El auge de los préstamos online

billetes

Los prestamos online se han convertido en estos últimos años en una de las mejores alternativas disponibles para solucionar nuestros problemas financieros. Y es que si alguna vez necesitamos dinero urgente para pagar deudas, poder solicitar un préstamo rápido es una buena forma de salir del apuro y hacer frente a improvistos.

No debemos olvidar que en la actualidad nos hallamos en tiempos difíciles, con muchos hogares españoles sufriendo obstáculos para llegar a fin de mes. Y lo peor es que la situación puede empeorar si surgen contratiempos que no esperábamos.

Ante este panorama en el que nos asola una crisis económica, las empresas de préstamos y bancos están apostando por las soluciones digitales y diferentes formas de conceder créditos.

Un ejemplo lo tenemos en los nuevos microcréditos, que nos permiten conseguir pequeñas cantidades de dinero que necesitemos de manera puntual. Una de sus ventajas es que gracias a ellos, nos evitaremos molestos papeleos.

Lejos quedan los tiempos en los que para obtener dinero para improvistos, debíamos ir a las sucursales bancarias para pedir un préstamo. Además de ser un método lento, requerían cumplir ciertos requisitos con el fin de que nos dieran el visto bueno, lo que era bastante frustrante.

Ventajas de los créditos rápidos online

De esta necesidad para solucionar situaciones en las que suframos aprietos financieros, nació el mercado de los créditos online.

Gracias a ellos tenemos la posibilidad de hacer frente a gastos imprevistos, como facturas que no esperábamos, seguros de estudios, temas de salud o incluso la posibilidad de ayudarnos a emprender proyectos como el desarrollo de una empresa.

Un ejemplo de estas nuevas soluciones la tenemos en los préstamos de 1000 euros o los minicréditos al instante, los cuales nos facilitan una cantidad de dinero en menos de 24 horas.

Si nos fijamos en los análisis económicos actuales, a día de hoy se autorizan en España el 90% de las solicitudes de créditos online. Y si observamos los datos demográficos, la media de esta clase de préstamos pertenece a personas de entre 22 y 45 años.

En cuanto a ocupaciones, el 82% de estos préstamos se concede a trabajadores, luego le seguirían los pensionistas y finalmente estarían los empresarios y autónomos.

Esto es algo normal, ya que estos últimos suelen sufrir frecuentemente problemas económicos en sus inicios o a la hora de fundar una empresa.

Es por esto que los créditos rápidos suponen un sistema de financiación muy conveniente para todos aquellos que requieran liquidez urgente.

Al final los canales tradicionales han ido dando paso a nuevas empresas, las cuales ofrecen servicios financieros aprovechando las ventajas de las nuevas tecnologías e Internet.

Entre estas soluciones destacan los créditos rápidos, de los que vamos a listar sus ventajas principales:

  • Rapidez: la tramitación de los créditos es muy rápida, ya que se busca precisamente la celeridad en la entrega del dinero, que generalmente ocurre en pocas horas.
  • Sencillez: la gestión es sencilla, ya que se busca no complicar los trámites. Así que generalmente no tendremos que presentar documentos para demostrar nuestra solvencia económica, lo que agiliza el progreso si estamos inscritos en alguna lista de morosos.
  • Online: podemos realizar las gestiones a través de un portal web, lo que facilita la comprensión y nos ayuda a revisar los puntos y condiciones a nuestro aire. También favorece la rapidez y comodidad de no tener que desplazarnos físicamente a ningún sitio.
  • Flexibilidad: podremos devolver el préstamo según nuestras posibilidades, lo que nos permitirá configurar los plazos mensuales cómodamente.

Préstamos con garantía hipotecaria si necesitas más dinero

Aparte de los créditos rápidos, también tenemos otras soluciones como los préstamos con garantía hipotecaria, que nos pueden servir para conseguir cantidades de dinero más altas. ¿En qué consisten?

Los préstamos con garantía hipotecaria son los que aseguran que cumplimos el pago de un préstamo empleando una hipoteca. O sea, en este caso situamos una casa o inmueble que tengamos como una garantía de que la deuda será resuelta satisfactoriamente.

