Como teñir el cabello de manera sencilla

Cada vez hay más mujeres y hombres que se tiñen el pelo en casa debido a que es una solución muy cómoda y económica, algo que en estos tiempos que corren, cada vez miramos más.

Ya sea para cubrir unas incipientes canas, retocar las raíces, o modificar el tono de cabello en caso de querer cambiar nuestro aspecto, siempre podremos conseguir resultados profesionales incluso si nos teñimos nosotras mismas en casa.

Con el kit de tinte Mix Profesional podremos lograr un acabado perfecto y tendremos todo lo que necesitamos para hacerlo de manera sencilla y rápida, ya que en una hora o menos tendremos nuestro nuevo tinte aplicado.

Lo bueno de este tinte es que cubre completamente las canas, así que tendremos la absoluta seguridad de que el 100% de ellas quedarán ocultas de forma permanente.

kit tinte mix profesional

Otra ventaja del kit de tinte Mix Profesional, es que es el único que contiene 150 ml de mezcla colorante, por lo que tampoco tendremos problemas de que se nos quede corto, garantizando la cobertura de todo el cabello con un sólo kit.

En caso de que no sepas cómo teñir el pelo en casa con este kit, te vamos dar algunas pautas para lograr un aplique óptimo y algunos consejos para que el resultado sea perfecto.

Un tinte que respete el pelo y el cuero cabelludo

Uno de los objetivos cuando se trata de tintar el cabello en casa, es que el producto no dañe el pelo y cuide la salud natural del mismo.

El kit de tinte en casa de Mix Profesional, se diferencia del resto en que cuenta con la novedosa Tecnología PLEX, la cual protege al cabello cuando lo teñimos.

¿Cómo funciona esta revolucionaria tecnología? Pues se encarga de restablecer los enlaces de la estructura del cabello a nivel molecular, de forma que conservaremos un pelo fuerte, tanto por dentro como por fuera.

Esto es importante para un tinte cabello, ya que si cuida la salud del pelo, logrará que este sea más fuerte, con un tacto más suave y un aspecto más brillante.

Y es que hay procesos como decolorar, teñir u otros en los que el calor actúa sobre el cabello, que pueden provocar ese cambio en la estructura interna del pelo.

Por eso es importante que el tinte de pelo que nos apliquemos sea cuidadoso con nuestro cabello, ya que de lo contrario se debilitará y es posible que sea más quebradizo o tenga una apariencia de estar seco y sin brillo.

Gracias al novedoso tratamiento con PLEX Technology, el kit de tinte en casa de Mix Profesional cuidará que los puentes de las fibras capilares se reestructuren, no solo en el momento de la aplicación del tinte, sino en los días venideros.

Aparte de actuar por dentro, este tratamiento también restaurará los daños de la parte exterior de cada fibra capilar, que suelen verse afectadas cuando nos decoloramos o teñimos el pelo.

Para ello, favorecerá la regeneración de la cutícula capilar, que es la capa queratinizada más externa del tallo piloso del cabello.

También hay que pensar que en el tinte Mix Profesional se han agregado ingredientes naturales que sirven para fortalecer y mejorar la salud de nuestro pelo, como el aceite de argán o el pomelo.

El aceite de argán se extrae de un árbol de igual nombre que suele encontrarse en algunas zonas semi desérticas de Marruecos.

Recientemente se ha popularizado por tener propiedades muy beneficiosas para el cabello, como antioxidantes, ácidos grasos o vitamina E.

Los efectos en el pelo son visibles de forma muy evidente, ya que fomenta la elasticidad del cabello e incrementa la hidratación del mismo, de forma que se verá más suave y brillante.

El aceite de argán es también beneficioso para proteger las fibras capilares y el cuero cabelludo de la agresividad del calor de secadores, planchas y demás herramientas que sometan al pelo a altas temperaturas.

Respecto al pomelo, es un conocido cítrico con propiedades antioxidantes y numerosas vitaminas, por lo que resulta ideal para nutrir nuestro pelo y darle mucho brillo, siendo el complemento ideal junto al aceite de argán.

De hecho, esa gran cantidad de vitamina C que posee el pomelo, es perfecta para reforzar los tejidos conectivos con los folículos pilosos, lo cual se traducirá en una mejora del estado del cabello y un crecimiento óptimo del mismo.

