¿Por qué el abanico nos quita el calor?

En los días veraniegos de agobiante calor, cuando no sopla nada de viento, el sudor permanece adherido a la piel y crea una molesta película de aire húmedo que dificulta la labor de las glándulas sudoríparas.

abanico chino calor aire

El abanico, así como el ventilador, nos ayudan a combatir el calor. Al abanicarnos, formamos una corriente aérea que remueve y retira el aire humedecido que envuelve la epidermis. Esto facilita la evaporización del sudor y, por consiguiente, hace que sintamos un agradable efecto refrigerante.

dermis epidermis sudor calor

Comparte este artículo

2 comentarios en “¿Por qué el abanico nos quita el calor?”

Deja un comentario

quince − ocho =