Ventajas de escoger un catering

El Catering para eventos o fiestas está de moda por numerosas razones, pero sobre todo, por sus incontables ventajas.

Y es que cuando nos toca organizar algún acto en el que se van a reunir muchas personas, debemos pensar que habrá que ofrecer comida o picoteo a los asistentes, y eso requerirá un esfuerzo y tiempo que es muy probable que no podamos permitirnos.

En estos casos, lo mejor es delegar esta tarea en manos profesionales, ya que conseguiremos un resultado perfecto para nuestros invitados y será una preocupación menos para nosotros.

¿Por qué confiar en un servicio de catering para nuestro evento o celebración? Vamos a ahondar un poco en sus características, ventajas y recomendaciones para que todo salga a pedir de boca.

catering presentacion
Un servicio de catering al aire libre es una excelente opción para eventos familiares y celebraciones multitudinarias.

¿Qué es un servicio de catering?

El catering es un servicio que se encarga de suministrar y servir comida (y bebida) en cualquier clase de acto que se celebre, como puede ser una fiesta o incluso una reunión corporativa.

Una empresa de catering para eventos es una excelente opción para cubrir esta necesidad de una manera eficiente y profesional, ya que estará acostumbrada a servir comida y tendrá la experiencia necesaria para ofrecer los menús que mejor funcionen, así como la infraestructura para un servicio exitoso.

No importa cómo sea el evento o acto que debamos celebrar, ya que se adaptará sin problemas a la cantidad de asistentes y necesidades especiales que requieran.

Aunque pensemos que el catering está reservado a eventos grandes, también podemos disfrutar de un servicio de catering para particulares en reuniones más reducidas como comuniones, bautizos, cumpleaños, homenajes, aniversarios, baby showers, despedidas de soltero/a, etc.

Y es que, cualquier acto que se precie, por muy pequeño que sea, lucirá mejor con una oferta de comida y bebida que puedan degustar sus asistentes.

Un ejemplo lo tendríamos si nos toca organizar una exposición de arte. ¿Por qué no incluir un catering para particulares en algún lugar de la exhibición? Será una solución perfecta para que el evento sea más completo con este simple detalle de ofrecer algo de comer o picar a los asistentes.

Un servicio de catering proporcionará la comida y bebida necesarias, pero también puede proveer todos los elementos que conlleven su servicio, como mantelería, mesas, sillas, platos, bandejas, cubiertos, etc.

catering eventos
Una de las ventajas de escoger un catering para nuestro evento es la presentación perfecta de los platos.

Una empresa de catering también nos puede proporcionar la ayuda necesaria para atender a los invitados, como camareros, cocineros o incluso el personal de limpieza que dejará todo impecable tras la celebración.

Sin importar nuestras necesidades, una empresa de catering para eventos será nuestra mejor aliada para lograr un resultado profesional en todo lo referente al abastecimiento de comida y bebida para una fiesta o celebración, y todo ello sin preocupaciones para nosotros.

Tipos de catering

Una vez que hemos decidido contratar un catering, la empresa nos orientará y ayudará sobre cómo organizarlo de la mejor manera posible.

Debemos saber que existen diferentes clases de catering, así que es bueno conocer cuál será el más adecuado dependiendo del tipo de evento que celebremos.

El catering puede prepararse en base a menús escogidos de forma específica por nosotros mismos, o bien la empresa organizadora nos puede sugerir una variedad concreta de opciones, lo que conllevará muchas ventajas a la hora de anticipar el presupuesto.

La elección de los platos y preparaciones que vayamos a servir, dependerá del presupuesto y sitio donde se celebre el acto. También intervendrán el número de personas que asistan y sus elecciones.

Dependiendo del tiempo destinado al menú, los invitados y los horarios del evento, existen diferentes clases de catering. Veamos algunas de ellas.

Recepción

Esta clase de catering suele destinarse a eventos de larga duración y aquellos en los que haya una gran cantidad de asistentes, como bodas o reuniones corporativas de grandes dimensiones.

El catering de recepción puede tomarse como un acto único o también como un servicio adicional para recibir a los asistentes con un surtido de bocados a su llegada, pero que posteriormente degustarán otra comida principal.

catering camareros
El catering de recepción es el complemento perfecto para recibir a nuestros invitados.

