Consejos para elegir una silla de paseo todoterreno

Como padres a los que nos gusta salir de excursión sin importar el lugar, llega el momento en que debemos escoger la mejor silla de paseo para nuestros bebés. La silla debe tener una calidad óptima para aguantar toda clase de terrenos, como vías sin asfaltar o zonas más escarpadas. Y es que no hay mejor actividad que salir a pasear por la naturaleza o el campo con nuestro bebé, como forma de hacer ejercicio y de paso oxigenar un poco a nuestro retoño.

Por eso es importante saber qué silla de paseo todoterreno nos conviene más a la hora de adquirirla. Tenemos este artículo de sillas de bebé todoterreno en todobebes.online con el que podremos salir de dudas gracias a la comparativa que realizan de varios modelos, exponiendo sus pros y sus contras. De esta forma, leyendo sus características para compararlas entre ellas, aprenderemos qué puntos son importantes y necesitaremos en nuestro caso particular.

No es fácil elegir la silla de paseo todoterreno adecuada, ya que a veces nos vamos a encontrar modelos de sillas que presumen ser todoterreno, cuando realmente no es así, ya que no poseen la suficiente solidez. Aparte, debemos entender las diferencias entre una silla de paseo y un carricoche. Y es que no es lo mismo un cochecito que utilizamos cuando el bebé acaba de nacer a modo de cuna, que una silla de paseo, que está destinada a desplazar al bebé cuando ya puede sentarse.

Aunque nos fijemos más en el exterior de la silla de paseo, y que esta tenga un diseño deportivo, existen otros factores que debemos contemplar para elegir la silla de bebé adecuada. Vamos a enumerar las características más importantes que revelan la calidad de una silla de paseo todoterreno.

Ruedas

Las ruedas de la silla de paseo deben ser lo bastante grandes para poder atravesar terrenos pedregosos y rebasar obstrucciones como bordillos o hendiduras. De esta manera, la amortiguación será mejor.

Las ruedas pueden ser hinchables, o bien estar elaboradas con gel. En teoría, al estar confeccionadas con gel, evitaremos que se puedan pinchar ante cualquier accidente. Pero la ventaja de las ruedas hinchables es que poseen una mayor amortiguación natural, y realmente no suelen ocurrir tantos pinchazos como creemos. Para andar por terrenos escarpados, unas buenas ruedas hinchables serán muy eficientes. Si nos preocupa este tema y preferimos las que van rellenas de gel, tendremos que asegurarnos de que la silla de paseo cuenta con un buen mecanismo de suspensión en el chasis.

También debemos revisar que dispongan de un sistema de bloqueo en las ruedas delanteras para que no giren todo el rato. Esto nos permitirá inmovilizarlas en caso de andar sobre terrenos abruptos, con el fin de que no se queden atrancadas en cada piedra.

Amortiguadores

Esta característica es algo vital en una silla de paseo todoterreno, ya que debemos pensar que están destinadas para funcionar sobre caminos tortuosos. De esta manera, con una suspensión adecuada, podremos aminorar la brusquedad y zarandeos para que las excursiones exteriores sean más agradables. Una forma de verificar «in situ» si la silla posee unos buenos amortiguadores, es empujando el manillar en dirección hacia abajo varias veces y también sobre las ruedas delanteras.

Otra forma es asiendo el carro por el manillar para levantarlo un palmo del suelo y dejarlo caer. En ambos casos estaremos simulando movimientos bruscos, pudiendo observar si la silla tiene un zarandeo agradable de arriba a abajo con el que demostrar una buena suspensión. También es bueno que esta suspensión pueda cambiarse para adecuarla al peso del bebé o la clase de superficie por la que caminaremos.

Estructura de la silla de paseo

Es importante que el propio armazón o chasis de la silla sea sólido y resistente, ya que debe poder aguantar impactos de toda clase y traqueteos por terrenos escarpados. Cuanto más férreo sea, mejor aguantará sin hacer ruidos o evitará posibles deformaciones.

No debemos confundir que la silla de paseo sea resistente con que sea muy pesada, ya que tiene que ser cómoda de utilizar. O sea, debe haber un equilibrio entre resistencia y peso, para que haya manejabilidad y no tengamos que tirar de un mastodonte.

Otro factor a tener en cuenta es su estabilidad, ya que utilizaremos la silla de paseo en terrenos y superficies desiguales. Por ello si posee un buen equilibrio, evitaremos que se vuelque o subiremos mejor escaleras, etc.

Sobre el chasis del cochecito todoterreno, queda por aclarar que no todos llevan sólo tres ruedas, sino que también hay modelos de cuatro ruedas. La cantidad de ruedas no implica que la silla de paseo sea peor o mejor, así que habrá que fijarse en las características anteriores para determinar si un cochecito nos conviene más que otro. Aunque el número de ruedas es más cuestión de diseño que otra cosa, si acaso podemos deducir que con tres ruedas, se puede avanzar más rápido para sortear impedimentos, mientras que con cuatro ruedas tendremos más estabilidad.

Otros factores

El precio de la silla de paseo todoterreno puede ser muy variable, por lo que no es un factor que pueda determinar si una silla es mejor o peor. Lo que sí está claro es que puede suponer que nos decantemos por uno u otro cochecito, ya que podemos estar sujetos a un presupuesto, pero el precio no tiene por qué revelar una mejor calidad. Aparte debemos pensar que existen ofertas y rebajas que pueden hacer más provechosa nuestra compra.

Sobre la limpieza de la silla de paseo, sería interesante comprobar que las telas puedan retirarse para ser lavadas. No sólo porque con bebés las cosas se manchan con más facilidad, sino porque al salir al campo, es muy probable que se ensucie más.

La comodidad es otra característica en la que habrá que fijarse. ¿El asiento o el capazo donde irá el bebé es cómodo? Sobre todo debe tener un tacto suave y mucho mejor si es bastante acolchado. El manillar del cochecito también debe ajustarse a diferentes alturas para que podamos manejarlo sin problema.

Y sobre la seguridad para nuestro retoño, es recomendable que podamos agarrarlo a la silla con un arnés, de forma que no pueda caerse accidentalmente. Este factor se torna más importante cuanto mayor sea el niño.

sillas paseo todoterreno

Comparte este artículo

Deja un comentario

tres × cuatro =