Escogiendo el tono del tinte

Otro paso importante es saber con qué tono de color nos vamos a teñir el cabello. Aquí podemos decantarnos por uno que nos guste como elección personal, o bien podemos elegir el que nos favorezca según nuestro tono de pelo natural.

Si vamos a cambiar de color de pelo, lo mejor es apostar por los tonos naturales menos aventurados, y es que, si no queremos un cambio demasiado drástico, no debemos aclarar u oscurecer nuestro cabello más de tres tonalidades.

Así conseguiremos un aspecto más natural, ya que evitaremos que el color del tinte parezca demasiado artificial.

En caso de que tengamos imperfecciones en la piel como ojeras o manchas, es recomendable que no vayamos por tonalidades rubias demasiado claras o marrones muy oscuras, ya que estaríamos atrayendo la atención sobre esos elementos y apagando nuestro rostro.

Sobre las cejas, debemos tener en cuenta su color, pues como es lógico, si quedan demasiado oscuras respecto al nuevo tono de cabello, resaltarán excesivamente. En dicho caso, siempre podemos teñirlas.

Para las morenas naturales

Si queremos cambiar de aspecto, debemos elegir un tinte de pelo que sea dos tonos más oscuro o más claro que nuestro propio color de pelo natural, así que para las morenas, la mejor elección es optar con un color castaño chocolate.

Los tonos rojizos también son otra excelente elección para las morenas naturales. Aunque cabe precisar que los matices claros o caobas no son recomendables, siendo preferibles los que sean más oscuros.

Muestras de ello serían el rojo borgoña o rojo cerezo, debido a que producen un magnífico contraste con el tono de piel, algo que Rihanna dejó bien claro hace algunos años.

Tampoco debemos olvidarnos de las mechas balayage, que actualmente siguen marcando tendencia por dar un resultado muy vivo.

Esta técnica se basa en teñir el pelo con movimientos parecidos a barridos. Así conseguiremos que el cabello adquiera unas mezclas de diversas tonalidades.

No se tiñe la raíz, sino a lo largo del pelo, y sobre todo en la zona de las puntas, dando un especial énfasis a las partes que rodean la cara. Así se logra un efecto sorprendente que destaca los contornos del rostro.

Las transiciones entre los mechones coloreados con esta técnica son fluidas y suaves. Al contrario que las mechas californianas, con las mechas balayage conseguiremos un resultado más natural y sutil, siendo perfecto para dar luz al rostro.

Las morenas naturales deben huir de los tonos rubio ceniza, así como de las mechas rubias, ya que darán resultados muy impostados.

Si tienes el cabello castaño

Si tienes el pelo castaño, lo mejor es que te decantes por el rubio, aunque no todos servirán. Y es que un error frecuente entre las que tienen el cabello de este tono, es escoger un rubio claro, siendo en realidad una apuesta nada favorecedora.

El mejor consejo en este caso, es teñir el pelo progresivamente hacia rubios más claros, hasta conseguir la tonalidad que mejor te siente.

Suele ser una buena decisión porque te podrás habituar a ese color sin llevarte sorpresas desagradables.

tinte

Si queremos aclarar nuestro tono natural de castaño, también podemos confiar en las mechas, como las balayage o las babylights, que imprimirán ligeros reflejos de luz por todo el cabello. Así podremos lograr un matiz más claro y luminoso de una manera sutil y natural.

Para finalizar, otro tono que sienta de maravilla si tienes el cabello de color castaño, es el rojo oscuro (como a las morenas), ya que crea un resultado de gran contraste y es muy favorecedor si buscas algo atrevido.

Para las rubias naturales

Si el tono de tu pelo es rubio natural, cuentas con la ventaja de tener mayor facilidad a la hora de escoger el color de cabello, aunque siempre será mejor seguir algunas directrices para que el resultado sea perfecto.

La mayoría de colores castaños son ideales para las rubias, como pueden ser el castaño claro o muy claro, ya que ayudan a dulcificar el rostro y destacar el color de los ojos, sobre todo si son de color claro.

