Cómo es la profesión de desarrollador de aplicaciones web

Con la expansión del mundo digital y de la tecnología informática, se han creado toda una gama de nuevas profesiones diseñadas para satisfacer esa demanda dentro de este sector, que cada día crece más, y se convierte en indispensable en todos los sectores de la economía.

ordenador programacion

Dónde obtener un título de desarrollador de aplicaciones web

Junto a la revolución de los smartphones, los cuales se han convertido en verdaderos asistentes personales, también se encuentra la de las aplicaciones, por lo que es necesario en el mundo laboral disponer de personal cualificado y especialista en el diseño y programación de estas herramientas necesarias en el mundo moderno.

Dentro de la formación académica regular, tanto presencial como a distancia, existen muchos cursos y programas dirigidos al desarrollo de habilidades en el área de la programación de páginas web y aplicaciones.

Uno de ellos son los programas para obtener el Grado Superior Desarrollo de Aplicaciones Web, con el que se obtiene el título de Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Web para trabajar dentro del sector informático.

Al obtener esta formación, se obtienen herramientas para desarrollar y mantener aplicaciones web, apoyándose en las tecnologías existentes, de acuerdo con los estándares de accesibilidad y calidad.

Entre las capacidades más destacables de este tipo de profesional, está la configuración y explotación de los sistemas informáticos para las exigencias requeridas por los clientes. También tienen la capacidad de diseñar todos los controles de seguridad necesarios, tanto en páginas webs como en aplicaciones.

Por otro lado, el desarrollador es especialista en gestionar los datos para luego interpretarlos en su diseño lógico y adaptarlos a las normas de seguridad y calidad establecida, integrando los contenidos dentro de la aplicación web.

También integra todos los contenidos multimedia dentro de la interfaz de la aplicación web, para luego poder desarrollar servicios con el fin de que la aplicación web se integre con otras aplicaciones de forma eficiente.

Qué hace un desarrollador de aplicaciones

Antes de hablar del desarrollador de aplicaciones es importante saber qué hace exactamente una aplicación web.

Una aplicación web es la versión de la misma página web, pero desarrollada para ser usada en dispositivos móviles como smartphones y tablets, como una manera de adaptarse a este tipo de dispositivo.

A diferencia de la app nativa, es decir, aquella que se diseña exclusivamente para los móviles, la aplicación web tiene unas características muy particulares, como por ejemplo, necesitan un solo desarrollo indiferentemente del dispositivo, se puede acceder desde cualquier navegador y son fácilmente encontradas en los buscadores tradicionales como Google.

Aunque la tendencia actual está orientada para desarrollar aplicaciones nativas, éstas suelen ser más caras de desarrollar, y a veces, su inversión no es justificable, por lo que el uso de una aplicación web suele ser en muchas ocasiones, la mejor decisión.

Entre los tipos de aplicaciones web, las más conocidas son las siguientes:

  • Aplicaciones web estáticas.
  • Aplicaciones web dinámicas.
  • Tienda virtual o comercio electrónico.
  • Portal web app.
  • Aplicación web con gestor de contenidos.

Entre los ejemplos más claros de aplicaciones web está el mismo Google. que cuenta con web apps para todos sus servicios como Drive, Sheets, Gmail o Youtube.  Amazon, junto con sus filiales, también son otro ejemplo claro de versiones web app de las aplicaciones nativas.

Por otra parte, existen casos como WhatsApp y Telegram, que adaptan su plataforma para que también sean accesibles a través de ordenadores, desde donde se pueden leer y enviar mensajes, descargar archivos multimedia, entre otras funciones.

Otros ejemplos claros de aplicaciones web son: WordPress, uno de los gestores de contenidos más exitosos que existe, además de ser gratuito; Joomla, con una comunidad en crecimiento; y Drupal, un software libre que se adapta a cualquier proyecto.

Además de la selección del tipo de aplicación web a desarrollar, también se deben tener en cuenta las fortalezas y debilidades de cada modalidad, sobre todo en el momento de trabajar adecuadamente con el SEO correspondiente, que no es más que las estrategias para posicionar esa aplicación dentro de los motores de búsqueda como Google.

Las salidas laborales para este tipo de carrera son muy diversas, desde empleos como programador web o multimedia, desarrollador de aplicaciones en entornos web, dentro de un departamento de informática en entes públicos o privados, hasta poder trabajar de forma independiente.

Comparte este artículo

Deja un comentario

veinte + dieciseis =