Broma para caer fulminado

Al dar un susto en una broma, hay que tener cuidadito de que la presa no padezca del corazón, porque de lo contrario, una inofensiva broma de hacerse pasar por estatua y dar sustitos a los visitantes de un museo, puede acabar en tragedia o un mal rato.

broma caer fulminado

Comparte este artículo

3 comentarios en “Broma para caer fulminado”

  1. Joer, imagino que no lo pasaría nada a la pobre niña porque menuda gracia… ¡Hombre! no sé si será para que te de un infarto, pero desde luego un buen susto te lo llevas, eso seguro.

    Un abrazo!

    Responder

Deja un comentario

doce + trece =