¿Cómo ahorrar para las vacaciones?

maleta vacaciones

Todos queremos tener algo más de dinero disponible para gastar en lo que nos apetezca. Un extra que nos permita, por ejemplo, pasar un fin de semana en la casa rural que hemos visto anunciada, vivir con algo más de desahogo, acudir al concierto que llevamos tanto tiempo esperando o irnos a esas vacaciones tan deseadas.

No hay fórmula mágica para conseguirlo. Sólo dos recetas: o ganas más en tu trabajo (o trabajas más para lograr una remuneración mayor), o gastas menos. Y para lograr lo segundo, nada mejor que ahorrar en todos aquellos gastos que puedas.

Una fórmula pasa por ahorrar en los pequeños gastos. Si lo haces y llevas una cuenta metódica, al cabo de un tiempo podrás comprobar que todos esos pequeños gastos, sumados en total, son una cantidad considerable. Es aquello de que un grano no hace granero, pero ayuda al compañero. Otra fórmula infalible para ahorrar es la de peinar el mercado en busca de las mejores ofertas para los productos que necesitas adquirir. Páginas como Ofertia Web son una ayuda para esa tarea, con ofertas, catálogos online y tiendas agrupadas por categorías.

Ofertas y catálogos online en tu zona

A estas alturas nadie duda de que Internet ha revitalizado los negocios y el comercio. Hoy en día podemos acceder a una cantidad de productos y servicios inimaginable hasta hace poco. Basta pensar que para determinados productos era necesario estar en el país que los producía. Hoy, basta un clic para que te lo envíen a casa.

Además, no es solo que tengamos acceso a productos que antes no podíamos encontrar, sino que podemos comparar precios y características entre diferentes negocios, y lograr descuentos que antes ni sabíamos que existían. Y es que los consumidores hoy pueden encontrar amplios catálogos de productos y ofertas en Internet, en lugar de tener que recorrerse todos los negocios y establecimientos para encontrar el mejor precio de lo que están buscando.

Hay webs, como Ofertia, que te muestran las mejores ofertas y catálogos de tu zona, para que te sea mucho más fácil localizar lo que quieres. Funciona de manera sencilla y muy eficaz: la web digitaliza, categoriza y geo-localiza todos los folletos con ofertas de almacenes y tiendas, y permite que el consumidor pueda utilizarlos en formato digital y lograr, de este modo, los mejores descuentos. Es, por decirlo de otra forma, una vuelta de tuerca al clásico folleto publicitario en formato papel: ahora se ha convertido en una herramienta que informa al consumidor digital, que tiene la posibilidad de comparar entre todas las tiendas de su zona para encontrar la mejor oferta.

Además, y para mayor comodidad, ofrecen a los internautas todos los catálogos de novedades agrupados por categoría. De esta forma, puedes encontrar los mejores descuentos categorizados como mejor te convenga: por marca, por nombre de la tienda, por producto, por categoría o buscando directamente las mejores ofertas tu ciudad.

Ahorro en pequeños gastos

Otra forma de ahorrar pasa, como te decíamos antes, por ir arañando del gasto pequeñas cantidades. Finalmente, comprobarás que lo que ahorras en total es una buena cantidad. Aquí vamos a ofrecerte algunos consejos y trucos que te permitirán evitar algunos gastos superfluos e innecesarios:

Controla tus gastos: sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo, pero con ayuda y unas pautas, todo es posible. Lo primero que debes hacer es conocer exactamente cuáles son tus gastos. Muchas personas no apuntan cuáles son los gastos de cada mes. Por eso, el primer consejo es apuntar en una hoja de Excel los gastos que realizas y agruparlos por categorías. Cuando hayan pasado unas pocas semanas comprobarás en qué gastas el dinero y tendrás la base para fijar un plan, priorizando en función de su relevancia.

Cuando te das cuenta que el gasto de un euro diario en un capricho es, en realidad, un gasto de 30 euros mensuales o 360 euros al año, las ganas de suprimir ese gasto aumentan. Por eso, la hoja de Excel te ayudará a tomar conciencia de cuánto supone ese gasto que creías pequeño y al que no le dabas importancia.

Revisa todos los gastos: cuando sepas en qué gastas el dinero, revisa todos tus gastos. Te encontrarás con que muchos de ellos son superfluos y puedes prescindir de ellos. Aquí va un ejemplo muy gráfico: la diferencia entre tomar el café por la mañana en la calle o en casa puede suponer al año más de 800 euros. Otro consejo: utilizando las categorías de la hoja de Excel, haz comparativas de precios de servicios como electricidad o telefonía. Seguro que aquí puedes ahorrar un buen pellizco.

Fija unas prioridades: cuando sepas detalladamente en qué y cómo gastas tu dinero, tendrás que decidir qué gastos son necesarios y cuáles no lo son. Es posible que debas renunciar a algunos. Lo importante es responder con honestidad a varias preguntas: ¿Qué es esencial? ¿A qué gastos, sin ser esenciales, no estás dispuesto a renunciar?

Elimina primero aquello que no te aporta nada. Por ejemplo: ¿realmente necesitas cenar tantas noches pidiendo comida a domicilio o se trata de una rutina que has generado sólo por comodidad? Responde con honestidad y quizá puedas lograr un buen ahorro. Es sólo un ejemplo, pero hay muchos gastos de este tipo.

Seguro que siguiendo estos consejos de ahorro y de control de gasto, podrás ahorrar para irte de vacaciones.

Compartir

Deja un comentario

12 − cuatro =