Buffet

Esta clase de catering consiste en presentar una gama variada de preparaciones y comidas, indistintamente de su temperatura (platos fríos o calientes), sobre varias mesas o mostradores, de forma que los invitados puedan servirse cuando quieran y en las cantidades que deseen.

El buffet es ideal para eventos informales o incluso reuniones corporativas donde los invitados no tengan que ir de etiqueta. Por regla general, las comidas servidas en los buffets son ligeras y sencillas, siendo un recurso muy versátil para cualquier situación.

Un punto positivo de los catering de buffet es que no requieren mucho espacio, por lo que podremos emplear esto en nuestro beneficio si el sitio donde se celebra la reunión no es muy grande.

Aun así, si se trata de un evento corporativo y disponemos de un salón apartado, mucho mejor. En caso de que celebremos un evento informal con pocos invitados, bastará con disponer el catering en una zona apartada.

Pero si vamos a festejar algún evento con muchas personas, es mejor decantarse por repartir camareros que se encarguen de servir la comida y bebida entre los asistentes. Concretamente esta opción es perfecta si vamos a organizar alguna conferencia, seminario o curso.

servicio catering
El catering de buffet es uno de los más versátiles, ya que ocupa poco espacio y admite numerosos platos y preparaciones.

Cóctel

Otra forma de catering que podemos organizar es en plan cóctel, el cual integra bebidas y comidas para picar. Suele ser perfecto para franjas horarias que comprendan los almuerzos o meriendas (en general, fuera del horario de comidas o cenas).

Su consumición debe ser fácil para los invitados, por lo que la comida estará repartida en raciones que puedan sostenerse con una mano.

El catering de cóctel debe presentar una buena diversidad de platos y servirse en las cantidades necesarias para que nadie se quede con hambre. Normalmente se calcula una cantidad de 15 a 20 bocados por persona.

Aunque se sirven raciones de comida dulce y salada, suele preponderar esta última por su conveniencia.

Esta clase de catering suele destinarse a celebraciones y actos que sean de corta duración. Tampoco necesita una gran cantidad de espacio para su presentación, algo que será perfecto si no disponemos de mucho sitio.

Debido a que no requiere mucha infraestructura, tampoco hará falta mucho personal para atender a los invitados, siendo el más adecuado si buscamos una solución económica.

Los cócteles son perfectos para eventos como ruedas de prensa, actos empresariales, presentaciones de productos, ferias y demás reuniones que no requieran una gran parafernalia.

catering
El catering de cóctel es perfecto para eventos y actos que se celebren fuera de las comidas principales.

Banquete

El catering tradicional de banquete está destinado a eventos de larga duración y se celebra con los invitados sentados a la mesa, ya sea para degustar un almuerzo, comida o cena.

Es el catering más complejo de organizar, pero es el más completo y sirve para cualquier ocasión, sobre todo si es para un evento más formal. Antes de servir la comida se suele mostrar una lista de platos muy parecida a la de un menú de restaurante.

Al tener que disponer mesas para que los comensales puedan sentarse, debemos contar con un sitio más grande. En caso de ser un evento laboral, habrá que tener una sala separada de la reunión corporativa (por separar el trabajo del esparcimiento).

Cuanto más espacio tengamos para disponer las mesas, mucho mejor, ya que será más cómodo para los invitados y más funcional para que los camareros sirvan adecuadamente los platos.

Esta clase de catering es perfecta para grandes eventos familiares como bodas, comuniones, bautizos; o bien grandes actos corporativos como reuniones con proveedores, convenciones, cenas de empresas, etc.

Aperitivo

Esta clase de catering, tal y como podemos adivinar por su nombre, suele ser un servicio que dura poco tiempo (de 15 a 30 minutos). Se emplea normalmente como una forma de hacer una pausa durante un evento laboral o corporativo, aunque puede destinarse a otras ocasiones especiales sin problema.

Como es un catering breve, se suele estimar la cantidad que se servirá en bocados por persona. En este caso lo habitual es que sean dos por invitado.

Brunch

Muy relacionado con el catering de aperitivo, tenemos el de tipo brunch; de hecho, muchas veces se engloba como la misma clase de catering porque apenas existen diferencias.

