Celebrar fiestas infantiles en el Karting Ángel Burgueño

Celebrar un cumpleaños para nuestros pequeños es cada vez una tarea más difícil, ya que nos exige un mayor nivel de originalidad en nuestras propuestas. La típica fiesta de cumpleaños en casa está prácticamente anticuada, siendo una mejor opción realizar actividades fuera de casa. Aparte de que es una estupenda idea para descargar adrenalina y que los niños se desfoguen, seguro que ese día tan especial les deja un recuerdo imborrable.

En este caso os quería recomendar como actividad el karting para cumpleaños infantiles, que combina la competición de karts en un circuito habilitado para ello, con el menú de cumpleaños para degustar. Es sin duda una estupenda forma de festejar la celebración del pequeño y salir de casa, siendo mucho más original y divertida a la acostumbrada.

También es una forma de que los niños ganen independencia realizando un nuevo reto, como manejar un kart, y se lo pasen en grande acelerando y tomando curvas, y todo ello sin que suponga un peligro para ellos. Se puede considerar una actividad en la que ganarán facultades de habilidad en la conducción y servirá para ampliar su experiencia en la vida.

La diversión se multiplicará si conseguimos que aparte del niño que celebre su cumpleaños, vengan sus amigos para hacer un grupo numeroso, cuantos más mejor. Y como los precios lo permiten, al final hasta podremos salir ahorrando y encima teniendo más éxito en el planteamiento de la celebración.

De entre los Karts en Madrid, destacamos el Karting Ángel Burgueño, que nos permite disfrutar de toda la emoción de las carreras y aparte disfrutar de su servicio de asador restaurante. Sin duda, es la mejor opción que podremos encontrar para cumpleaños infantiles en Madrid.

Disponen de packs especiales para que nuestro pequeño y sus amigos acompañantes puedan tomar un menú infantil por solo 10 euros, que incluye: tiras de pollo crujientes, croquetas de jamón, taquitos de tortilla española, chistorra, tarta y bebida. Aparte, podrán conseguir los tickets con los que experimentar la velocidad y la diversión del circuito de karts.

Por cierto, la altura mínima para poder montar en los karts es de 130 centímetros, ya que ante todo el equipo de profesionales vela por la seguridad de todos los usuarios y en especial de los más peques. Así nuestros hijos pueden pasarlo en grande y nosotros tendremos la seguridad de que podrán vivir una experiencia apasionante sin ningún riesgo.

Tampoco debemos olvidar que los adultos también tienen su espacio en el karting, ya que posee unas impresionantes vistas a la sierra de Madrid, terrazas, salón de eventos, diskjockeys los fines de semana y una oferta gastronómica de máxima calidad.

Seguro que los pequeños quedarán encantados con esta experiencia de celebración en el karting, que todo sea dicho, no se reduce sólo a fiestas de cumpleaños. Y es que cualquier ocasión es estupenda para realizar una actividad distinta con los más pequeños de la casa y sus amigos. O simplemente para hacer una salida familiar, que en estos tiempos en los que las prisas están a la orden del día, a veces nos cuesta encontrar el momento para compartir ratos agradables con la familia.

Es por ello que el Karting Ángel Burgueño es el escenario perfecto para cualquier celebración infantil por todo lo alto, en la que el homenajeado se sentirá el centro de la fiesta.

karting

Compartir

Deja un comentario

diecinueve + dos =