Canibalismo en la historia

El canibalismo es el acto o la práctica de alimentarse de miembros de su propia especie y, usualmente, se refiere a humanos por parte de otros humanos (en este caso, también se llama antropofagia). Por extensión, se emplea también para referirse a la reparación de maquinas o vehículos mediante la reutilización de piezas de otras máquinas similares.

El término proviene de la supuesta práctica por parte de la tribu Caniba o Caribe.

canibalismo-01-canoa

El canibalismo entre humanos por motivos culturales es atribuido a muchas tribus y etnias en el pasado, ya que actualmente ha decrecido su práctica y en las civilizaciones modernas es rechazado socialmente y legalmente sancionado; la extensión y aceptación social en el pasado es un tema extremadamente debatido en la antropología. Los casos particulares en sociedades modernas se relacionan con situaciones extremas de hambre, criminales o personas con problemas psicológicos. Una característica del canibalismo es la concepción de que “caníbal es siempre el otro”, por esto los ejemplos puesto abajo hablan de culturas lejanas de la occidental. Mismo la rusa, que es parte europea, pero fue alejada por su pasado comunista.

En los yacimientos arqueológicos de Atapuerca, mediante el estudio de las marcas en los huesos, se ha demostrado que se practicaba un canibalismo ritual, siendo ésta la referencia sobre canibalismo más antigua de Europa.

canibalismo-02-antropofagia

Hace 800 000 años la cueva de la Gran Dolina era una cavidad rellena solo en parte por sedimentos. El vestíbulo de esta cavidad se utilizó entonces por los homínidos como un gran campamento central de referencia, que servía de refugio para evitar los rigores del clima y el peligro de los predadores. En su interior los grupos de homínidos realizaban actividades cotidianas, como fabricar herramientas y compartir el alimento procedente de la caza y de la recolección de plantas y pequeños animales.

canibalismo-03

canibalismo-04

Después de sus festines, los homínidos abandonaban en la cueva los huesos troceados, golpeados y raspados de animales como ciervos, jabalíes, gamos o bisontes, que habían cazado en el entorno. Con el paso del tiempo, los restos quedaron cubiertos por los sedimentos y dio comienzo su proceso de fosilización. Pero mezclados con estos huesos, se han encontrado también los restos óseos de seis homínidos.

canibalismo-05

Los huesos de dos niños, dos adolescentes y dos adultos muy jóvenes aparecen también troceados, con marcas de descarnado y golpes producidos con utensilios de piedra. La conclusión del estudio de estos fósiles humanos es muy clara: en aquel campamento se practicó un canibalismo que, con toda seguridad, carecía de cualquier intención ritual. Es muy probable que un grupo de homínidos cazara y diera muerte a otro grupo, que luego devoraron como una presa más en un acto de puro canibalismo gastronómico.

Algunas tribus indígenas de América solían comerse a los prisioneros de guerra tras rituales como el que se daba en culturas aztecas o mayas tras el sacrificio ritual en el cual el corazón de la víctima le era extricado. Estas costumbres vinieron decayendo conforme los españoles se fueron adueñando de América, pero en otras partes del mundo y en casos aislados en América, el canibalismo se siguió practicando.

canibalismo-06-indigenas-america

Varios arqueologos dicen que algunas ruinas en Sudamérica contienen muestras de canibalismo, y se discute sobre la extensión del canibalismo ritual en algunas culturas africanas (como el caso relacionado con la enfermedad Kuru) o polinésicas (se piensa que fue el destino del capitán James Cook)

El kuru es una rara enfermedad causada por un prion y se presenta casi exclusivamente entre los habitantes de Nueva Guinea, quienes practicaban una forma de canibalismo en la cual se comían los cerebros de los familiares muertos como parte de un ritual funerario. El kuru produce cambios neurodegenerativos parecidos a los de otra enfermedad por prion, la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, que se presenta esporádicamente en el mundo y de la cual se desconocen los factores de riesgo.

canibalismo-07-kurupapoea

Sin duda una de las sociedades que más desarrollaron esta práctica en el pasado fue la de los Guaraníes, que lo practicaban con fines religiosos.

