¿Por qué el abanico nos quita el calor?

En los días veraniegos de agobiante calor, cuando no sopla nada de viento, el sudor permanece adherido a la piel y crea una molesta película de aire húmedo que dificulta la labor de las glándulas sudoríparas.

abanico chino calor aire

El abanico, así como el ventilador, nos ayudan a combatir el calor. Al abanicarnos, formamos una corriente aérea que remueve y retira el aire humedecido que envuelve la epidermis. Esto facilita la evaporización del sudor y, por consiguiente, hace que sintamos un agradable efecto refrigerante.

dermis epidermis sudor calor

Compartir

2 comentarios en «¿Por qué el abanico nos quita el calor?»

Deja un comentario

16 − 16 =