Pasadizos secretos y golferías varias en el Palacio de Versalles

Luis XV tenía el sobrenombre de “Buen amado”, debido a las escaramuzas que preparaba por las noches en las habitaciones de sus amantes, para lo cuál, utilizaba unos pasadizos secretos que conectaban su cuarto con el de sus apasionadas compañeras.

Para ello, el Rey dejaba notas escritas por debajo de la puerta de la amante que quisiera visitar esa noche, con el fin de concertar una cita.

louis luis XV 15
Luis XV

En el mismo Palacio de Versalles se pueden descubrir salas enteras destinadas a una amante en particular como Madame Du Barry, vinculada a Luis XV, o a Madame Pompadour.

Para que Luis XIV pudiera mantener sus encuentros “secretos” con Madame de Montespan, se mandó construir en los jardines de Versalles el Gran Trianon, un edificio que se levantó en tan sólo seis meses por el arquitecto Jules Hardouin-Mansart, con columnata abierta y largas alas de dos plantas, inspirándose en modelos italianos.

louis xiv luis 14 rey sol trianon palacio francia
Luis XIV y el Gran Trianón

También se rumorea que Axel Fersen, supuesto amor platónico de Maria Antonieta, se alojaba en unas habitaciones privadas que esta había preparado en el piso superior para él, como un nido de amor donde entregarse a ese amor imposible.

axel fersen antoinette maria antonieta
Maria Antonieta y Axel Fersen

Si queréis ver un fragmento en vivo de esos pasajes, podéis ver en este vídeo corto, los pasadizos por los cuales se escapaba el muy golfo de Luis XV.

Comparte este artículo

4 comentarios en “Pasadizos secretos y golferías varias en el Palacio de Versalles”

  1. Buscando más información sobre María Antonieta encontré el vídeo completo en el emule. Si sabéis francés no tiene desperdicio.
    En el libro de Jean Chalon se cuenta cómo estuvieron a punto de huir Luis XVIII y María Antonieta para escapar a una ciudad segura en la frontera pero como mi querida María Antonieta no podía irse sin sus innumerables vestidos, tardaron demasiado en la marcha y los “revolucionarios” los interceptaron.

    Responder
  2. Se me olvidaba, el palacio de Aranjuez es más bonito que Versalles, aunque sea imitación.
    Pero lo que me parece inigualable es la aldea de María Antonieta, se construyó su propio pueblo para recordar su infancia bucólica y jugar a las casitas.
    Claro, tanto derroche absurdo desde el rey Sol, pues a alguien tenía que tocarle la gota que colmara el vaso.

    Responder

Deja un comentario

4 + 4 =