¿Cómo encontrar comprador para tu coche usado?

Pueden existir infinidad de razones que nos obliguen a vender coche. Ya sea porque queramos darnos el capricho de adquirir uno nuevo, o porque no lo empleemos como antes (suponiéndonos una carga económica su mantenimiento), hay veces que necesitamos vender nuestro auto. Si vamos a tomar esta decisión, mejor que conozcamos algunos datos y consejos al respecto.

Lo más normal cuando tenemos que deshacernos de un coche, es que nos enfrentemos a dos situaciones, en las que intervendrán la antigüedad del coche y el estado del mismo. Si el coche no cumple unos estándares de calidad mínimos, no nos quedará más remedio que llevarlo a un desguace. Pero si todavía funciona y puede aprovecharse unos años más, también podemos venderlo como coche de segunda mano. De hecho, existen vehículos que siguen teniendo un estado estupendo y un motor que funciona a la perfección, pero que pueden no satisfacer estéticamente al propietario.

Si nuestro utilitario todavía tiene vida por delante, existen varias maneras de ponerlo a la venta. Una de las primeras que nos viene a la mente es llevarlo al mismo concesionario en el que adquiriremos nuestro nuevo coche. De esta manera nos podrán hacer un descuento si entregamos nuestro antiguo auto. La desventaja de esta medida es que a veces nos ofrecen una cantidad irrisoria que apenas nos compensa entregarlo de esta forma.

Otra vía es emplear alguna empresa de compraventa de coches de segunda mano, ya que pueden ofrecernos una compensación económica mayor que en el concesionario. Debido a que se dedican a estos menesteres, podremos tasar nuestro coche correctamente y nos facilitarán los trámites y papeleos para la transacción. Como última medida tenemos la opción de vender el coche personalmente a otro particular, aunque en este caso los trámites serán más engorrosos.

vender coche

Si al final queremos vender nuestro auto a través de una empresa o portal online dedicado a esta clase de transacciones, debemos conocer las ventajas que nos brindarán si lo comparamos con una venta particular.

Gestiones fáciles

Esta es una de las ventajas más visibles, y es que, si vendemos nuestro coche a través de una empresa online, tendremos menos dificultad para gestionar todo el papeleo. Esto es debido a que los portales web dedicados a la compraventa de coches de segunda mano, están acostumbrados a realizar numerosos tratos comerciales de autos. De modo que conocen los impuestos que se deben abonar en cada momento, como las transmisiones patrimoniales o el IVA, así como las situaciones en las que se pueda solucionar el financiamiento de un vehículo.

También la forma de redactar un contrato, o qué otras cláusulas legales son indispensables para efectuar una venta exitosa. Debemos tener en cuenta que cuando vendemos un coche a otro particular, tenemos que estar muy informados de los trámites y gestiones legales para evitar posteriores quebraderos de cabeza. Si empleamos un portal online para la reventa de nuestro antiguo coche, nos evitaremos muchas preocupaciones y dudas.

Mayor rapidez

Cualquier transacción a través de una empresa de compraventa de coches, resulta ser muy rápida aparte de muy simple. Casi todas las agencias nos ofrecen una forma de tasar nuestro coche teniendo en cuenta un importe estimado, por lo que lograremos un precio y oferta de forma inmediata en la mayoría de casos. En estas valoraciones, debemos comprobar si la tasación previa implica un compromiso de venta o si nos deducirán algo del precio final del auto.

También es posible emplear utilidades con las que podremos tasar de manera online nuestro coche. De esta manera, lograremos averiguar un precio estimado en diferentes portales web sin tener que movernos de casa y sabremos el que más nos conviene. Si hablamos de una venta de un vehículo entre particulares, esta facilidad no existe, ya que tendremos nosotros mismos que valorar y tasar nuestro coche. Y para ello habrá que contar con la tasación de un profesional, al que habrá que pagar.

Otro aspecto que resulta bastante farragoso si intentamos vender nosotros mismos nuestro auto, es el desarrollo de la puesta en venta, ya que seremos los máximos responsables de ello. Habrá que gestionar los anuncios, intentando poner el máximo número de ellos en varios sitios. También habrá que contestar las preguntas de los posibles compradores y efectuar las citas para que prueben el vehículo en carretera. Amén de los tediosos papeleos que ya hemos expuesto. Estos procesos se podrán solucionar si vendemos nuestro coche a través de una empresa de compraventa de coches.

Total seguridad

Si vamos a vender nuestro coche a un comprador particular, debe existir una gran confianza por los dos lados, y en especial si nos enfrentamos a situaciones especiales. Por ejemplo, si nuestro auto está financiado y no hemos terminado de pagar todas las cuotas, o si no tiene un buen seguro y lo comprometemos a la prueba en carretera sin conocer las aptitudes al volante del posible comprador.

Hasta la manera en que compartimos nuestros datos personales en Internet puede resultar un peligro, ya que es posible emplearlos en nuestra contra si caen en malas manos. Todo lo expuesto en cuanto a brechas de seguridad desaparece si empleamos una empresa como intermediaria para vender nuestro coche. Y es que, si contamos con la ayuda de profesionales en todo el proceso de venta de nuestro coche, obtendremos la seguridad de que las operaciones y transacciones se realizarán de una manera transparente y fiable.

Compartir

Deja un comentario

uno + nueve =