Cómo convertirse en diseñador de placas de circuito impreso

circuito impreso

El consiguiente auge tecnológico ha creado muchos nuevos puestos de trabajo, y un buen ejemplo de ello es el diseño de placas de circuito impreso.

Una PCB, que significa placa de circuito impreso, es la pequeña y delgada placa eléctrica que constituye la base de todo, desde los ordenadores hasta las tiras de luces LED. Cada vez es más popular debido a lo sencillo que resulta su diseño y creación en comparación con las antiguas placas de circuitos basadas en cables. También es mucho más flexible, ya que puede construirse en un tamaño increíblemente pequeño, lo que en parte explica la gran variedad de productos eléctricos que existen actualmente en el mercado.

Debido a la ausencia de cables, una persona capacitada puede crear una placa de circuito impreso más fiable que la placa de circuito impreso con cables equivalente, lo que significa que es posible convertirse en diseñador de placas de circuito impreso sin un respaldo financiero significativo.

Todo esto significa que convertirse en diseñador de circuitos impresos es una oportunidad laboral cada vez más viable para los expertos en informática en ciernes.

Esto es todo lo que necesita saber para convertirse en diseñador de circuitos impresos:

¿Qué es un diseñador de PCB?

Un diseñador de placas de circuito impreso es exactamente lo que su nombre indica: la persona que diseña placas de circuito impreso, ya sea para su propio uso o para un cliente. Al igual que la mayoría de los productos electrónicos, una placa de circuito impreso es relativamente sencilla de crear utilizando programas de diseño por ordenador.

Esto hace que el mercado de las placas de circuito impreso sea mucho más igualitario, permitiendo a los individuos una oportunidad similar a la de una empresa para crear un gran producto, al menos en teoría. Si quiere saber más sobre las placas de circuito impreso y cómo puede diseñar las suyas propias, haga clic aquí.

¿Por qué es un buen trabajo convertirse en diseñador de placas de circuito impreso?

Dado que las placas de circuito impreso son una innovación relativamente reciente, la idea de que un particular pueda diseñar sus propias placas de circuito está todavía en fase de novedad. Se trata de una gran oportunidad, ya que puede acceder a un mercado mundial muy lucrativo si cuenta con los conocimientos necesarios.

No hace falta ser muy previsor para saber que el mercado tecnológico mundial va a expandirse aún más durante la próxima década y más allá, a medida que el mundo se vuelve más dependiente de los dispositivos electrónicos y la vida útil de los productos individuales sigue siendo escasa. Es probable que la demanda de placas de circuitos impresos aumente con ella, lo que la convierte en una industria de gran valor.

Además, dada la amplia gama de herramientas de aprendizaje disponibles en línea, es posible formarse como diseñador de placas de circuito impreso con el tiempo y experimentar con sus propios diseños.

La posibilidad de diseñar sus propias placas de circuito impreso es útil incluso si no tiene intención de venderlas. Si es un gran aficionado a los videojuegos o a la electrónica, puede intentar integrar sus propias placas en un PC de construcción propia, por ejemplo.

Puede empezar ahora mismo presentando su candidatura a varias empresas tecnológicas

Si quiere involucrarse en la creación de placas de circuitos impresos pero no quiere hacerlo solo, puede enviar su solicitud de empleo a pasantías o trabajos en empresas tecnológicas existentes dispuestas a formarlo en el diseño de placas de circuitos impresos.

Esta puede ser una buena opción si tiene experiencia en informática y quiere cambiar de rumbo profesional, o si acaba de salir de la universidad y quiere especializarse en un área concreta de la informática.

Para tener una ventaja, podría empezar a aprender sobre el diseño de circuitos impresos por su cuenta y utilizar esa modesta experiencia para atraer la atención de las empresas que buscan contratar a nuevos miembros del personal.

Compartir

Deja un comentario

veinte − ocho =