El hombre que denunció a Pornhub por no subtitular sus videos

Que el mundo está loco no es ningún secreto, pero a veces leemos ciertas noticias en la red que rozan lo absurdo y nos resultan más disparatadas de lo normal. Es el caso de Yaroslav Suris, un ciudadano de Brooklyn que denunció a la página web pornhub por no subtitular sus vídeos.

La noticia saltó a los medios de comunicación el pasado enero, cuando Yaroslav interpuso una demanda colectiva contra Pornhub por dicha razón. Aunque nos pueda parecer un poco insólito, cabe mencionar que Yaroslav es sordo, lo que daría más sentido a su querella.

Con esta demanda, Yaroslav estaría rompiendo una lanza a favor de todos los hombres y mujeres sordos del mundo que podrían estar en su misma situación: tener que ver porno sin subtítulos.

subtitulado video

Según Yaroslav, es imposible disfrutar de un video porno si no escuchamos sus diálogos, ya que perdemos detalles de todo lo que ocurre en la historia. Y parece que el hombre llevaba ya tanto tiempo sufriendo esta situación, que al final se le ocurrió denunciar el caso ante los tribunales.

La denuncia contra Pornhub

Yaroslav Suris demandó a Pornhub, que alberga millones de videos para adultos, alegando que la falta de subtítulos del sitio violaba los derechos de los sordos y personas con problemas de audición, según dictamina la Ley para Estadounidenses con Discapacidades (ADA).

El hombre argumentó que los sordos y discapacitados auditivos, no pueden entender las partes habladas de los videos del sitio, negándoles así un digno acceso al contenido, según informó la agencia de noticias TMZ.

En los documentos de la demanda, Yaroslav llegó incluso a enumerar varios videos de ejemplo, como «Policía sexy hace hablar a un testigo», «Madrina buenorra cuida de su sobrino desobediente» o «Papá 4K – Allison habla con Papá Pícaro sobre el dinero de sus hijos».

Expuso estos títulos como muestra de los vídeos que no había entendido por la falta de subtítulos en los diálogos. Específicamente declaró que estos vídeos le habían resultado «confusos».

También afirmó que él y otros usuarios en su misma situación, se suscribirían al paquete premium si el portal web proporcionase subtítulos bajo esta modalidad de pago. Pero como no es así, ni siquiera merecería la pena pagar por esa membresía premium.

La denuncia interpuesta por Yaroslav, reclama que PornHub incluya subtítulos en sus vídeos, con el fin de que cumpla las leyes de la ADA y se convierta en un portal totalmente inclusivo. Y muy importante, también reclama daños y perjuicios.

¿Qué es la Ley para Estadounidenses con Discapacidades o ADA?

La Ley para Estadounidenses con Discapacidades o ADA (Americans with Disabilities Act) se estableció en 1990. Es una legislación que protege los derechos civiles de los estadounidenses y prohíbe la discriminación contra las personas con discapacidades en todos los ámbitos de la vida pública.

El propósito de la ley es asegurar que las personas con discapacidades, obtengan los mismos derechos civiles y oportunidades que los demás ciudadanos. La ley ADA también les otorga la protección necesaria para que dichos derechos civiles sean respetados, de igual modo que ocurre cualquier ciudadano sin importar su raza, color de piel, sexo, origen, edad o religión.

Garantiza la igualdad de oportunidades para las personas con discapacidades en los servicios públicos, el empleo, el transporte, las escuelas, las telecomunicaciones y los programas o servicios gubernamentales estatales y locales. La ADA está dividida en cinco títulos (o secciones) que se relacionan con diferentes áreas de la vida pública.

Por lo tanto, lo que Yaroslav Suris argumentó en su demanda, es que Pornhub estaba violando dicha ley, al no proveer un servicio correcto a las personas que tienen dificultades de audición o son sordas.

