Ideas para encontrar pareja (en la vida real)

En la actualidad está muy de moda el asunto de coger al toro por los cuernos cuando se trata del amor. Resulta impensable ser el o la solterona del grupo de amigos y queremos encontrar desesperadamente a esa media naranja que nos complete y además traiga alegría a nuestra vida.

Principalmente no somos mitades, esa historia romántica que tal vez has leído en la que todos somos “medios seres” en busca de nuestra otra mitad perfecta no es cierta. Todos somos seres completos y capaces sin depender de nadie a nuestro lado, así que en este caso, para encontrar una pareja saludable lo primero que necesitas es estar estable y cómodo contigo mismo.

Puede que ya hayas tratado inscribiéndote en páginas de citas y conociendo personas que al final no hayan cumplido tus requerimientos, tal vez ya llegaste al punto de cansancio de las fotos falsas y las mismas preguntas una y otra vez.

Además, también comprendemos que seas una persona activa que quiere tomar acción en el tema de la búsqueda del amor, así que no es momento de rendirse, porque quizá lo que necesitas es simplemente una pequeña ayuda en cuanto ideas de dónde hallarlo, aquí te van:

1.- Ejercítate: Además de que te ayudará a mantenerte en forma y a mejorar tu atractivo físico, si practicas deportes o asistes a un gimnasio regularmente tendrás más posibilidades de conocer nuevas personas entre las cuales se puede encontrar el amor de tu vida.

Si ya asistes a un gimnasio, o haces un deporte desde hace tiempo, prueba realizar una actividad nueva. Inscríbete en las clases del tipo de baile que siempre te ha gustado, visita con más frecuencia la cancha de tu vecindario. La idea es hacer cosas nuevas y que las endorfinas que produce la actividad física te mantengan feliz mientras incrementas las posibilidades de encontrar pareja.

2.-Acude a fiestas o eventos: Aquí no se aceptan las excusas de que “no me han invitado”. Busca en internet eventos en tu ciudad con temáticas que sean interesantes para ti, pueden ser conferencias, convenciones, encuentros, conciertos y más. Alternativas culturales hay muchas. Lo mejor de esto es que ya tendrás algo en común con las personas que conozcas durante estos eventos, lo que ampliará las posibilidades de iniciar una conversación naturalmente.

3.- No descuides tu vida social: Si crees que no tienes tiempo para tener una vida social activa ¿Cómo pretendes tener tiempo para una relación? Estas demandan tiempo y energía, sobre todo al inicio donde hay que participar de todos estos rituales de conquista.

Cuando gozas de buena vida social tendrás ventaja al momento de conocer más personas. Y si aún no tienes vida social o no sabes cómo hacer para tenerla, empieza por inscribirte en un curso, un grupo de lectura, un taller, una fundación de voluntarios. La clave es que sea algo en lo que tengas interés. No le tengas miedo a los “extraños”, una vez tengas grupos donde relacionarte, lo demás lo hará tu encanto personal así que no lo escondas, cultívalo.

4.- Llama la atención inteligentemente: Como en realidad todos los lugares son potenciales para conocer gente nueva, un consejo es que estés alerta –no como un ventilador viendo hacia todos lados- sino que estés consciente que puedes conseguir a la persona ideal en un ascensor, haciendo las compras en el supermercado o en el transporte público.

Por esta razón es que te recomendamos expresarte “subliminalmente” para que sin necesidad de hablar las personas conozcan un poco de ti y si se interesan, se vean obligados a iniciar una conversación. Por ejemplo: Usa camisetas y cuadernos de tus bandas/series favoritas, lee en público (no finjas), personaliza el tono y case de tu teléfono, etc.

Todo esto con el fin de mostrar un poco tus aficiones y gustos sin que tengas que andar gritándolas por ahí. Ahora, la consecuencia de esto será que más personas te hablen, por lo que debes mantener una actitud amable y dispuesta a conocer personas. Si sufres de timidez, voluntariamente trata de sobreponerte.

Todas estas ideas pueden ser resumidas en pocas palabras: sal a la calle, haz cosas nuevas en compañía de personas nuevas y mantén una actitud abierta. En realidad muchas veces el amor llega cuando menos se está esperando, pero en otras ocasiones hay que propiciarlo.

El cambio de actitud es primordial para que puedas captar todas las oportunidades, un pequeño cambio en tus hábitos diarios puede traer resultados drásticos. Por ejemplo si sacas a pasear a tu perro rápidamente y en pijamas, de ahora en adelante puedes llevarlo a un parque donde otras personas también paseen a sus animales… ¡Aprovecha las oportunidades y diviértete en el proceso!

encontrar pareja

Comparte este artículo

Deja un comentario

tres × 4 =