Por el contrario, si eres rubia natural, es mejor que no abogues por los tonos oscuros como el castaño muy oscuro o el negro, debido a que minimizará la luz de la piel y también es posible que logremos un efecto poco natural.

Si buscas algo atrevido, puedes apostar por los colores fantasía, ya que suelen ser opciones muy adecuadas para las rubias.

Cómo tintar el cabello en casa de forma fácil

Ahora que tenemos decidido el kit de tinte adecuado, nos toca saber cómo tintar el cabello en casa de forma sencilla.

Para ello, simplemente debemos seguir unos pasos, gracias a los cuales verás que puedes conseguir un resultado perfecto incluso haciéndolo tú misma.

Ante todo, se recomienda realizar una prueba de alergia unas 48 horas antes de teñirnos, aplicando algo de tinte en un solo mechón de la zona de la nuca.

Así podremos descartar cualquier reacción alérgica, aunque es una medida de precaución, ya que los tintes que se comercializan son muy seguros.

Lo mejor es que no nos lavemos el pelo antes de aplicarnos el tinte, ya que así el color penetrará mucho mejor en las fibras capilares.

Aunque parezca lo contrario, el pelo sucio con sus aceites naturales es mejor de cara a la aplicación del tinte.

De hecho, se aconseja lavar el pelo con abundante acondicionador uno o dos días antes del proceso, dejando el pelo unas 24 horas sin lavarlo antes del tinte.

Preparándonos para aplicar el tinte

Es primordial cubrirnos la espalda, torso y hombros con alguna prenda que no nos importe que se ensucie con la coloración, ya que de lo contrario, el tinte podría dejarnos alguna mancha en la piel.

Siempre podemos emplear un jersey viejo, alguna bata, capa de peluquería o incluso alguna bolsa de basura para evitar estas molestas manchas.

Respecto a la piel de la cabeza, lo mejor es recogerse el pelo primero para aplicar vaselina en las zonas que la piel entre en contacto con el cabello.

Nos referimos a la zona de la frente, las sienes, las orejas y la nuca.

Si vamos a teñirnos las cejas, tampoco debemos olvidarlas, rodeándolas también con vaselina.

Con este sencillo truco, por mucho que el tinte impregne las zonas que bordean el cuero cabelludo, este no penetrará en la piel y podremos retirarlo con facilidad, aparte de evitar irritaciones.

De lo contrario, es muy probable que terminemos con alguna mancha fortuita que costará mucho de aclarar, ya que al ser tintes permanentes, duran varios días en la piel.

A continuación, utilizaremos algún recipiente para mezclar el tubo de coloración permanente con la emulsión reveladora, tal y como se indica en las instrucciones del kit de tinte Mix Profesional.

Ahora ya podremos soltarnos el pelo para desenredarlo totalmente. Nos ayudaremos de un peine para dividir el cabello en diferentes partes, algo que nos servirá para aplicar el tinte con más facilidad.

Lo mejor es que fraccionemos nuestra cabellera en tantas partes como haga falta, teniendo en cuenta la densidad de nuestro pelo.

Por ejemplo, podemos separarlo en dos capas: superior e inferior; y estas dos secciones en dos mitades cada una: derecha e izquierda.

Si tenemos menos cantidad de pelo y es algo fino, no harán falta tantas divisiones.

Para sujetar cada segmento de cabello, será necesario emplear pinzas, siendo recomendables por su utilidad las de tipo «cocodrilo».

Cuando tengamos el cabello listo para aplicar el tinte, decidiremos si lo extendemos por toda la melena, o solo las raíces, de forma que no improvisemos su aplicación sobre la marcha.

Llegado este momento, será cuando nos tendremos que poner los guantes para manipular el tinte, viniendo estos ya incluidos en el kit de tinte en casa de Mix Profesional.

Aplicando el tinte

Si solo nos vamos a retocar las raíces, habrá que aplicar el tinte partiendo desde la raya de en medio de nuestra melena.

Para aplicar el tinte en la base del pelo, podemos emplear una brocha o pincel, o bien hacerlo con las manos (siempre que llevemos guantes, claro está).

Tendremos que dividir el pelo hacia un lado en líneas consecutivas (separadas por unos 2 centímetros de distancia) mientras vamos aplicando el tinte en cada línea. Nos aseguraremos de impregnar bien las raíces.

