El marketing directo sigue vigente

Actualmente parece que sólo exista la publicidad digital o sea la que más se emplee para promocionar cualquier negocio o producto. Pero la verdad es que el marketing directo a la antigua usanza se sigue utilizando porque continúa siendo igual de efectivo que siempre. De hecho, no tenemos que quedarnos con una sola opción, ya que si empleamos diferentes tácticas publicitarias, conseguiremos que se complementen a la perfección.

Esto es algo que conocen en Publidirecta, una empresa dedicada a la publicidad directa que sigue confiando en estas vías de comunicación para recomendar productos y servicios. Y es que existen medios como los flyers, el buzoneo o las sugerencias de azafatas, que llegan al público de una forma directa y eficiente. Por el contrario, el marketing digital puede flaquear en el componente personal o que no llegue a personas que no utilicen Internet. También hay que pensar que dentro de Internet, existen numerosas redes o medios distintos, y no siempre llegaremos a los mismos públicos, por lo que publicitarnos en Internet, no es sinónimo de que nos vayan a ver todos sus usuarios.

Otra de las ventajas del marketing directo es la eficiencia en la geolocalización. Si queremos que las personas que viven cerca de nuestro negocio se enteren de nuestra presencia, el marketing directo por buzoneo es, sin duda, un arma de gran potencia. Si por ejemplo, tenemos un negocio de comida rápida, es poco probable que una campaña digital nos pueda suponer una gran ayuda. Esto es debido a que el esfuerzo se dispersará en una publicidad que llegará a gente que no podrá acudir a nuestro negocio porque estará lejos de nosotros.

La distancia es algo a tener en cuenta cuando hablamos de medianas o pequeñas empresas, ya que tendremos que concentrarnos en nuestro radio de acción para publicitarnos. En estos casos, el marketing tradicional llegará de forma más directa a las personas que nos interesen y puedan convertirse en clientes potenciales. También incrementará la imagen de nuestra marca en la zona, y todo ello con un presupuesto menor y, en definitiva, de forma más eficiente.

Algunas formas de marketing directo son:

Buzoneo

Es sin duda una de las mejores técnicas publicitarias para cualquier ámbito comercial, practicada incluso por las grandes empresas. Una de sus ventajas es la segmentación, ya que nos permite encauzar la publicidad al público requerido. Por ejemplo, si queremos realizar buzoneo en Madrid, podemos efectuar una segmentación dependiendo de las zonas, barrios o áreas que engloben varias particularidades o elementos en común y sean adecuados para generar clientes potenciales.

Esta clase de publicidad tiene un componente creativo, ya que los folletos o flyers que se repartan en los buzones de las áreas escogidas, deben llamar la atención del público. Este elemento extra de creatividad puede producir un influjo e impacto a tener en cuenta en la imagen de nuestro negocio.

También cabe destacar que la información repartida en los buzones es palpable y material, pudiendo ser guardada para posteriores consultas en el futuro. Mientras que la publicidad digital es pasajera, la publicidad impresa permanece más tiempo e incluso puede ser conservada para el momento adecuado. Por ejemplo, si es el folleto de un local de comida para llevar, el usuario podrá consultar la carta de platos, teléfono, ubicación física, etc.

Y como hemos dicho anteriormente, el buzoneo es una técnica bastante asequible si la comparamos con otros métodos, por lo que sus costes reducidos estarán al alcance de cualquier negocio o empresa.

buzoneo marketing

Cupones de descuento

Este método es bastante tradicional, pero como cualquier técnica de marketing directo, ha probado su éxito con creces. Se trata de enviar folletos y cualquier clase de publicidad impresa que ofrezca información sobre ofertas en los artículos o servicios que ofrezcamos. Se puede aplicar en los elementos que tengamos margen para ofrecer dicho descuento y nos servirá para darnos a conocer o como gancho para que el cliente vaya a nuestro negocio.

Una vez que el usuario nos conozca, podremos vender otros servicios o productos en los que tengamos mayor margen de beneficio. Aparte de los descuentos, pueden organizarse otras clases de reclamos, como regalos, sorteos o promociones de nuevos productos.

Reparto en calle

Con el reparto de folletos en mano tendremos otra clase de publicidad muy eficiente, ya que la persona encargada de entregarla, lo podrá hacer en función de la edad, sexo o nivel social y económico de las personas que transiten por la calle. De esta forma tendremos una segmentación perfecta, aparte que podremos organizarla en la ubicación que queramos, como ciertos eventos especiales, universidades, centros comerciales, etc. Y por supuesto, en la ciudad que queramos también.

