¿De dónde proviene la expresión OK?

La teoría popular dice que las siglas OK, que empleamos normalmente para expresar una aprobación o decir que todo es correcto, podrían proceder de la época de la Guerra de Secesión estadounidense. Cuando las tropas regresaban a los cuarteles sin bajas, escribían en una pizarra “0 killed” (cero muertos), y de ahí el OK.

ok

Pero realmente esta suposición no es correcta, ya que el primer texto donde constó dicha locución, se escribió 22 años antes de esa guerra. Fue en la publicación Boston Morning Post, el 23 de marzo de 1839, a cargo del periodista Charles Gordon Greene. Existe otro registro más temprano, en unos papeles sumariales de 1790 de la corte del condado de Sumner (Tennessee). El problema es que estos textos fueron escritos a mano y se consideran una fuente incierta, pues no se tiene certeza de que esté escrito OK, o bien las siglas OR (order recorded [orden archivada]).

ok mano

Verdaderamente se desconoce la etimología de esta expresión, ya que se le otorgan varias procedencias y es asombrosa la poca certidumbre que se tiene de su origen. Estas son algunas de los hipótesis manejadas, unas más probables que otras y varias de ellas desmentidas:

– Podría proceder de los esclavos africanos. En el diario de una plantación de 1816 hay anotaciones en las que se emplea la expresión “oh ki” y también existe otro listín de 1784 donde aparece el término “Kay”.

Obediah Kelly, que era un gerente de una estación de trenes, empleaba esta abreviatura (que coincidía con las siglas de su nombre) para rubricar los billetes. Más tarde en el entorno ferroviario se empezaron a utilizar estas siglas para firmar cualquier conformidad.

– Los indios de la etnia Choctaw (nativos de Norteamérica) emplean la palabra “okeh” para decir «sí».

– En 1943, un periodista de la gaceta Nottingham Journal manifestó que OK procedía del vocablo escocés “och aye”, que a su vez proviene de “och”, una adaptación de la locución “oh yes” (oh, sí), que apareció en el siglo XVI.

– La expresión OK provendría de la palabra finlandesa “oikea” (correcto).

correcto

– A lo largo del tiempo, varias industrias intentaron atribuirse la autoría de la abreviatura OK, contando que algún empleado firmaba con su nombre (algunos tan rocambolescos como Omar Kulemsky) los artículos que manufacturaba para determinar que habían sido procesados correctamente. En la fábrica de automóviles de Ford en Michigan, se decía que un inmigrante de Alemania llamado Otto Krüger, Oskar Krause e incluso Otto Kaiser (tantos nombres restan credibilidad), firmaba con las iniciales de su nombre los autos que habían sido revisados sin problemas.

OK podría provenir del término occitano “òc” (sí), que a su vez procede del latín “hoc ille” (sí). De todas formas, antes de que surgiese la expresión OK, la letra “c” de “òc” enmudeció y se podía leer “ɔ / ɔk”, convirtiendo esta hipótesis en algo improbable.

– Otra acepción sobre el origen de OK sería su relación con el término “omnis korrecta” (del latín) que empleaban algunos profesores para dar el visto bueno a los escritos, según afirmaba una carta enviada al periódico Vancouver Sun en 1935.

OK podría proceder del alemán “oll korrect” (todo correcto) o también de “ohne korrektur” (sin corregir). Otra conjetura apunta a que estas siglas eran empleadas por un comandante alemán que en la Guerra de la Independencia firmaba como “oberst kommandant”.

ok correcto

– Otra historia nos lleva a una campaña electoral del presidente Martin Van Buren (que fue octavo presidente de los Estados Unidos), conocido con el sobrenombre de «Old Kinderhood» en 1840. Para patrocinar su campaña electoral se creó una asociación llamada Club O.K., cuyo eslogan era “Vote for O.K” (Vote a O.K) y fue interpretado incorrectamente por Andrew Jackson (el séptimo presidente de los Estados Unidos) como “oll korrect” (all correct [todo correcto]).

OK también podría proceder del griego “ola kala” (todo bien). Se cree que lo utilizaban los marineros griegos cuando viajaban a Estados Unidos, ya que firmaban los barcos que estaban preparados con las siglas OK.

– Otra posibilidad es que proceda del francés “au quai” (al muelle), que era empleado por los pescadores franceses para aprobar un cargamento de peces de los barcos antes de desembarcar la mercancía en las lonjas. Otra acepción francesa sería “aux Cayes”, que era el nombre antiguo con el que se denominaba al puerto Les Cayes de Haití. “Aux quais” también se imprimía en las botellas de ron de Puerto Rico, famosas por su buena reputación.

– Otra hipótesis, que es la más respaldada por expertos en lingüística y varios diccionarios (como el conocido Oxford), sería que procede del parasitismo “orl korrekt” u “ole kurreck” (all correct [todo correcto]) que fue utilizado en la década de 1830 por diversas publicaciones humorísticas.

ok aprobacion

Comparte este artículo

Deja un comentario

2 + trece =