El Coloso de Rodas

El Coloso de Rodas estuvo situado en la isla de Rodas, la isla griega más grande del archipiélago del Dodecaneso, y fue una de las siete maravillas antiguas del mundo.

Para poder conocer datos acerca de este Coloso, hay que confiar en los historiadores de aquella época. Rodas se encuentra algo más allá de Halicarnaso, una antigua ciudad cercana a las costas de Anatolia.

coloso-rodas-rhodes-pintura

coloso-rodas-rhodes-mapa

coloso-de-rodas-rhodes-ciudad

El origen del Coloso está en el conflicto que sucedió a fines del siglo IV a.C. cuando Alejandro Magno murió y su imperio quedó dividido en tres de sus generales: Ptolomeo, Seleuco y Antígono.

Cuando Rodas decidió apoyar a Ptolomeo, Antígono mandó a su hijo Demetrio para que tomara la ciudad. Llegó con un ejército de 40.000 hombres y sitió Rodas atacando sus murallas desde una torre de asalto de 45 metros de altura.

coloso-rodas-rhodes-entrada-puerto

coloso-rodas-rhodes-puerto

Rodas pudo aguantar el ataque de Demetrio y éste abandonó la isla dejando allí la torre. Se especula que el Coloso pudo haber sido construido sobre el armazón de esa torre de asalto, aunque esta hipótesis falla en que el armazón de la torre de asalto era de madera, mientras que la del Coloso era de hierro bajo las láminas de bronce.

Otro fallo que apoya esta historia es que el armazón de la torre de asalto se debería estrechar a medida que subiese de altura, siendo diferente de la forma de una figura humana como la del Coloso, donde empezaría por abajo de una manera más estrecha y se ensancharía por la parte de las caderas.

coloso-rodas-rhodes-figura

Parece más probable que tanto el armazón de la torre de asalto, como el equipo militar que Demetrio abandonó en Rodas, fuera vendido por los ciudadanos de Rodas para obtener dinero en la construcción del Coloso, erigido en señal de victoria.

Se encargó a Cares de Lindos la construcción del Coloso, terminando el 279 a.C. El maestro de Cares, Lisipo, había sido quien había esculpido la gran Estatua de Zeus. La estatua representaba al dios Helios y fue llamada con una antigua palabra, “coloso”, que significaba estatua, pero que posteriormente sólo se utilizó con estatuas de gran tamaño.

coloso-rodas-rhodes-grabado-antiguo

La altura del Coloso era imponente, se habla de 60 metros de altura de una figura humana de planchas de cobre sobre un armazón de hierro.

Plinio el viejo escribió que los pulgares del Coloso eran tan grandes que un hombre no podía rodearlos con sus brazos. Según Filón, el escultor Cares de Lindos construyó el Coloso empezando por la base y trabajando hacia arriba.

coloso-rodas-rhodes-pilares

Plinio también explicó que Cares trabajó durante 12 años en la construcción, aunque las fuentes clásicas no dieran más datos acerca de la forma del Coloso. No obstante, las monedas de la época de Helios que lo representan rodeado de los rayos del Sol, pueden dar una pista de la imagen que tenía su cabeza.

Ni siquiera se puede estar seguro del emplazamiento que tenía el Coloso en la ciudad. La idea más bucólica de que estaba horcajada en el frente del puerto con sendas piernas ancladas en la entrada del mismo es algo imposible, ya que debería tener una altura considerablemente mayor (de cientos de metros) de la que citan los registros.

coloso-rodas-rhodes-piernas

Puede que estuviera situada junto al puerto, pero esto ha sido discutido, y es más probable que estuviera alejado del mismo, junto al santuario del dios Helios.

A los 56 años después de ser terminada (en el 223 a.C.), cayó como consecuencia de un terremoto. Hasta ese momento, habían coexistido cinco de las antiguas maravillas en el mundo a la vez, siendo éste el récord.

el-coloso-de-rodas-rhodes

Cuando Plinio describió el tamaño de sus pulgares, la estatua ya se encontraba horizontalmente tumbada en el suelo. Las fuentes antiguas narran que se rompió por la altura de las rodillas.

El rey Ptolomeo se ofreció para reconstruirla, pero un oráculo había advertido que su reconstrucción traería mala suerte a los habitantes de Rodas, por lo que permaneció tumbada y abandonada por mucho tiempo.

Incluso en esa posición, siguió siendo una atracción hasta el siglo VII d.C., cuando las incursiones árabes se llevaron las ruinas que aun quedaban, sin dejar rastro de esta antigua maravilla del mundo.

coloso-rodas-rhodes-imagen

Comparte este artículo

5 comentarios en “El Coloso de Rodas”

  1. Genial post! Me ha gustado mucho.

    Además, recuerdo que en el instituto, en la asignatura de historia hice un trabajo sobre las 7 maravillas del mundo (que esta estaba) y recuerdo que me gustó muchísimo esta del Coloso de Rodas.

    Un saludo

    Responder
  2. Has dado con una de esas construcciones que desde niño siempre alimentaron mi curiosidad. Parece que en Cádiz hubo un Hércules algo menor pero también enorme que acabo derrumbándose en las aguas.

    Saludos.

    Responder
  3. Yo me aficione a las 7 maravillas del mundo por un libro de «ventana al mundo» titulado 7 maravillas del mundo, era el primero que tengo recuerdo se tener… me encantaba el capitulo sobre el coloso de rodas, pero creo que las estimaciones de 60 metros son exageradas, ya que los 20 hombres de altura de entonces equivaldrian mas bien a 35 metros… 60 seria una estimación sobre 20 hombres actuales y nuestra altura atual es mucho mayor. Al coloso de rodas lo comparaban (evidentemente) con la estatua de la libertad y tambien con otras grandes estatuas actuales como el Monte Rushmore, la estatua de la madre patria (a finales de los 80 la mas alta del mundo), el cristo del corcovado, las estatuas de la isla de pascua… etc. Del mismo modo ese libro (ojala pudiera recuperarlo!) me descubrió otra de mis pasiones: las megaestructuras de rascacielos, ya que en el capitulo 7 «el faro de alejandría» era comparado con la torre eiffel, el edificio Chrysler, las torres Sears (actualmente torres Willis) y el edificio Empire State

    Responder

Deja un comentario

trece − doce =