A las puertas del cielo

Einstein muere y va al cielo. En las puertas del cielo San Pedro le dice:
– Te pareces a Einstein, pero no sabes la cantidad de gente que quiere colarse en el cielo. ¿Podrias demostrar que eres Einstein?

Einstein piensa unos segundos y pregunta:
– ¿Podria utilizar una pizarra y tiza?

San Pedro chasquea los dedos y aparece una pizarra y tiza. Einstein describe con matemáticas la teoría de la relatividad. San Pedro, impresionado, le contesta:
– ¡Realmente eres Einstein!, ¡Bienvenido al Cielo!

El siguiente en llegar es Picasso, otra vez San Pedro le pregunta por sus credenciales, y Picasso le pregunta:
– ¿Puedo utilizar la tiza y la pizarra?

San Pedro le contesta:
– ¡Claro, todo tuyo! Picasso borra las ecuaciones de Einstein y con unos trazos dibuja un mural.

San Pedro asombrado le contesta:
– Seguro que eres Picasso, eres un gran artista. Pasa, pasa y ¡bienvenido!

Entonces San Pedro mira al siguiente y ve a George W. Bush.
San Pedro se rasca la cabeza y dice:
– Einstein y Picasso han demostrado su identidad, ¿puedes tu demostrarla?

George W. Bush le mira extrañado y dice:
– ¿Quienes son Einstein y Picasso?

San Pedro se ríe y dice: – Pasa George.

george bush maiz

Comparte este artículo

1 comentario en “A las puertas del cielo”

Deja un comentario

diecisiete − 2 =