Electrodomésticos conectados a Internet, la revolución en el hogar

Cada día es más frecuente oír hablar de los electrodomesticos conectados a Internet, pues han demostrado su eficacia para hacernos la vida más fácil y cómoda en numerosas tareas del hogar. Y aunque en principio parezca un terreno novedoso o futurista, los electrodomésticos conectados son una realidad que ha llegado para quedarse en nuestras casas. Por eso es interesante conocer más datos sobre esta revolución tecnológica que gradualmente hará que prácticamente todos los electrodomésticos estén conectados a la red de redes.

Si no estamos familiarizados con este terreno, podemos hacernos preguntas como: «¿En qué consisten estos electrodomésticos conectados? ¿Cómo funcionan estos aparatos? ¿Qué ventajas nos ofrecen respecto a los dispositivos tradicionales? Vamos a responder a algunas de estas dudas.

La tecnología de la conectividad está cada vez más avanzada, y en ese afán por comunicar todo, como se hace con los dispositivos móviles, también se ha buscado la manera de lograr beneficios manejando a distancia los electrodomésticos de toda la vida. Estos aparatos, aparte de cumplir su función tradicional, ahora tienen la posibilidad de conectarse a la red Wifi del hogar para poder ampliar sus funciones y ser más cómodos en su uso.

Algunas de estas posibilidades ya las tenemos más asumidas, como levantar las persianas del cuarto a distancia, conectar la calefacción o el aire acondicionado antes de que lleguemos a casa, o hasta poner en funcionamiento la lavadora a cierta hora designada; pero otras tareas son más novedosas y por ello nos parecen más curiosas, como observar desde el móvil lo que tenemos en la nevera, descargar recetas en el horno para elaborar nuevos platos, o incluso hacer que la casa se limpie sola. Otro ejemplo sorprendente es que ahora desde las neveras es posible realizar la compra de lo que nos haga falta, por eso como decíamos, las posibilidades empiezan a ser prácticamente infinitas.

internet hogar

Gracias a este medio de controlar los diferentes aparatos, es más fácil llevar a cabo las tediosas faenas de la casa, y eso es un beneficio para nosotros porque cualquier ayuda siempre es bienvenida. Estos electrodomésticos se conectan a la red Wifi de la casa y el usuario se comunica con ellos por medio de alguna aplicación manejada desde el móvil o la tablet. Así podemos darles órdenes básicas como poner el aparato en marcha o detenerlo, u otras más complejas como indicarle diferentes modos de ejercer sus tareas.

Cabe recalcar que los electrodomésticos conectados en paralelo pueden aprovechar su inteligencia para controlar su funcionamiento en nuestro beneficio económico. Y es que son capaces de calcular valores externos como energía, ocupaciones, luz, temperatura, humedad, etc. por sí mismos y de forma automática para verificar su buena marcha. Gracias a este control, no habrá que estar pendientes de su consumo individual, sino que ellos mismos se encargarán de facilitarnos la información de su estado para evitar cualquier disparo en el gasto energético. Así podremos arreglar el problema con la máxima celeridad.

Y siguiendo con el tema del ahorro energético, se estima que el desarrollo de estos electrodomésticos conectados favorecerá un menor consumo para ser más sostenibles. Por ejemplo, actualmente cuando nos conectamos a las redes 4G, se optimiza el consumo energético mejor, así que se procurará hacer lo mismo con el resto de aparatos. Esto supondrá que podamos emplear el aire acondicionado en verano sin miedo a recibir facturas abultadas, o que podamos ponerlo en marcha con más tranquilidad y sin estar pensando todo el rato en un excesivo gasto.

Cada vez más y más marcas de electrodomésticos están integrando la conexión Wifi en la manufactura de sus aparatos electrónicos para el hogar. Con ello se logrará que los electrodomésticos posean una conexión directa a la red de Internet, y así será posible manejar cualquier electrodoméstico desde cualquier parte del mundo empleando cualquier dispositivo móvil igualmente conectado.

Resumiendo, vamos a enumerar las distintas ventajas que nos proporcionan los electrodomésticos conectados:

– Mayor eficiencia energética, algo que se hace aún más factible con los electrodomésticos más actuales.
– Mejor seguridad en su funcionamiento, ya que localizan posibles fallos como escapes de agua o una elevación de la temperatura del dispositivo.
– Productividad mayor en la ejecución de sus labores.
– Los aparatos conectados ajustan su tiempo de trabajo u otros valores como la velocidad y potencia.
– Utilización sostenible de los recursos naturales como el agua o la energía.
– El mayor beneficio es evidentemente la multiplicación de posibilidades del aparato y no tener que estar físicamente delante del mismo para gestionarlas.

Si no estamos familiarizados con la implementación de los aparatos conectados en nuestro hogar, es bueno saber que existen profesionales como las tiendas de electrodomésticos de Hermanos Pérez, las cuales pueden asesorarnos para llevar a cabo dicha integración. Por ejemplo, si estamos dudosos entre las diferentes calderas de gas, podrán ayudarnos a elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades y explicarnos las ventajas de su conectividad, pudiendo incluso hacernos demostraciones en vivo de los beneficios que nos aportarán.

casa inteligente

Comparte este artículo

Deja un comentario

11 − nueve =