Poema utópico del hada

Soy un hada hechizada
por el sortilegio de un mago malvado
que me convirtió en mariposa.

Más ahora poneros contentos, pues yo ya he vuelto
y aquí me tenéis para ayudar
todo cuanto me pidáis se os concederá…

Llamaré al Sol, que os regalará su luz
a la Luna los astros y las estrellas
y todos… ellos y ellas, con su luz, iluminarán vuestro país.

De él se alejarán las tinieblas, tan densas y negras
vuestros páramos desiertos y tristes,
los convertiré en frondosas campiñas.

Valles y bosques, y esos fangosos charcos sucios y estancados,
que pueblan vuestros suelos pantanosos, yo con mi varita mágica convertiré
en mares, ríos, lagos, arroyos y manantiales, de aguas limpias y cristalinas.

Y así nacerá la vida en vuestra tierra, flores, árboles
volarán las aves en vuestros cielos azules,
y habrá peces en sus aguas.

Sabréis de la música, el placer y la alegría,
y disfrutaréis de esa exigua felicidad
que en la Tierra se puede tener.

Y así unidos y hermanados moraréis,
sin tiranos, que os exploten y roben
el sudor de vuestra frente y manos.

Y desde hoy en mi nombre, le llamaréis a esta abrupta tierra
el Reino de la Vida, al que llegó la alada
que se transformó en hada y os iluminó con su bondad…

teyag-hada-mariposa

Por AnnyLOuisE

Comparte este artículo

2 comentarios en “Poema utópico del hada”

Deja un comentario

18 − 13 =