El Beelzebufo, el sapo más gigante que ha existido

Un grupo de científicos, dirigidos por el paleontólogo David Krause, estuvieron realizando investigaciones en Madagascar desde 1993 acerca de unos enormes huesos de sapo que hallaron en unos yacimientos donde anteriormente ya encontraron fósiles de dinosaurios.

sapo-gigante-prehistoria-cretacico-beelzebufo

Pero dichas investigaciones ya dieron fruto, y pudieron hallar suficientes evidencias al noroeste de Madagascar con las que determinar las medidas y peso del anfibio.

Descubrieron que este sapo gigante medía unos 40,6 centímetros y tenía un peso de 4,5 kg. Poseía una coraza gruesa y unos potentes dientes. De esta manera, el “Beelzebufo” sería el sapo más grande del que se tiene constancia.

Se le dio el nombre científico de “Beelzebufo ampigna” (en latín “Beelze” significa demonio, “bufo” quiere decir sapo y “ampigna” significa escudo), aunque también ha sido bautizado con el sobrenombre de “sapo diabólico”. Según la revista científica “Proceedings of the National Academy of Science”, estos sapos gigantes existieron hace unos 70 millones de años, durante el periodo Cretácico.

Beelzebufo ampigna rana morfologia

Según el paleontólogo David Krause, no es tan descabellado imaginar que el Beelzebufo sea un sucesor de cierta variedad de reptil o rana de menos tamaño. Inclusive, estimando sus dimensiones, podría proceder de algún linaje de los dinosaurios. De acuerdo a las investigaciones de Susan E. Evans, profesora de paleontología y morfología vertebrada del University College de Londres que también colaboró en el hallazgo, debió de ser un animal agresivo, ya que poseía una buena arma de defensa, una boca muy ancha con fuertes mandíbulas.

sapo-gigante-grande

La rana más grande del mundo es la llamada Goliath (Conraua goliath), la cual vive en Guinea Ecuatorial y Camerún. Esta puede llegar a medir 33 cm. y pesar 3,3 kg. Según el University College de Londres, no se ha encontrado relación entre este espécimen con otros sapos africanos.

Aun así, se piensa que estos sapos provienen de los que ahora existen en el sur de América, los denominados ceratophrys o “ranas Pacman”, ya que comparten una boca grande. Como asegura el profesor David Krause, de la universidad neoyorquina Stony Brook: “Este sapo, si tuvo los mismos hábitos que los sapos de la misma familia de anfibios en América del Sur, fue bastante voraz. Es posible que devorase incluso mamíferos, ranas más pequeñas y, teniendo en cuenta sus dimensiones, hasta dinosaurios incubados o recién nacidos.”

sapo-bufo-marinus cana neotropical

Otra incógnita que se plantea al relacionar estos sapos de Madagascar con los de América del Sur, es acerca de la teoría del desplazamiento de los continentes, ya que si Madagascar se separó de América del Sur por el océano durante la era del sapo gigante, las ranas no pudieron sobrevivir durante mucho tiempo en un entorno con agua salada.

De esta manera, según el profesor David Krause, tuvo que haber existido una unión terrestre con América del Sur en dicha época, probablemente a través de la Antártida, que debió ser mucho más cálida que en la actualidad.

Beelzebufo ampigna rana antartida madagascar

Este sapo pertenece a la especie Bufo marinus, vive en América del Sur y posee varios nombres, como sapo de caña, sapo neotropical gigante, sapo marino, sapo dominicano o simplemente sapo.

Beelzebufo ampigna rana esqueleto

Beelzebufo ampigna rana huesos

Comparte este artículo

3 comentarios en “El Beelzebufo, el sapo más gigante que ha existido”

Deja un comentario

doce + siete =