El perfume y sus peligros

Antiguamente los perfumes se extraían de algunas glándulas olorosas de determinados animales; ahora eso es impracticable debido a que el proceso resultaría muy caro y además se contribuiría a la extinción de numerosas especies, lo cual es totalmente impensable. Por eso, paulatinamente se han ido sustituyendo estos compuestos naturales por otros sintetizados en laboratorios, sobre todo a base de plantas.

colonias_collage_commercial_perfumes_anuncios

Hay que ser precavido a la hora de aplicarnos el perfume, ya que algunos fabricantes de países donde no existe un control legal muy exhaustivo, emplean sustancias que pueden ocasionarnos reacciones alérgicas en la piel como eccemas o pigmentaciones que pueden durar un tiempo. Aparte de estas reacciones más o menos inofensivas, algunos perfumes pueden contener compuestos realmente tóxicos.

Es sorprendente observar cómo los restos de perfume pueden absorberse a través de la piel y yacer en el tejido adiposo; y no sólo eso, sino que hay que ir con mucha precaución por parte de aquellas mujeres que están en el periodo de lactancia, ya que que algunos compuestos químicos son absorbidos por la piel y pasan automáticamente a la leche materna.

fragancia-perfume-alcoholica

Aun así, no se ha demostrado que hagan daño inmediato sobre la salud de los humanos, pero todavía no podemos conocer su reacción a largo plazo, por lo tanto, es mejor evitar perfumes que tengan gran cantidad de compuestos químicos.

Lo que sí se ha demostrado, es que la mayoría de perfumes poseen alcohol, y éste se trata para eliminar sus propiedades con un compuesto llamado dietil ftalato, que la piel absorbe y puede producir una alteración en el sistema inmunitario.

Aunque es realmente difícil hallar algún perfume sin ningún tipo de compuesto químico, sí podemos hacer dos cosas importantes para evitar al máximo una exposición de sus efectos.

Primero es intentar conocer su composición y así no emplear aquellos que contengan un exceso de sustancias químicas. Y segundo, no aplicarnos directamente el perfume sobre la piel o echarnos la menor cantidad posible; es preferible hacerlo sobre la ropa, ya que de esta manera tendremos la seguridad de oler a esa fragancia que nos guste, sin los posibles efectos secundarios que ésta pudiera tener.

perfumes-set-fragancias

Comparte este artículo

2 comentarios en “El perfume y sus peligros”

  1. Me he quedado helada con lo del dietil ftalato. No sé si los que uso lo llevan, estaré pendiente de mirarlo porque no me ha hecho gracia que pueda producir una alteración en el sistema inmunitario.

    Responder
  2. Que yo sepa, no se puede conocer la composición de los perfumes ya que se consideran secretos para evitar que se copien.

    Esto hay que cambiarlo ya. No podemos dejar que nos metan sustancias tóxicas y dañinas sin avisar…claro que si avisasen nadie compraría y no tendrían negocio, se verían obligados a buscar sustancias no dañinas. Tenemos que conseguirlo.

    Responder

Deja un comentario

11 + dieciocho =