Chistes pésimos

Un elefante pregunta a un camello:
– «¿Por qué tienes las tetas en la espalda?»
– «Extraña pregunta…»- dijo el camello- «viniendo de alguien que tiene la polla en la cara…»

Un tío en un prostibulo le pregunta a la «madame»
– «¿Cuánto cuesta aquí acostarse con una mujer?»
– «Depende del tiempo.»
– «Bien… digamos que llueve…»

– «Doctor, me tiemblan muchos las manos.»
– «¿No será que bebe demasiado alcohol?»
– «Que va… si lo derramo casi todo.»

riendose-risa

Le están haciendo una entrevista de trabajo a un tipo:
– «Bueno, su curriculum es sorprendente. Aquí pone que usted habla inglés»
– «Si, claro, fui a un colegio bilingüe…»
– «Y también domina el francés»
– «Si es que mi madre es francesa…»
– «Y habla perfectamente alemán»
– «Si, es que mi padre nació en Munich…»
– «Y también conoce el italiano…»
– «Bueno, es que tuve una novia que vivía en Roma…»
– «Y también el portugués»
– «Bueno, es que en mi anterior trabajo me destacaron a Lisboa»
– «Muy bien, muy bien, queda usted contratado. Sólo una curiosidad… conociendo tantas lenguas diferentes… ¿Usted en qué piensa?»
– «¿Yo? En follar, como todo el mundo.»

– «Almirante, quince carabelas aproximándose.»
– «¿Una flota?»
– «No, flotan todas.»

Una pareja que cumplía su 50 aniversario estaba sentada a la mesa para desayunar, cuando el marido le dijo a su mujer:
– «Fíjate cariño, llevamos casados 50 años.»
– «Sí, hace 50 años estábamos en esta misma mesa desayunando juntos.»
– «Lo sé – dijo el viejecillo -. Hace 50 años seguramente estábamos aquí sentados, desnudos como una pareja de jóvenes jilgueros.»
– «Bueno, ¿qué hacemos, cielo, nos desnudamos?»
La pareja de viejecitos se desnudan y se sientan a la mesa.
– «Sabes, cariño – la viejecita le dice casi sin aliento- mis pezones están igual de calientes que hace 50 años…»
– «No me sorprende: uno lo tienes en el café y el otro está dentro del chocolate con churros…»

risa reir

– «Telepizza, ¿qué desea?»
– «Magdalenas… ¡No te jode!»

Pregunta el Fiscal:
– «¿Es cierto que Ud. El día de los hechos se cagó en los muertos del denunciante, en toda su puta familia, en la perra de su madre y en el hijo de puta de su padre, al igual que en toda la corte celestial?»
Respuesta del acusado:
– «No, es falso… Yo estaba tranquilamente trabajando en la fundición y entonces le dije: Antonio, por Dios, ¿no te das cuenta de que me has echado todo el acero fundido por la espalda y que es una sensación muy desagradable?»

Se hunde el Titanic. El capitán le dice al contramaestre:
– «Venga, coja ese pico, rompa la ventanilla, y larguémonos en una barca salvavidas.»
– «Pero… Capitán, aún hay mujeres a bordo…»
– «Sí, hombre, para follar estoy yo ahora.»

– «Me he aprendido la guía telefónica entera.»
– «¿De memoria?»
– «No, razonándola, no te jode…»

En una prueba de alcoholemia el Guardia Civil le dice al conductor:
– «Mire, ¿no le da vergüenza? (enseñándole el alcoholímetro que marcaba 3,45)»
– «¡Coño, las cuatro menos cuarto, mi mujer me mata!»

Había una vez una pareja bailando en una fiesta, cuando de repente a la mujer se le escapa un pedito. Muerta de vergüenza le dice al caballero:
– «¡Perdóneme gentil hombre, pero que esto quede entre nosotros!»
Pero el hombre agitando las manos dijo:
– «¡NO, QUE CIRCULE, QUE CIRCULE!»

Comparte este artículo

4 comentarios en “Chistes pésimos”

  1. ;) ;) Pues yo me he reido con todos…Hay algunos muy buenos, de pésimos nada,eh! por ejemplo el de la guía telefónica, el de la pregunta del Fiscal y el de la prueba de alcoholemia.
    Besikos!

    Responder
  2. Pues a mí me gustan, porque los chistes cuanto más estúpidos y absurdos, mejor.
    Normalmente un chiste inteligente no lo suele entender la mayoría de
    la gente, y no gustan tanto.
    Los mejores son los relativos a las cosas que pasa en la vida cotidiana, pues son los que más hacen reír a todo el mundo.
    Por ejemplo, José Mota (ex- de Cruz y Raya), tiene un humor clásico,
    de la gente de los pueblos pequeños como el suyo.
    Él es de Montiel (Ciudad Real) de unos 550 hab./aprox, y os aseguro que la mayoría de los personajes como «La Blasa»,ó «La Repu», existen ó han existido en su pueblo, ó alrededores.
    Por cierto, ésto lo sé, porque toda mi familia es de un pueblo situado a escasos 10 km del suyo, que se llama Terrinches.
    Para mí José Mota es un «Crak».

    Responder

Deja un comentario

2 − dos =