El catering de brunch se emplea también como una forma de hacer una pausa durante el evento y suele destinarse a la franja horaria que va del desayuno al almuerzo. Se suele servir en el mismo sitio donde se desarrolle el acto.

Es una clase de catering que está en alza actualmente y en él se suelen degustar bocados dulces y salados, aparte de bebidas como tés, zumos o cafés.

catering brunch
El catering de brunch sirve para celebraciones y eventos que transcurran por la mañana (hasta la sobremesa).

Otras clases de catering

Existen otros tipos de catering más específicos como coffee break, desayuno de trabajo, vernissage o vino de honor, aunque suelen destinarse a actos concretos, como por ejemplo, exposiciones e inauguraciones de arte en el caso del catering vernissage.

Aun así como hemos especificado antes, siempre es mejor consultar con la empresa de catering para que nos asistan y recomienden qué clase de catering es mejor llevar a cabo para obtener un resultado exitoso.

Ventajas de un catering

Sin importar dónde se celebre el evento o la naturaleza del mismo, un servicio de catering nos brindará una gran variedad de alternativas y opciones, de modo que siempre se podrá adaptar a los gustos, preferencias y exigencias de los asistentes.

Repasemos las ventajas que nos puede ofrecer un servicio de catering para eventos:

  1. Ahorro de tiempo: esto algo muy conveniente cuando estemos organizando una fiesta o reunión a la que asistirán muchos invitados. Debido a que dejaremos prácticamente todos los detalles en manos de los profesionales del catering, no tendremos que malgastar el tiempo en preparar menús, comprar, cocinar o elaborar las diferentes comidas y bebidas.
  2. Más cómodo: es evidente que no tener que encargarnos de la comida y bebida supone todo un respiro para el estrés que significa organizar un evento. Aunque esto nos parezca un tema baladí, la comodidad es un factor importante que hará la organización más llevadera.
  3. Pulcritud: con un catering a domicilio no hay que preocuparse por la limpieza a la hora de servir cada plato. Incluso nos evitaremos tener que recoger y limpiar los restos o la cocina cuando haya acabado la fiesta o reunión, lo que es todo un alivio.
  4. Invitados satisfechos: la experiencia de un servicio de catering para eventos conseguirá que todos los menús y bebidas sean del agrado de los asistentes. Esto es así porque aparte de ofrecer un gran repertorio, sabrán escoger los platos y comidas que mejor funcionarán; así todos encontrarán algo que les gustará. ¿Resultado? Todos contentos.
  5. Despreocupación: salvo elegir qué preferimos servir de comida y bebida (siempre asesorados por el catering), no tendremos que preocuparnos de mucho más, ya que el catering se encargará de todo. Así podremos destinar nuestros esfuerzos a solucionar otros aspectos de la fiesta o acto que celebremos.
  6. Resultado profesional: está claro que la experiencia es muy importante, y más cuando hablamos de algo tan delicado como la gastronomía. Y es que si preparamos nosotros la comida, podemos correr el riesgo de servir algo que no guste a los invitados. Pero si contamos con los servicios de una empresa de catering, lograremos un resultado profesional y una satisfacción garantizada.
  7. Presentación adecuada: muy relacionado con el punto anterior, tenemos la presentación de los platos. Queramos o no, será difícil conseguir un resultado tan pulido y profesional en cuanto a decoración y presentación de platos como sí consigue un servicio de catering.
  8. Económico: aunque parezca que contratar una empresa de catering para eventos es un gasto extra, os sorprenderá saber que hasta puede resultarnos más económico que si nos encargamos nosotros mismos de la comida. Y es que debemos tener en cuenta que el catering conoce con exactitud lo que necesita y sus cantidades, e incluso puede adaptarse a nuestro presupuesto.
catering bodas
Ante la organización de una boda, contratar un servicio de catering para particulares es la mejor opción para evitar preocupaciones y lograr un resultado profesional.

Consejos para escoger un catering

Lo primero que debemos hacer cuando queremos contratar un Servicio de Catering a domicilio es encontrar alguno cercano a nuestra casa o sitio donde organicemos el evento.

Si por ejemplo, el evento es en Barcelona, lo ideal es buscar en Internet algo como «Catering a domicilio en Barcelona», ya que así lograremos un servicio más cercano al sitio donde vayamos a celebrar la reunión.