El principio básico que sustentaba la antropofagia guarani era que la persona acumula energía a lo largo de su existencia, y que esa energía puede ser utilizada por otra persona para expandir la conciencia. El objetivo vital de los guaraníes era trascender los límites de la existencia cotidiana accediendo a lo que llamaban “La Tierra Sin Mal”; un estado vital en donde una persona escapaba al daño, e incluso a la muerte (como supresión del nivel físico de la existencia). En este contexto, consumir la personalidad de una persona primero y su cuerpo físico después daba a el practicante un plus de energía imposible de conseguir por otros medios. De allí que los guaraníes no comieran a cualquiera, sino solo a los mejores. El canibalismo era parte del Camino de la Perfección o Aguyé.

canibalismo-08-guaranistaden

El gran toqui araucano Lautaro lo practicó a vista y paciencia de todos cuando capturó al español Pedro de Valdivia, conquistador de lo que luego sería Chile. Primero torturó a Agustinillo, el criado del conquistador. Luego Pedro fue torturado, desnudado y con unas conchas filosas llamadas pellos, Lautaro hizo arrancar la carne de los antebrazos del español. Esta carne fue asada ante los ojos de Valdivia y luego consumida por Lautaro, quien así se desquitaba tantas atrocidades cometidas por Valdivia contra los araucanos.

canibalismo-09-lautarocanibalismo-10-pedro-valdivia

Si el bello y erudito emperador inca Atahualpa se comió algunas partes del cuerpo de su hermano y rival Huáscar es algo que la historia no ha podido aclarar. Atahualpa se ha visto acusado de canibalismo, pero la realidad es que Atahualpa solía tomar bebidas en el cráneo de su hermano Huáscar, a quien hizo asesinar y convirtió la sesera en botijo. Posteriormente Atahualpa fue asesinado por Pizarro.

canibalismo-11-atahualpa canibalismo-12-atahualpa

En la antiguedad, una hermosa mujer consumió las cenizas de su marido y hermano, Mausolos. Artemisia de Halicarnassus era la apasionada esposa y hermana a la vez de Mausolos, el rey a quien se le ocurrió morirse demasiado joven. Tras cremar las cenizas de Mausolos, Artemisia tomó una porción de ellas, las disolvió en vino dulce y se tragó esta extraña pócima. Lo que quedó de sus cenizas fue enterrado en una lujosa tumba, y desde entonces el nombre de Musoleo recuerda al rey Mausolos, cuyo cuerpo fue parcialmente consumido por su viuda.

canibalismo-15-artemisia-de-halicarnassus

En Africa, muchos reyes practicaron el canibalismo en tiempos antiguos. Mtombazi, ancestra de quien viene el linaje real de los zulúes que culminó en el unificador y gran guerrero Shaka, solía comerse los senos de sus rivales dado que creía que así asimilaba más potencia sexual y fertilidad.

canibalismo-16-mtombaz

Atila el Huno es considerado uno de los caníbales más sanguinolentos de la historia. No solo hay la leyenda negra de que se comió el corazón de su hermano Bleda, a quien asesinó para reinar solo, sino que se afirma que se comió a dos de sus numerosos hijos habidos con incontable cantidad de esposas y concubinas.

canibalismo-17-atila-el-huno

Dos grandes exploradores acabaron siendo comidos por nativos de los pueblos por donde pasaron. El portugués Fernando de Magallanes, al servicio de la corona española, fue el primer hombre en circumnavegar oficialmente la pelotita del mundo, pero al final de su viaje iba a encontrarse una espantosa sorpresa. Los nativos de Mactam (cerca de lo que hoy son Las Filipinas) estaban de muy mal humor cuando él pasó por ahí. Se sublevaron y atacaron a los europeos, y el cadáver de Magallanes acabó mutilado mientras dos nativos masticaban algo sospechoso de ser carne humana.

canibalismo-18-fernando-de-magallanes

El 14 de febrero de 1779 el gran navegante inglés James Cook encontraría un final similar. Precisamente en el Día de San Valentín y no como muestra de cariño, los nativos de Hawaii-entre ellos Gania, un príncipe isleño- se rebelaron contra los ingleses después que una tormenta azotó las naves de estos. Para los isleños, quienes creían que los cheles eran dioses y luego se decepcionaron al ver que eran impotentes ante la tormenta, los invasores merecían ser castigados por mentirosos.

canibalismo-19-james-cook

Se abalanzaron sobre el capitán Cook y sus marineros armados de filosos cuchillos. Partes del cuerpo de Cook fueron devoradas por los nativos, lo cual dio pie para que en el siglo XIX la reina Liliuokalani(última monarca del Hawaii antes que los gringos deschincacaran la monarquía), en visita a Inglaterra, hiciera la macabra broma de que llevaba sangre inglesa porque uno de sus ancestros se había comido a Cook.

canibalismo-20-reina-liliuokalani

En el siglo XX, varias incidencias más de canibalismo sacudirían al mundo. Fanfarrón y bombástico como siempre, el gran muralista mejicano Diego Rivera afirmó haber comido carne humana en uno de sus viajes. El voluminoso y zángano marido de Frida Kahlo dijo haber comido senos femeninos, y juraba que tenía una receta para hacer que las nalgas humanas quedaran tiernas en un sabroso estofado. Algunos allegados de Diego luego afirmaron que se trataba de una broma macabra del muralista, pero la sombra de la duda quedó flotando en torno al pintor, quien era conocido por sus excentricidades.

