Consejos para una fiesta infantil perfecta

Si estamos pensando en organizar una fiesta de cumpleaños para nuestro pequeño, pero no sabemos por dónde comenzar, o si queremos hacer algo especial y no sabemos cómo desarrollarlo, no hay que preocuparse, ya que os vamos a enseñar algunas ideas para realizar una fiesta infantil como un cumpleaños, y que todo salga perfecto.

Ante todo debemos exprimir nuestra imaginación, pensar en la diversión de los niños y tener buen gusto. Podemos programar actividades como carreras de sacos, comprar globos para decorar todo con sumo detalle, organizar un catering con comida original o preparar un recuerdo que los chicos se puedan llevar a casa como colofón de una fiesta inolvidable.

Idear una temática

Un recurso que dota de un sentido especial al evento es basar la fiesta en una temática. En vez de parecer que hemos aunado ideas dispares para la fiesta, una sola temática confiere estilo al sitio y hasta puede servirnos para ahorrar tiempo en diferentes aspectos.

Lo mejor es que tenga relación con algo que guste al pequeño anfitrión de la fiesta, aunque también existen ciertos clásicos que nos pueden servir, como el mundo del circo, algún personaje de su serie o película preferida, o elegir en el caso de que el niño sea muy pequeño, motivos infantiles como corazones, nubes, estrellas, lunas o animalitos.

Una vez escogido el tema, simplemente nos empaparemos de información sobre el estilo y miraremos imágenes que nos inspiren para decorar el evento: en el caso del circo, escogeremos unas rayas rojas y blancas; si es sobre una serie, emplearemos colores recurrentes de la misma o sus personajes; y si es sobre el cielo, emplearemos nubes, estrellas o lunas en tonos azules suaves, por poner ejemplos.

fiesta infantil

Crear una tarjeta de invitación

Si tenemos ya pensadas las personas que acudirán a la fiesta, podemos enviar unas invitaciones por correo postal para darle más importancia al evento. De paso nos servirá para realizar una actividad con nuestros pequeños, pues las podemos realizar manualmente o que incluso las hagan ellos mismos.

La originalidad es lo primordial al confeccionarlas, y que sean simpáticas, claro está. Podemos crear una tarjeta de invitación a la que engancharemos con washi tape una bolsita de celofán en la que meteremos dentro confeti o dulces. En la tarjeta especificaremos la fecha de la celebración y alguna frase que invite a acudir, del tipo «te esperamos».

Para inspirarnos podemos buscar por Internet algunas ideas, buscando «invitaciones fiestas infantiles» o términos parecidos. Incluso por Internet también podemos descargarnos algunos modelos para imprimirlos directamente si no se nos da bien el diseño y no nos importa que la invitación ya esté hecha y solo haga falta personalizarla.

invitacion fiesta infantil arco iris

Instalar un buffet apetecible con comida divertida

Esta idea nos viene de perlas para cubrir el tema de la comida y a la vez desentendernos de tener que repartirla. Así todos pueden servirse lo que deseen y comerán lo que les apetezca, dando una mayor sensación de libertad.

El buffet es una estupenda idea cuando se trata de ahorrar espacio, ya que no hace falta instalar sillas y las comidas no tienen que repartirse en platos. Esto deja más espacio para que los niños correteen y salten a sus anchas. Si preparamos el buffet en un entorno libre como el campo, un jardín o una terraza, será mejor porque no habrá que preocuparse de ensuciar nada.

Sobre los menús a servir, dispondremos comida divertida y que resulte agradable, ya que se come con la vista y el aspecto debe resultar apetecible y simpático. Algunas ideas: galletitas personalizadas, sandwiches con formas resultonas, patatas cortadas como corazones, trozos de sandía con forma de estrella… Disponer bocadillos o sandwiches con huevo duro y mayonesa suele gustar a casi todo el mundo, por lo que intentaremos buscar ingredientes que consideremos populares y apetecibles a cualquier paladar.

menu infantil fiestas

Es importante destinar un espacio a los dulces, donde podamos colocar recipientes con golosinas, caramelos, chuches o chocolates. También podemos repartir varias botellas de refrescos con pajitas para aplacar la sed y todo ello se puede señalizar con cartelitos para que no haya dudas de qué es cada cosa.

