Lizzie Velasquez, la chica que tiene que comer cada 15 minutos

Lizzie Velasquez, de 22 años, sufre un extraño síndrome sin diagnóstico (sólo existen tres personas en el mundo que lo padezcan) que le impide conseguir peso de manera normal, por lo que debe comer cada 15 minutos si quiere seguir viviendo. Esta chica de Texas, que es estudiante de comunicaciones, pesa 25,4 kg. y tiene cero porcentaje de grasa corporal en su cuerpo, aunque no es anoréxica. Realiza 60 comidas al día que le aportan entre 5.000 y 8.000 calorías diarias.

Lizzie Velasquez problema peso delgadez

Lizzie nació prematuramente un mes antes de la gestación normal con un peso de 1,180 kg. Otro de los problemas que encontraron los doctores es que había poco líquido amniótico protegiéndola en la placenta. Los expertos en genética no han podido diagnosticar su enfermedad y su caso ha intrigado a numerosos especialistas de todo el mundo.

Actualmente forma parte del estudio dirigido por el profesor Abhimanyu Garg en Dallas. El Dr. Garg cree que Lizzie sufre un síndrome de progeria neonatal que acelera el envejecimiento y la pérdida de grasa en su cuerpo. La gente que padece este síndrome posee normalmente cara triangular de aspecto prematuramente envejecido y una nariz pronunciada.

Lizzie Velasquez problema peso delgadez

Lizzie comentó: «Me peso yo misma de manera regular y si gano aunque sea un kilo, me alegro enormemente. Tengo que comer cada 15 ó 20 minutos para mantener mis niveles energéticos en un estado óptimo. Ingiero pequeñas cantidades de patatas fritas, dulces, chocolate, pizza, pollo, tartas, donuts, helados, pastas y pop-tarts durante todo el día, por lo que me entristece que la gente me acuse de ser anoréxica. Cuando conozco a gente tengo que aclararles ‘Hola, soy Lizzie y sufro un raro síndrome. NO soy anoréxica'».

Lizzie Velasquez problema peso delgadez

Lizzie tiene un hermano, Chris, de 13 años y una hermana, Marina, de 16, que tienen un peso normal.

Lizzie Velasquez problema peso delgadez

Los padres de Lizzie comentaron: «Nos dijeron que no tenían idea de cómo había podido sobrevivir y que nunca llegaría a andar, hablar o tener una vida normal. Tuvimos que comprar vestidos de muñecas en una tienda de juguetes porque las ropas de bebé eran demasiado grandes.»

Lizzie Velasquez problema peso delgadez

Aunque su apariencia no sea la mejor, el cerebro, huesos y órganos internos de Lizzie se han desarrollado de manera normal, aunque ha estado al borde de la muerte en dos ocasiones: una cuando su apéndice se rompió a la edad de 16 años y otra vez a los 19 porque sus células sanguíneas no se multiplicaban correctamente, por lo que entró en un estado crítico de anemia. Lizzie nació con los dos ojos marrones, pero cuando tenía 4 años su ojo derecho comenzó a cambiar de color y se quedó ciego.

Lizzie Velasquez problema peso delgadez

Su historia en vídeo:


Si el vídeo no funciona, puedes verlo aquí.

Lizzie Velasquez problema peso delgadez

Lizzie Velasquez problema peso delgadez

Lizzie Velasquez problema peso delgadez

Lizzie Velasquez problema peso delgadez

Lizzie Velasquez problema peso delgadez

Lizzie Velasquez problema peso delgadez

Lizzie Velasquez problema peso delgadez

Lizzie Velasquez problema peso delgadez

Lizzie Velasquez problema peso delgadez

Lizzie Velasquez problema peso delgadez

Lizzie Velasquez problema peso delgadez

Comparte este artículo

16 comentarios en “Lizzie Velasquez, la chica que tiene que comer cada 15 minutos”

  1. Pobrecita, supongo que ya estará acostumbrada a vivir así, o no sé si alguien se puede acostumbrar a verse tan delgada, tendrá que haber aprendido a vivir con este problema.

    Responder
  2. _Que terrible, pero se la ve un amor de persona.Creo que su historia puede ayudar a muchos enfermos a tener valor.
    Si se tapara el ojo ciego con unas gafas que le taparan solo ese ojo y se pusiera pantalones largos y manga larga estaria mucho mejor.

