Los tres naúfragos

Eran tres náufragos: un americano, un francés y un español. Llevaban seis días en alta mar sobre un pequeño bote, sin
agua ni comida.

naufrago

Al sexto día, el americano desesperado le comenta a los otros dos:
‘Ya no aguantar más, yo no querer morir de hambre’

Y heroicamente saca un cuchillo, se baja el pantalón y se arranca un pedazo de nalga y le dice al francés y al español:
‘Tomar un pedazo y pensar que ser un gran bistec…’

Y así, los tres calmaron su hambre. Al siguiente día, se para decididamente el francés, lleno de euforia y grita:
‘¡ Hoy comeremos pernil !’

Se levanta el pantalón y se lonchea un pedazo del muslo, compartiéndolo con los otros dos. Entrada la noche, el español no sabía que hacer porque ahora le tocaba a él arrancarse un pedazo de su cuerpo para que cenaran. Le echó valor, se levantó, empezó a bajarse la bragueta de su pantalón, y se sacó su enorme polla.

Cuando el americano lo vio, gritó emocionadamente:
‘¡ Ohhhhhhh, comeremos hot-dogs !’

A lo que el español le contestó:
‘No majete, esta noche tomareis un biberón y a dormir…’

biberon

Comparte este artículo

2 comentarios en “Los tres naúfragos”

Deja un comentario

trece + 20 =