Otra ventaja de este marketing, es que la persona que reparta la publicidad, puede proporcionar más información y detalles a los transeúntes que la soliciten y estén interesados activamente en el producto o servicio.

Actividades publicitarias en plena calle

La actividad publicitaria a pie de calle recibe diversos nombres anglosajones como «street marketing», «ambient marketing» o «marketing de guerrilla». Aunque la más común sea la de entregar flyers o folletos a los transeúntes en la calle, existen otras acciones que buscan captar la atención de la gente de una forma más original.

En este punto los promotores entran en escena para transformarse en alguna imagen o personaje de acorde al producto que tengan que presentar. Por ejemplo, puede ser la mascota de una empresa, llevar un traje o disfraz que tenga que ver con el negocio, o cualquier otra actividad publicitaria original.

En este caso, se busca un impacto en los transeúntes para afianzar la imagen de la empresa. Esto producirá un efecto de marketing viral y los usuarios tendrán una experiencia de marca más contundente.

Promotores o azafatas

La publicidad directa realizada por promotores o azafatas también resulta ser muy productiva debido al carácter humano y personal que conlleva. Este marketing de trato más personal, puede emplearse en la comunicación de nuestra imagen de marca en eventos, ferias, zonas comerciales, congresos, convenciones, etc.

También posee un target comercial muy segmentando, ya que al igual que el reparto en la calle, podremos saber a quién irán dirigidas las actividades publicitarias. Por ejemplo, si necesitamos presentar nuestro producto en un congreso que se celebre en Madrid, simplemente habrá que encontrar azafatas en Madrid que cubran dicho evento.

Las actividades que realizan, no se limitan sólo a transmitir nuestra imagen de empresa, sino que pueden ser otras, como distribuir publicidad, entregar muestras o catas, realizar encuestas o ejercer de clientes misteriosos, por poner algunos ejemplos.

Actualmente la transparencia también está muy presente en estas actividades, por lo que aprovechando los avances tecnológicos, podremos saber la ubicación del personal, comunicarnos con ellos por chat o incluso ver fotografías del sitio. También es posible recibir informes, encuestas y reportes completos que requiramos, y todo ello a distancia y en directo.

Sin duda, el control de estas campañas es muy completo y en todo momento estará geolocalizado, por lo que no tendremos que estar presentes si queremos supervisar su funcionamiento.

También debemos tener en cuenta que los promotores o azafatas están especializados en el trato al público, por lo que su profesionalidad siempre supondrá un impacto positivo en nuestra marca. Empresas como PubliAzafatas llevan más de 25 años en el sector aportando toda su experiencia y personal para ofrecer un servicio de lo más rentable. Aparte de disponer de más de 25.000 promotores y azafatas para todo el territorio español y portugués, ofrecen todas las ventajas tecnológicas de tracking antes expuestas para controlar por Internet cómo funciona la promoción.

azafata marketing

Parabriseado

Otro sistema para llamar la atención de los usuarios y dar a conocer nuestra empresa, es colocar folletos o flyers en los parabrisas o retrovisores de coches y demás vehículos. Si el ayuntamiento de nuestra ciudad permite esta práctica, es otra publicidad que puede tener un gran margen de éxito. Esto es debido a que sabremos que la gente que recibirá la publicidad, posee un medio de transporte propio.

Carteles

Este sistema consiste en fijar carteles en sitios estratégicos o bien un gran número de ellos, con el fin de maximizar la atención de los viandantes. De esta forma podremos anunciar productos o servicios durante una temporada para incrementar nuestra presencia. Los carteles pueden ser emplazados en elementos de las vías urbanas (vallas, postes, paradas de autobús…), o bien sitios concretos como comercios, comunidades, ferias, congresos, etc.

La importancia de una buena planificación

El marketing directo es, en definitiva, un medio muy efectivo para captar clientes potenciales, y también una forma de crear los nexos necesarios para continuar un vínculo duradero con ellos. Tan sólo debemos saber medir qué estrategias son las más efectivas para nuestro caso concreto, ya que cada negocio y situación son diferentes.

Una vez reunamos la información suficiente, sabremos qué campaña será la más adecuada para transformar esa inversión en beneficios para nuestra empresa o negocio. Otro consejo a tener en cuenta, es que no debemos limitarnos a una sola estrategia, ya que si es posible, será mejor diversificar las actividades para lograr un mayor alcance.

Seguro que de esta forma, lograremos el éxito comercial a través de unas técnicas publicitarias optimizadas e inteligentes.

Comparte este artículo

Deja un comentario

uno × cinco =