¿Por qué trae mala suerte vestir de amarillo sobre un escenario?

Al igual que silbar cerca de un escenario o tejer próximos al mismo, existe la convicción que llevar prendas amarillas en el teatro puede traer mala suerte. ¿De dónde proviene esta creencia?

supersticiones vestir amarillo teatro espectaculo

Molière (Jean-Baptiste Poquelin), un mítico dramaturgo, actor y director francés del siglo XVII interpretó en su última obra, “El enfermo imaginario”, el papel principal de enfermo, aunque casualidades de la vida, él mismo estaba sufriendo una grave tuberculosis por aquel entonces.

El 17 de Febrero de 1673, mientras se representaba la obra por cuarta vez, Moliére sufrió un peligroso ataque de tos que le ocasionó la rotura de una vena, de la cuál manó sangre que fue tintando de rojo el traje amarillo que vestía. Tras perder el conocimiento, falleció a las pocas horas en su casa, y no en el escenario como suele afirmar la leyenda.

moliere Jean-Baptiste Poquelin moliere dramaturgo actor frances
Jean-Baptiste Poquelin (Molière) (1622 – 1673)

A partir de este suceso, vestir de amarillo fue relacionado con tan funesto accidente y entró a formar parte de la galería de supersticiones en el mundo del escenario.

Otra historia que vincula el color amarillo con la mala suerte, pertenece a Julián Gayarre, un cantante de ópera español que falleció a raíz de un desvanecimiento en el escenario mientras representaba la obra “Los pescadores de perlas”. Por supuesto, vestía una casaca amarilla.

Sebastian Julian Gayarre opera
Sebastián Julián Gayarre Roncal (1844 – 1890)

El incidente ocurrió cuando se dispuso a cantar una nota aguda, y tuvo la mala suerte que su voz se quebrara, desmayándose a continuación. Después de una profunda depresión, acompañada posiblemente por un cáncer de laringe, murió el 2 de enero de 1890 a la edad de 46 años.

Sebastian Julian Gayarre cantante opera Sebastian Julian Gayarre cantante

Comparte este artículo

9 comentarios en “¿Por qué trae mala suerte vestir de amarillo sobre un escenario?”

  1. Las supersticiones son una tontería, pero la gente cree en eso. Y las creencias son difíciles de eliminar de la tradición de los pueblos.
    Saludos.

    Responder
  2. No sabía que provenía de estas historias. Con razón se ve tan poca gente en la tele vestida de amarillo.
    A mi el color amarillo me encanta, y conozco a mucha gente que aunque no son actores no pueden con él.

    Responder
  3. Había oido lo de Moliére, pero desconocia que Gayarre también vestia de amarillo cuando se le quebró la voz.

    Lo que parece increible es la fuerza que tienen las supersticiones y como son capaces de perdurar en el tiempo.

    A mi el color amarillo me gusta mucho,tiene fuerza y da energia. Yo lo utilizo bastante en decoración: cortinas, cojines, flores, etc. Sobre fondo oscuro el amarillo da mucha luz.

    Un abrazo.

    Responder
  4. Hola, gracias por recordar a nuestro legendario tenor Julián Gayarre. He de hacerte una precisión o mejor dicho, corrección respecto al tema de la causa del fallecimiento del tenor Gayarre. Julián Gayarre no murió a causa de un cáncer de laringe, jamás tuvo esa enfermedad. Ninguna biografía bien documentada del tenor te dirá eso, excepto en wikipedia, donde alguien con total desconocimiento del tema atribuye el cáncer como causa de su muerte. Murió, y está bien documentado y atestiguado, de una una bronconeumonía gripal que le afecto seriamente el lóbulo izquierdo del pulmón, provocándole una fiebre extrema que debilitó y colapso su organismo. En esa época era una enfermedad mortal, de hecho en esos días Madrid y muchas ciudades de Europa padecieron una terrible epidemia de una gripe muy virulenta (popularmente se le denomino trancazo) que se llevo miles y miles de vidas. Un saludo.

    Responder

Deja un comentario

ocho + nueve =