¿Cómo podemos educar el sentido del gusto?

Los sibaritas poseen fama de percibir una gama de sabores más alta, ya que disponen de un número mayor de papilas gustativas en sus lenguas. Por ejemplo, ciertas personas pueden llegar a tener hasta el triple de la cantidad habitual de papilas.

sentido-gusto-nino-naranja-comiendo-baby-eating-orange

Pero, al margen de esta facultad que tienen unos pocos, no se debe desestimar la capacidad de aumentar el abanico de olores y sabores que constituyen nuestra alimentación y, sobre todo, la de los niños que están en edad de crecimiento.

El número de nuevas conexiones neuronales que logramos, es proporcional al de estímulos que disfrutamos a través del gusto en nuestra alimentación. Igualmente, si degustamos una gran variedad de alimentos cuando crecemos, esto nos ayudará en la edad adulta a seguir una dieta variada y completa.

sentido-gusto-ninos-comiendo-educacion

Es posible educar el sentido del gusto desde una edad prematura, invitando al niño a probar pequeñas cantidades de guisos y comidas que se pueden poner en la punta de su lengua. Esta actividad siempre debe realizarse de una manera divertida, con el fin de que el niño asocie la comida al placer.

Aparte, debe efectuarse con cuidado para que una temperatura inapropiada, un atragantamiento o cualquier otro percance, no le frene la próxima ocasión en que se intente repetir la experiencia.

sentido-gusto-educar

Comparte este artículo

2 comentarios en “¿Cómo podemos educar el sentido del gusto?”

  1. Mis hijos desde pequeños, han probado todas las comidas y todo les gustaba, luego han pasado por una edad en la que le ponían pegas a todo y ahora están volviendo a comer casi de todo.

    Responder
  2. Cierto Conchi, recuerdo de pequeño todo me lo comía, hace apenas 3 años lo aborrecí todo. Y ahora vuelvo a comer cosas que ni recordaba que me gustaban. Gracias por la información Blogodisea. :)

    Responder

Deja un comentario

once − diez =