    Responder
  3. Angelito lo duro que tiene que resultarle todo lo que está padeciendo. Ojalá den con su diagnostico y exista algún tratamiento que aunque no le cure la enfermedad se la pudiera frenar. Parece una viejecita e impresiona mucho su aspecto.

    Responder
  4. Que Dios te bendiga mucho, y te de más fuerza para poder seguir enseñando que si se puede salir adelante, y ser muy feliz, y sobre todo su aceptación a si mismo y aprender a amarnos

    Responder
  5. Yo pienso que ella no necesita taparse nada, ella es una persona, un ser humano como todos nosotros y si aprendemos a ver con el corazon y no con los ojos, es facil observar que ella es una persona muy especial no por su condicion, sino por el gran valor y fuerzas que ella empeña a cada segundo de la vida para salir adelante, y no como muchos de nosotros que a pesar de tener lo mas importante, salud y amor, nos dejamos llevar por preocupaciones tontas en vez de ver el amor con el que nuestro Padre nos ha hecho. Bendiciones para todos ustedes y que Jesús ilumine sus vidas y sus corazones.

    Responder
  6. Si ella se siente feliz siendo como es, nadie tiene que decirle lo que ella debe hacer, yo la felicito por ser una persona tan valiente y mostrarse al mundo tal y como es, si Dios la envio a este mundo asi fue con algun proposito,,,Te felicito por ser tan valiente, y por demostrarnos a todos que debemos seguir adelante, que en la vida no hay impedimentos solo el que uno mimo e crea…

    Responder
  7. A mi me dan lástima los pobres diablos que dicen; «pobrecita…» es una mujer exepcional en todos los sentidos. Si mas personas tuvieran su actitud para con la vida, este sería un mundo muchísimo mejor. Velasquez, EDIFICAS con tu ejemplo !…

    Responder
  8. Esta chica Lizzie Velasquez es grandiosa y una grandísimo ejemplo para todo el mundo porque a pesar de su terrible enfermedad ella pone una sonrisa, es una chica muy valiente que nos ha enseñado a que sea cual sea el problema hay que seguir adelante y no abandonar ni acomplejarse de nuestros defectos. Aunque mucha gente le tome como un «monstruo» cosa que no es para nada ella es bella físicamente y psicológicamente y la persona que la tenga como amiga o que la conozca es muy afortunada. Si yo hubiese nacido con esa enfermedad estoy totalmente segura que no lo hubiese afrontado tan bien como lo ha hecho ella y probablemente no hubiese sido feliz. Lizzie eres un ejemplar para el mundo!

    Responder
  9. por donde la mire, la veo perfecta, venimos al mundo dentro de un cuerpo, nuestra esencia es única,y de la forma que tenga nuestro cuerpo, no deja de ser eso…una figura…. la veo hermosa, lo bello de ella es la forma en que lleva su vida, la manera en que se cuida, y lo principal, el trabajo que hace dando conferencias que sirven de apoyo a muchas personas, me encantaría conocerla algún día, sería un honor!!

    Responder
  10. Quiero decirte que eres un ángel de Dios enviado a la tierra para venir a enseñarnos que la vida es el mejor regalo que podemos recibir y que el cuerpo no importa ni su apariencia, lo que realmente importa son los actos, los sentimientos, el noble corazón que tu tienes, gracias por darnos lección de aprender a amarnos, aceptarnos tal como somos se que Dios esta con trigo en cada momento y te ama de verdad, felicidades por tu gran capacidad de ser humano.

    Responder
  11. Esta mujer ha sufrido, estoy seguro y está demostrando ser un ser humano de gran calidad y fortaleza, no hay que decirle ni pobrecita, porque no desea compasión alguna, ni tampoco decir que es un ángel de Dios, es un gran ser humano, seguro con defectos y debilidades como cualquiera. Felicitaciones por ser tan fuerte y sigue adelante.

    Responder
  12. Pobrecita? Si, por su enfeemedad, pero la flaca tiene un temple y una fuerza de voluntad que es envidiable, ella es la viva imagen de poner la otra mejilla y por eso, es admirable, ademas en su documental transmite esa seguridad y se nota que es una gran persona y eso, eso no tiene precio

    Responder
  13. No es ninguna «probrecita» ,!
    Tu vida es de inspiración..ella eses un ser humano,una mujer muy valiente,un tesoro de persona .
    Dios te Bendiga Lizzy!!

    Responder

Deja un comentario

tres × 5 =