La respuesta de Pornhub

En declaraciones a TZM, Corey Price, vicepresidente de Pornhub, expresó: «Comprendemos que Yaroslav Suris demanda a Pornhub por impedir que cualquier persona sorda o con dificultades de audición disfrute de sus vídeos. Y aunque no solemos comentar las demandas en proceso, nos gustaría aprovechar esta oportunidad para señalar que tenemos una categoría con más de 1000 videos subtitulados. Esta sección tiene como objetivo mejorar la experiencia de las personas sordas o con problemas de audición que visiten nuestro sitio web.»

video subtitulos

Y esto es verdad, ya que Pornhub suele ser bastante hermético en sus comunicados, por lo que esta respuesta dejaría clara la predisposición de la empresa por mejorar y cooperar en solucionar este problema.

Corey Price declaró también que: «Cada video muestra un texto descriptivo que mejora la experiencia de los usuarios. Esto ayuda a los visitantes a distinguir cuándo habla cada personaje y marca los cambios emocionales en su voz o los sonidos que sea relevantes para entender la historia. Aquí en Pornhub, es importante que continuemos atendiendo las necesidades de nuestros usuarios y que el contenido sea accesible para todos.»

La verdad que leyendo las declaraciones del vicepresidente de Pornhub, no veo mucho sentido a la demanda, pues se ve una incongruencia entre las dos versiones. La única explicación es que a Yaroslav le parezca que tener tan sólo 1000 vídeos subtitulados, sea una cifra escasa. En eso sí puede que tenga razón, ya que estaría pidiendo una mayor atención para el público con problemas auditivos.

Corey Price también instó a los visitantes a expresar su parecer sobre la categoría de videos subtitulados: «Al integrar nuestra nueva categoría de subtítulos, ahora podemos hacer que algunos de los videos más populares, sean de mayor agrado para nuestros usuarios con problemas de audición. Los animamos a que visiten nuestra nueva categoría y nos den su opinión, lo que es especialmente importante, ya que queremos seguir ofreciendo contenido teniendo en cuenta a los usuarios con discapacidades.»

Para apoyar sus declaraciones, también se hizo eco de lo importante que era este público: «Según el Instituto Nacional de Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación (NIDCD), alrededor del 15% de los adultos estadounidenses (aproximadamente 37,5 millones) de 18 años o más, muestran problemas de audición. Si aplicamos esto al resto del mundo, donde también se puede visitar Pornhub, comprendemos que tenemos una gran audiencia con problemas auditivos.»

La verdad es que el sitio web ya tenía una categoría de vídeos subtitulados desde el año 2018, por lo que en teoría, puede que la demanda de Yaroslav no progrese porque Pornhub ya habría solucionado el tema de los subtítulos mucho antes.

Otra cosa es que la cantidad de vídeos porno sea escasa (sólo 1226 en el momento de escribir esto), pero no creo que se pueda acusar a Pornhub de violar la ley ADA cuando ya tiene una sección dedicada a las personas con problemas auditivos.

De hecho, también tiene otra sección llamada «Video narrado» en la que los vídeos incorporan audios describiendo las escenas. Se supone que estos vídeos ayudan a mejorar la experiencia de los usuarios ciegos o con problemas de visión. Y aunque es verdad que esta categoría tampoco tiene muchos vídeos (sólo 60 en el momento de escribir esto), la sección lleva en funcionamiento desde el año 2016.

Ambas categorías, que buscan mejorar el uso del sitio web para personas que tengan alguna dificultad auditiva o visual, están fomentadas por la división filantrópica de Pornhub, Pornhub Cares.

Yaroslav Suris, ¿un Robin Hood moderno?

Puede que la demanda de Yaroslav nos parezca bien porque defiende los derechos de las personas que a veces son olvidadas, pero viendo su historial de actividades, también nos pueden surgir dudas acerca de sus intenciones.