Si estamos realizando una fiesta temática, podemos exprimir al máximo nuestra imaginación para que la comida posea algún guiño sobre el tema dedicado. Incluso los platos, vasos, pajitas, servilletas o manteles poseerán los colores o motivos de la temática.

buffet fiesta infantil

Decorar el espacio

Una vez que tengamos arreglado el tema del buffet, cabe dedicarse a decorar el resto del sitio o sala. No hace falta decir que se debe respetar los colores y la ambientación de la temática escogida. Si es de flores, dispondremos guirnaldas y ristras de flores por toda la estancia, o cortaremos flores en cartulinas de colores para decorar las mesas, sillas, paredes o incluso globos.

decoracion fiesta infantil

Realizar actividades para entretener

Lo normal es que los niños se descontrolen algo y comiencen a armar un poco de jaleo en el sitio del evento, por eso lo mejor es planificar algunas actividades físicas y movidas que les entretengan. No es por ser meticulosamente organizado, pero estructurar un poco lo que se puede hacer, es una buena forma de que la fiesta no decaiga y no se establezca una especie de caos.

Se puede comer, jugar al escondite, soplar las velas de la tarta, y realizar actividades al aire libre tales como carreras de sacos, carreras atados de dos en dos, carreras sosteniendo huevos cocidos, juegos con globos o una ginkana en la que tengan que buscar pistas y notas que les vayan llevando a diferentes sitios hasta encontrar el premio final.

También se puede organizar un bingo, jugar a los disfraces o realizar manualidades entretenidas, para las que habremos dispuesto diferentes materiales como folios, papeles de colores, cartulinas, rotuladores, ceras, telas o celo. Incluso podemos realizar casas con cajas de cartón de electrodomésticos grandes y teatros de guiñoles confeccionados con dichas cajas, aprovechando calcetines y telas para hacer los personajes.

Los niños también se pueden hacer su propia máscara empleando una caja de cartón que forrarán con papeles de colores y terminarán personalizando con lápices de colores, ceras o rotuladores. Se les puede añadir luego orejas, boca, ojos y nariz, y completar con disfraces para el cuerpo.

disfraces fiesta infantil

Disponer una piñata

Colocar una piñata es otra actividad que divertirá a todos los pequeños, ya que es un valor seguro que no falla en cualquier fiesta infantil que se precie. Podemos confeccionarla nosotros mismos o la podemos comprar, ya que existen muchos establecimientos que la realizan por encargo a nuestro gusto.

piñatas

Montar un photocall o fotocol

Ahora que con el móvil estamos tan acostumbrados a inmortalizar nuestros momentos con fotos, colocar un photocall o fotocol para un poco de postureo es una idea fabulosa. Podemos confeccionar un fondo y dejarlo en un espacio donde nuestros pequeños y sus amigos puedan posar para hacerse fotos. El estilo del fotocol puede respetar la temática de la fiesta o bien tener otra ambientación especial.

Si todos los niños desfilan por el photocall, poseerán un recuerdo estupendo y divertido con sus amigos, pudiendo luego enviar las fotos por email a los padres para que las conserven.

Para confeccionarlo podemos emplear cartones pintados o forrados con papel, tela u otro material. Se puede crear un fondo decorado con adornos y otros motivos, o incluso podemos armar alguna figura en tres dimensiones en medio del escenario (como un coche). No hace falta gastarse mucho dinero en ellos, pues con cartones, papel de colores y cinta adhesiva, podemos crear auténticas maravillas.

También podemos dejar en la zona algunos elementos extra como gafas, bigotes, pelucas o marcos para sostener durante la ejecución de la foto y así darle dinamismo a la escena.

photocall fiesta infantil fotocol fiesta infantil

Poner un quiosco

Una idea estupenda es emplazar una especie de quiosco en el que se sirvan helados, pasteles, limonadas, o lo que más guste a nuestros pequeños, ya que serán ellos mismos los encargados de servir a los demás. Es una actividad que entretiene a todos, camarero y comensales, y podemos confeccionar nosotros mismos el puesto empleando cajas fuertes de cartón, tablones o cualquier elemento que nos sirva y tengamos a mano.

quiosco fiesta infantil

El pastel

Está claro que una fiesta, y más si se trata de un cumpleaños, no puede celebrarse sin una buena tarta como colofón de la celebración. Lo ideal es alejarse de las típicas y manidas tartas, en pos de algo personalizado a medida del agasajado o que al menos sea original. También sumamos puntos si la tarta igualmente sigue la línea de la temática de la fiesta. Recursos que siempre funcionan son que sea colorida, con formas irregulares y llena de objetos llamativos y simpáticos.

tarta cumpleanos

Entregar un detalle como recuerdo

Para terminar la fiesta con un buen sabor de boca, y que los más pequeños no se vayan con las manos vacías, podemos entregar un detalle cuando se vayan a ir, como piruletas personalizadas o una cajita llena de dulces con el nombre del niño y la fecha de la celebración. Si no tenemos tiempo ni maña para hacerlo, podemos encargarlo en alguna tienda de chuches, que suelen tener algunos recursos estupendos que nos sacarán del apuro.

regalos fiesta infantil recuerdo fiesta infantil

Comparte este artículo

Deja un comentario

veinte + 14 =