Consejos sobre los préstamos rápidos

Los préstamos rápidos o préstamos del día de paga son la forma más rápida y segura de conseguir dinero en poco tiempo, normalmente unas 24 horas, sin tener que acudir a la familia. Pero son un servicio urgente, con el precio de un servicio urgente, así que aquí te damos algunos consejos para que los uses de forma responsable.
 

1. Solo para urgencias

Los préstamos rápidos están pensados para las urgencias. Pagar un capricho con ellos, significa tener que pagar unos intereses muy altos y para la mayoría de nosotros no sería responsable hacerlo. Lógicamente puedes hacer con tu dinero lo que quieras y si estás absolutamente seguro de que vas a poder devolver el dinero, eres libre de pedirlo para lo que quieras. Pero piensa que a quien le viene mal pagar una cantidad este mes, generalmente también le vendrá mal pagar esa misma cantidad más los intereses el mes que viene.
 

2. Lee el contrato

Sabemos que los contratos son aburridos y más sabiendo que realmente no puedes negociar sus condiciones. Pero eso no justifica que no leas el documento. Ahora, muchas empresas han optado por redactar contratos con un lenguaje amigable y fácil de entender. En él deben aparecer el plazo del préstamo, la cantidad que tendrás que devolver, la parte de esa cantidad que son intereses y las tarifas que te aplicarán en caso de impagos, retrasos, extensiones del plazo, etc. Debes conocer todo esto antes de firmar. No hacerlo es una irresponsabilidad.
 

3. Compara opciones

Igual que comparas cuando vas a reservar una habitación de hotel o cuando vas a contratar un servicio de telefonía móvil, debes hacerlo con un préstamo rápido. A primera vista, todos son similares, pero en realidad puede haber diferencias en las tarifas, intereses, plazos, cantidades que te pueden conceder, etc.
 

4. Evita el sistema automático

Para acelerar todo el proceso de solicitud de crédito, las empresas de préstamos online utilizan un sistema de solicitud automático en el que te piden los datos de inicio de sesión de tu cuenta bancaria. En principio, este proceso es seguro, pero puede hacer que tu banco se desentienda de sus obligaciones respecto a la seguridad de tu dinero, ya que según el contrato que tengas en cualquier banco por tu cuenta bancaria, está estipulado que si cedes tus datos de inicio de sesión, ellos no se hacen cargo de futuros problemas de seguridad. Así que la entidad de préstamo no te va a robar, pero si lo hacen otros, el haberles dado tus datos de inicio sesión hará que el banco diga que no es su problema.
 

5. No pidas un préstamo para devolver otro

Si tienes que pedir un préstamo para devolver otro, es el momento de que establezcas un plan para salir de tu problema de deudas. Solo si el interés del segundo préstamo es menor que el del primero se justificaría endeudarte más. Si el interés del segundo préstamo es mayor, pedir un préstamo solo agravará tu problema. Tendrás que ahorrar reduciendo gastos o aumentando ingresos, pero otro préstamo no suele ser aconsejable.

prestamos rapido

Comparte este artículo

Deja un comentario

dos − uno =