Debemos tener claro también el sitio donde se celebrará el evento, ya que de ello dependerán muchas de las decisiones respecto al catering (espacio, logística, etc.)

Puestos a buscar un servicio de catering, os damos algunos consejos para encontrar el más adecuado según vuestras necesidades y requerimientos. Para ello, lo mejor es conocer los elementos básicos que debe tener un catering de calidad.

  • Menú variado: el éxito de un catering es ofrecer un gran catálogo de platos en el que se combinen opciones que gusten a todo el mundo junto a otras más innovadoras. Esto cobra más sentido si vamos a celebrar un evento corporativo, ya que habrá que sorprender a los asistentes. En este caso, es mejor elegir un catering de comida gourmet que combine alternativas frescas y saludables junto con otras más sabrosas.
  • Cubrir necesidades especiales: debemos reparar en que muchos asistentes tendrán exigencias personales en cuanto a la comida que pueden comer o no. Ya sea porque alguien sea vegetariano o vegano; intolerante al gluten o a la lactosa; o alérgico a la soja, frutos secos, mariscos, etc., habrá que presentar diferentes opciones según estas características especiales. Lo mejor es que el catering contemple esto y ofrezca alternativas para todos, incluso comidas bajas en grasas o en sal.
  • Prestar asistencia: una buena empresa de catering nos ayudará y sugerirá las mejores alternativas para que la comida y bebida que se sirva, sea todo un éxito. En teoría nosotros debemos tomar las decisiones importantes, pero ellos deben aconsejarnos cualquier elemento que pueda mejorarse. Si tienen una actitud proactiva sugiriéndonos ideas para los menús, mucho mejor.
  • Menú degustación: es bueno que la empresa de catering nos ofrezca alguna cata o degustación de lo que serviremos en el evento. Así nos haremos una mejor idea de su oferta y podremos pulir cualquier detalle que queramos cambiar. De todas formas, si el catering es para un evento pequeño, la cata no es estrictamente necesaria.
  • Cubiertos: no es que necesariamente un catering deba proporcionarnos los cubiertos u otros elementos relacionados con el servicio de las mesas, pero sí debemos tener claro qué nos proveerá o no. Así podremos encargarnos nosotros de ello en caso de que haya que hacerlo y no tendremos sorpresas de última hora antes la falta de elementos relacionados con el servicio del catering.
  • Servicios especiales: algunas empresas de catering se encargan de otros asuntos sobre la organización de eventos, como la decoración o la iluminación. Pregúntales y no dudes en contar con ellos para estos servicios extra, ya que mejorarán el resultado del evento.
  • Presupuesto: después de consultar las diferentes opciones y servicios que ofrezcan, el servicio de catering nos debe proporcionar un presupuesto definido para tener claro el gasto que efectuaremos.

Otro consejo, aunque éste nos lo tenemos que aplicar a nosotros mismos, es que no debemos olvidar buscar un servicio de catering con la máxima antelación posible.

Aunque las empresas de servicio de catering suelen estar preparadas para gestionar un catering en tiempo récord, es nuestro deber contratar el catering y tomar las decisiones sobre el mismo cuanto antes podamos. Así evitaremos cualquier contratiempo.

catering banquete
La empresa de catering nos puede ayudar a perfeccionar la presentación y decoración del servicio de comidas y bebidas del evento.

También debemos pensar que, a veces, menos es más, por eso en un catering no debe servirse comida de forma exagerada. Mejor consulta con la empresa de catering para que te oriente sobre cantidades y raciones.

Y recuerda que si vas a celebrar un evento en el que la mayoría de invitados son jóvenes, el banquete de pie es una fórmula estupenda para hacer más práctico el catering, ya que dará a los asistentes mayor libertad de movimientos.

Lo último será prestar atención a los detalles que aseguren la comodidad de los invitados, como señalizar el baño, distribuir suficientes papeleras o cuidar que los asistentes tengan servilletas disponibles cerca en todo momento.

Seguro que con toda esta información y consejos, lograrás organizar un catering exitoso que sorprenderá a todos los invitados.

Comparte este artículo

Deja un comentario

quince − 3 =