Para empezar, partiremos desde el centro hasta el extremo de una de las mitades de la cabeza; después teñiremos la parte contraria.

Según vayamos tiñendo cada sección, iremos situando el pelo hacia el rostro mientras lo sujetamos con pinzas.

Luego nos dedicaremos a teñir las raíces de la parte de atrás.

En caso de que retoquemos las raíces, lo mejor es utilizar la mayor parte del tinte (sobre dos tercios) en las mismas, destinando el tercio final sobrante para el resto del pelo.

Debemos dejar actuar el tinte el tiempo que nos indique el fabricante del producto, que suele rondar los 20 minutos aproximadamente, aplicando luego el resto del producto por todo el cabello para que el color de las raíces no contraste tanto con el resto de la melena.

Si deseamos aplicar el tinte por todo el pelo, debemos comenzar empapando bien las raíces, pero luego también cubriremos las demás partes de la melena, dejando trabajar el tinte en este caso el mismo tiempo, tanto en las raíces, como en el resto del cabello.

Si deseamos aumentar la absorción del tinte, podemos lograrlo aplicando algo de calor natural a la cabeza, como por ejemplo, cubriéndola con un gorro de plástico.

Cuando haya pasado el tiempo señalado por el fabricante, podremos peinar el producto en dirección desde la raíz hacia las puntas.

Lavado del cabello

Ahora nos queda aclararnos el pelo para eliminar cualquier resto de tinte.

Podemos emplear agua tibia (o fría si lo deseamos), ya que el agua a temperaturas frías ayuda a sellar el cabello, mejorando el acabado final.

En caso de que nos sobre tinte, no es aconsejable emplearlo para otra ocasión, ya que una vez que abramos el producto, es mejor desechar lo que nos sobre.

Con el cabello aclarado, emplearemos la mascarilla protectora 4 en 1 que viene incluida en el kit de tinte Mix Profesional, extendiéndola correctamente con un peine de púas.

Como ya hemos comentado, su uso es altamente recomendable, ya que reparará el cabello tanto internamente como exteriormente, cerrando las cutículas de las fibras capilares, algo que fijará la coloración mucho más.

Aparte, sus aceites esenciales de argán y pomelo dejarán el pelo suave y brillante.

Dejaremos actuar la mascarilla unos minutos y volveremos a enjuagar, de nuevo, con agua tibia o fría si es posible.

Para finalizar, dejaremos secar el pelo al aire libre preferiblemente o emplearemos un secador (utilizando un protector de calor siempre) y peinaremos como más nos guste.

Consejos para teñirnos el pelo

Para finalizar, vamos a hacer un repaso por algunos tips que nos conviene conocer a la hora de tintar el pelo.

  • Debemos tener en cuenta el estado en el que tengamos nuestro pelo, ya que puede influir en la intensidad del tono final. Un ejemplo de ello sería si lo tenemos algo dañado, ya que la coloración penetrará con más facilidad en las fibras capilares, logrando un resultado más intenso.
  • Respecto al punto anterior, en caso de tener las puntas abiertas y en mal estado, puede que logremos un efecto sutilmente degradado, con una intensidad de coloración que irá de menos en las raíces a más en las puntas.
  • Si tenemos el cabello canoso, seguramente lograremos un resultado algo más claro del que esperábamos, por lo que habrá que tener esto en cuenta.
  • De igual manera, si tenemos el cabello muy oscuro, es probable que obtengamos una coloración con un tono de menor intensidad. Esta es una de las razones por las cuales no es aconsejable realizar cambios de tonos muy drásticos.
  • En caso de querer cortarnos el pelo, es mejor que previamente hagamos este paso antes de teñirlo, ya que así será posible jugar con las desigualdades de color en las puntas, por ejemplo, adaptándonos al que será el corte real.
  • Debemos desechar la idea de que, si dejamos actuar el tinte más tiempo, el cabello agarrará mejor la coloración. Es mejor seguir los tiempos que marque el fabricante, ya que si nos excedemos, solo lograremos irritar el cuero cabelludo.
Compartir

Deja un comentario

1 × 5 =