De este modo, quien nos proporcione el dinero, podrá cobrarse con dicho inmueble si nosotros, como prestatarios, no cumplimos con nuestras obligaciones.

Como especifican en Kreditiweb, esta clase de préstamos tiene muchas ventajas.

Para la entidad que adelanta el dinero, supone una tranquilidad tener la seguridad de que en un mal caso, podrá recuperar su dinero.

Y para nosotros, el poder acceder a préstamos de cantidades mayores dependiendo del valor que tenga nuestra casa o inmueble, que será la garantía hipotecaria.

Los requisitos para concedernos el crédito son menos estrictos que los presentados por un banco, algo que suma ventajas a este tipo de financiación. Aparte, podremos tener el dinero de una forma rápida y sin farragosas gestiones.

Al igual que los créditos rápidos, también dispondremos de diferentes propuestas para escoger la que mejor se adapte a nuestro perfil.

Gracias a estos préstamos con garantía hipotecaria, no necesitamos tener unos ingresos elevados a la hora de la contratación. Incluso existen empresas que ni siquiera nos pedirán que dispongamos de ingresos periódicos.

Son ejemplos de que las condiciones de contratación son menos duras que las planteadas por los bancos.

dinero online

Otra ventaja es que tampoco tenemos que contratar productos o seguros asociados a la petición del préstamo con garantía hipotecaria. En este caso, la única condición esencial será establecer un inmueble como garantía de la devolución del préstamo.

Y para terminar, también cabe especificar que en muchas ocasiones podremos pedir esta clase de préstamos incluso si figuramos como morosos en algún registro como el fichero Asnef.

Comparando préstamos

Si nos encontramos ante la situación de tener que pedir un préstamo, lo más aconsejable es que estudiemos las propuestas que nos ofrecen diferentes empresas y bancos.

Por eso, antes de lanzarnos al vacío solicitando dinero, es mejor que empleemos un comparador de préstamos personales, ya que nos ayudará a elegir el préstamo más conveniente e incluso a ahorrar dinero.

Aparte de ahorrarnos tiempo buscando las condiciones más ventajosas, también nos servirá para informarnos mejor, ya que conoceremos en qué requisitos debemos reparar antes de solicitar un préstamo.

Y es que si no comparamos, lo más probable es que acabemos pagando de más por algo que en otra empresa podríamos haber conseguido más barato.

Por eso, dejar pasar la oportunidad que nos ofrecen los comparadores de préstamos online, es lo menos inteligente que podemos hacer. Conozcamos las ventajas que nos aportan.

  • No debemos pagar por utilizarlos, ya que los comparadores sacan dinero de las empresas que aparecen en sus comparativas, y no de nosotros.
  • Ahorraremos tiempo con el comparador, ya que ver un listado es más rápido que visitar empresa por empresa consultando estimaciones. Con el comparador introducimos la cifra que necesitamos, el tiempo a devolver, aparte de otros filtros si queremos, y nos ofrecerá una comparativa exhaustiva. A simple vista veremos la empresa que más nos conviene.
  • Tienen resultados actualizados, por lo que incluso nos podremos enterar de ofertas o condiciones ventajosas de igual manera que si entráramos en el sitio web de cada empresa.
  • Nos sirven para aprender las características más interesantes a la hora de contratar un préstamo personal, ya que al aparecer varios elementos en el listado comparativo, nos daremos cuenta de la importancia que tienen cada uno de ellos.
  • Suelen aparecer firmas competentes y de fiar, por lo que se descartan empresas de dudosa reputación.

Concluyendo

Actualmente no tiene mucho sentido pedir un préstamo a una entidad si antes no hemos realizado una consulta en un comparador de préstamos.

A pesar de que conozcamos bien lo que nos suelen ofrecer, nos pueden ayudar a estar al día en cuanto a nuevas tendencias. Aparte de ser rápido y gratuito, es un servicio del que obtendremos numerosas ventajas económicas.

Comparte este artículo

Deja un comentario

13 + 12 =