Y es que Yaroslav Suris no es nuevo en los tribunales, ya que también presentó una demanda contra el New York Post en 2019, declarando que el sitio web de este periódico albergaba videos sin subtítulos. También presentó más demandas contra Fox News y dos sitios porno, Redtube y YouPorn, por los mismos motivos. ¿Podemos ver a Yaroslav como un activista que busca defender a los colectivos oprimidos? Pues puede que sí.

Lo malo viene cuando nos enteramos que en el Departamento de Justicia de Estados Unidos, a Yaroslav lo apodan con el sobrenombre de «El pirata del software», ya que en 2002 fue juzgado por infringir los derechos de autor de varios paquetes de software (Adobe, Corel, Macromedia).

Yaroslav realizó múltiples copias de diversos programas que luego revendió por precios más bajos, siendo condenado a catorce meses de arresto domiciliario y a pagar 290.556 dólares en concepto de restitución.

También es algo sospechoso que busque una compensación económica en cada demanda que interpone. ¿No le bastaría con que estos sitios enmienden sus errores e incluyan subtítulos en la mayoría de sus vídeos?

¿Será que nos encontramos ante un Robin Hood moderno que lucha a favor de los derechos de los sordos y permite que accedamos a programas carísimos por precios irrisorios? ¿O quizás simplemente le gusta llamar la atención y ganar dinero con las indemnizaciones de las demandas? La verdad que nos faltan datos para conocer mejor cómo es realmente Yaroslav Suris.

Opinión personal

Desde luego la noticia suena a risa, porque cuando pensamos en una película porno, lo que menos se nos pasa por la mente, es que su argumento sea importante. De hecho, los guiones de los videos porno siempre nos han parecido un poco ridículos, ya que utilizan excusas absurdas para acabar siempre igual: en el catre.

Pero a la vez, y haciendo examen de conciencia, es verdad que la historia de un vídeo porno puede ser un elemento muy importante para ponernos cachondos.

En realidad, las conversaciones en estos vídeos ayudan a que nuestra imaginación se ponga en marcha, y ya sabemos que el sexo se encuentra en nuestro cerebro, así que ¿por qué privar a ciertos sectores de la sociedad de conocer los diálogos de las pelis porno?

videos subtitulos

Tampoco debemos olvidar cuando en el video ya están dale que te pego, y sueltan frases que ayudan a calentar nuestra imaginación. ¿Qué pasa si somos sordos y nos las perdemos? Pues que las escenas nos resultarán más frías.

Por eso, aunque la noticia parece un poco friki, es toda una declaración de intenciones, ya que es la forma que tiene Yaroslav Suris de encumbrar el porno como un arte cinematográfico más.

¿Qué es eso de menospreciar el porno como para no preocuparse de agregarle subtítulos? Pues claro que no, hay que tratarlo como otro vídeo cualquiera, y darle la accesibilidad correcta para todos los públicos. Que como se pongan tontos, convertimos el porno en una nueva categoría de los premios Óscar.

Casi todo el mundo consume o ha consumido porno, pero parecen existir muchos tabúes acerca del mismo. Es una industria que mueve grandes cantidades de dinero, pero tampoco parece estar bien vista entre la población. En este aspecto somos un poco hipócritas, porque no solemos confesar que vemos porno, por mucho que lo consumamos.

Quizás esto hace que no le demos la importancia que tiene, pero en verdad me parece genial que este hombre haya realizado la denuncia como una llamada de atención sobre algo que todos disfrutamos, o hemos disfrutado en algún momento de nuestra vida.

Y la verdad, comprobar que sólo han agregado 60 vídeos para el público ciego tras casi cuatro años, y unos 1200 vídeos para el público sordo en dos años, le da más sentido a la demanda.

Así que, aunque Yaroslav no gane el pleito, seguramente forzará a Pornhub a cuidar más estas secciones y a incorporar muchos más vídeos de los que tiene actualmente.

Fuente: https://metro.co.uk/2020/01/17/deaf-man-sues-pornhub-lack-sexy-subtitles-videos-12076519/

Comparte este artículo

Deja un comentario

dieciseis − 15 =