El Caos

En el principio del mundo, según los antiguos autores refieren, toda la naturaleza no era sino una masa informe llamada Caos. Los elementos yacían en confusión: el Sol no esparcía su luz, la tierra no estaba suspendida en el espacio, el mar carecía de riberas…

caos-chaos

El frío y el calor, la sequía y la humedad, los cuerpos pesados y los cuerpos ligeros se confundían y chicaban continuamente, hasta que un dios, para poner fin a tan prolongada lucha, separó el cielo de la tierra, la tierra de las aguas y el aire más puro del aire más denso.

Una voluntad omnipotente plasmó el globo, formó las fuentes, los estanques, los lagos y los ríos; ordenó a los campos que se se dilataran, a los árboles que se cubrieran de hojas, a las montañas que levantaran sus cimas y que entre unas y otras se abrieran los valles.

caos-chaos-mitologia

Los astros brillaron en el firmamento, los peces surcaron las aguas, los cuadrúpedos habitaron la tierra, y los pájaros, volando por los aires, iniciaron sus armoniosos trinos. Así fué creado el universo y los dioses velaron por su conservación.

Comparte este artículo

3 comentarios en “El Caos”

Deja un comentario

veinte + 10 =