canibalismo-21-diego-rivera

En guerras o épocas de hambre surgen a menudo relatos de este tipo de canibalismo. Algunos ejemplos, más o menos debatidos, serían:

En la Unión Soviética en los años 1930; durante el Sitio de Leningrado en la Segunda Guerra Mundial.

canibalismo-22-leningrado

En China, durante la guerra civil y durante “El gran salto adelante”; las tropas japonesas lo pudieron practicar ocasionalmente en la segunda guerra mundial en la Guerra del Pacífico. Un ejemplo más reciente son las descripciones hechas por refugiados norcoreanos de una época de hambruna entre 1995 y 1997.

Dos dictadores africanos cargaron con el estigma del canibalismo en el siglo XX: Jean Bedel Bokassa y el espantoso Idi Amín Dada de Uganda, quien originó la cacareada frase de “obras, no palabras.”

Bokassa se hizo emperador de Centroafrica imitando la ceremonia de coronación de Napoleón Bonaparte, se hizo maestro del crimen y la megalomanía y acabó muy mal tras haberse comido partes de niños escolares que protestaban por el alza en los uniformes.
En 1979, con la ayuda del gobierno francés, fue derrocado por Dacko. En el año 86 le juzgaron y fue condenado a muerte, aunque le conmutaron la sentencia por cadena perpetua. Sus bienes fueron confiscados.

canibalismo-23-bokassa

Idi Amín Dada por su parte se comió el hígado de varios enemigos políticos suyos siguiendo una tradición de guerreros que consumían las vísceras de sus enemigos derrotados para apropiarse del valor de los finados. Incluso se corrió el rumor que Idi había consumido las partes nobles de una bella chica que se negó a sus requiebros. Amín hizo que la joven fuera mutilada para que nunca pudiera gozar con otro, e hizo alarde de haber consumido las menudencias de la joven.

canibalismo-24-idi-amin-dada

Asimismo, el acto de canibalismo más cercano y conocido para nosotros es aquél que conmocionó al mundo en 1972, cuando un avión uruguayo, llevando a bordo a 45 pasajeros con destino a Chile, se estrelló entre las cumbres nevadas de la Cordillera de los Andes, donde los sobrevivientes, desesperados ante la ausencia de alimentos y agotada su resistencia física, se vieron obligados a comer durante días el cadáver de sus compañeros de viaje.

El canibalismo, asimismo, también es practicado como último recurso en situaciones de hambre. Un ejemplo reciente de ello fue la extrema situación de los jugadores de rugby uruguayos sobrevivientes de un accidente aéreo en los Andes en 1973, cuando lograron sobrevivir gracias a esta práctica.

canibalismo-25-viven-andes

Comparte este artículo

5 comentarios en “Canibalismo en la historia”

  1. Quisiera añadir un par de datos sobre el canibalismo.
    La primera expedición que vino a fundar Buenos Aires en 1536, liderada por Pedro de Mendoza, fue atacada por los indígenas del lugar y terminaron sitiados dentro de su campamento. Aparentemente, durante el terrible sitio, a los españoles se les acabaron los alimentos. La desesperación parece haberlos llevado a la antropofagia. Hay un cuento excelente de Manuel Mujica Láinez, titulado El hambre (que puse en mi blog el 10/12) que habla de ese tema.
    También hace poco publiqué en mi blog un relato del mito griego de Tereo, también muy relacionado con el canibalismo.

    Responder
  2. Hola
    Acerca del segmento que describe la muerte de Pedro de Valdivia a manos de mapuche, que fue cierta, pero de la forma de morir nada se sabe, pues la leyenda difundida por los españoles cuenta que Lautaro de lo comió, pero ¿cómo saber que ocurrió si no quedó ningún español vivo para contar la historia?, por lo tanto no se puede afirmar que existió canibalismo entre los mapuche, porque hasta ahora no hay otro testimonio de ello, el pueblo mapuche aún existe y no se conocen tradiciones caníbales, salvo esta leyenda difundida por los conquistadores españoles que jamás pudieron vencer al publo mapuche durante los casi 300 años que duró la invasión (1541 – 182…).

    Responder
  3. eze, tu comenario me ha parecido de lo mas inmaduro y racista que he visto, si la proxima vez vas a a dejar otro comentario como ese ni te molestes en publicarlo

    Responder

Deja un comentario

4 × 5 =