, habrás descubierto que tenías muchos objetos acumulados sin darles uso.

En estas circunstancias, es cuando debes aprovechar para hacer una limpieza concienzuda de tus enseres, ya que de paso que no tienes que molestarte en trasladarlos, no serán un estorbo en tu nuevo hogar.

Piensa en si realmente vas a utilizar algo o no, ya que habrás tenido tiempo de comprobar si realmente lo has usado a lo largo de los años en el pasado.

A todo lo que veas inservible, puedes darle una segunda oportunidad, ya que puedes donarlo a personas que realmente lo puedan aprovechar y les sea más valioso que a ti.

Con este fin, existen organizaciones que te podrán ayudar a recoger lo que no vayas a usar para distribuirlo entre los más necesitados.

Reciclar residuos

Este punto tiene mucho que ver con el anterior, y es que, al realizar una limpieza por la mudanza, es frecuente encontrarnos con ciertos residuos que necesiten ser reciclados adecuadamente.

Hablamos de envases de artículos de limpieza que no vayamos a emplear, aerosoles, pilas descargadas, envases de vidrio, etc.

Lo mejor es que primeramente los dividamos según cada grupo y los clasifiquemos, para posteriormente, llevarlos a los sitios o contenedores de reciclaje adecuados.

Respecto a los aerosoles, en caso de que aún alberguen contenido, es recomendable llevarlos a un punto limpio, debido a que son residuos muy peligrosos por su alta inflamabilidad y no es recomendable que se junten con otros residuos.

Tendremos que depositar las pilas usadas en los puntos de recogida destinados a ello. A día de hoy es muy fácil encontrarlos, ya que suelen estar situados en las entradas de supermercados y grandes superficies.

Sin duda es una excelente acción para contribuir a reducir el impacto medio ambiental de una mudanza, ya que las baterías suelen contener fuertes contaminantes.

Electrodomésticos viejos

También es frecuente encontrarse con electrodomésticos viejos que finalmente no nos llevaremos a nuestra nueva vivienda.

En estos casos, también podemos desprendernos de ellos empleando varios sistemas:

Plan Renove de electrodomésticos

Es un convenio entre diferentes instituciones para impulsar económicamente la sustitución de antiguos electrodomésticos por otros de mayor eficiencia energética. Así se ayuda a reducir las
emisiones de CO².

Podemos informarnos en cualquier punto de venta de electrodomésticos que cuenten con el Plan Renove. Así al comprar el nuevo electrodoméstico, podremos entregar el antiguo.

Puntos de venta

En tiendas de electrodomésticos y demás puntos de venta, están obligados por ley a asistirnos en el reciclado de nuestros viejos electrodomésticos cuando vayamos a adquirir unos nuevos.

Punto limpio

Ahora en cada ciudad podemos encontrar un punto limpio, que es un recinto donde podemos llevar nuestros viejos electrodomésticos y demás residuos de nuestro hogar. Simplemente debemos informarnos a dónde debemos acudir y en qué horario.

Servicio de recogida

En muchas ciudades existe un servicio de recogida de grandes enseres, como muebles y electrodomésticos antiguos. Igualmente, debemos enterarnos de qué día de la semana suelen pasar por nuestra vivienda. Mejor informarse en nuestro Ayuntamiento.

Medicamentos viejos

Otro elemento que es bastante contaminante son los medicamentos. Y es que también es bastante frecuente que, al hacer limpieza frente a una mudanza, aparezcan medicamentos viejos que teníamos relegados y en el olvido.

Debemos reciclar los medicamentos caducados o que no vayamos a utilizar acudiendo a cualquier farmacia, ya que cuentan con los denominados Puntos Sigre, en los cuales se clasificarán adecuadamente.

Para finalizar

Realizar una mudanza sostenible tiene muchas ventajas, ya que aparte de respetar el medio ambiente, estaremos ayudando a los demás de alguna manera, aprovechando enseres que no vayamos a utilizar.

Seguir estas pautas a la hora de hacer una mudanza, nos hará ser más responsables con nuestra sociedad y la naturaleza que nos rodea, algo que debemos cuidar más que nunca.

Y si no estamos capacitados para ello, lo mejor es contar con profesionales o empresas de mudanzas, ya que nos ayudarán a realizarla de la manera correcta.

Compartir

Deja un comentario

5 + 12 =