Rosslyn, la capilla de los enigmas

«Antiguo conocimiento transmitido de generación en generación». Este es el significado de la palabra gaélica «rosslyn». Nos encontramos en Escocia, a unos 15 km de Edimburgo. En esta localidad, ya considerada sagrada por los celtas, el conde William St. Clair erigió entre el año 1446 y el 1450 -¡en tan solo cuatro años!- una de las construcciones más enigmáticas de todos los tiempos, la capilla de Rosslyn.

El conde William St. Clair en un grabado del siglo XVIII.
william st clair masoneria

Las obras comenzaron el 21 de septiembre de 1446, día de San Mateo y también del equinoccio de otoño, y acabaron exactamente cuatro años más tarde. Un tiempo extremadamente breve para aquella época y para una construcción como esta. William St. Clair estaba estrechamente ligado al mundo esotérico y a la masonería.

Y no solo él, toda la familia St. Clair, de una u otra manera, estaba unida a los templarios. Un antepasado del conde participó en la primera cruzada, a cuyo término nació la Orden de los Caballeros del Temple, o lo que es lo mismo, los templarios. Y una St. Clair se casó, en 1101, con el fundador de esta Orden, Hugo de Payns. Pero Rosslyn también está ligado a un misterioso viaje en el que participó el conde Henry St. Clair, abuelo de William.

Construida en tan solo cuatro años: Imágenes de la entrada y el interior de la capilla de Rosslyn.
capilla rosslyn entrada capilla rosslyn

La flota de los templarios

A comienzos de 1300, los ejércitos fieles al Papa llevaban a cabo una minuciosa labor de exterminio de los caballeros templarios, persiguiéndolos por toda Europa y destruyendo sus hogares. Así fue como Escocia, que en aquel momento estaba en guerra contra el Papa, se convirtió en el refugio soñado por todos los pertenecientes a la Orden. ¿Acaso fue Escocia el destino final de la flota templaría que, compuesta por dieciocho naves, partió del puerto francés de La Rochelle la noche del 13 de octubre de 1307, y cuyo rastro se perdió por completo?

Suponiendo que así sucediese, poco después, el navegante veneciano Antonio Zeno partió de las costas escocesas y, quizás con él, el mismo Henry St. Clair. Desembarcaron en la costa nordeste de Canadá, en la región conocida en la actualidad como Nueva Escocia, y se establecieron en una localidad llamada New Poss, a solo 30 km de la isla de Oak, donde según algunas leyendas se encuentra escondido el tesoro de los templarios, que no ha sido encontrado todavía. Presumiblemente, su intención era fundar una nueva sociedad basada en los principios de la que, más tarde, se ha convertido en la moderna masonería.

Algunos viejos manuscritos, y las representaciones de plantas de maíz y de aloe, que se encuentran en un par de columnas de la capilla -plantas desconocidas en Europa antes del viaje de Cristóbal Colón, un siglo después- confirmarían que este viaje fue realmente realizado.

Pero ¿cómo pudo saber Antonio Zeno que al otro lado del océano encontraría unas tierras seguras? Según una teoría reciente, entre los tesoros de los templarios podría haber también antiguos mapas que representaban las tierras del Nuevo Mundo.

Queda por aclarar un aspecto: si en 1314 el gran maestro de los templarios Jacques de Molay, y sus caballeros fueron condenados a la hoguera y sus bienes fueron confiscados, ¿cómo es posible encontrar símbolos y huellas templarios posteriores a su desaparición oficial?

Los caballeros templarios: Un templario en combate, en una representación del siglo XIX, extraída de un original del siglo XIV. El origen de la Orden se remonta a 1120 d. C., pocos años después de la primera cruzada, de 1096.
caballero templario

Extrañas coincidencias

Las enigmáticas analogías estructurales con símbolos masónicos proyectan otro halo de misterio sobre la capilla de Rosslyn. Un ejemplo de ello es la «columna del aprendiz«, un extraño grupo de símbolos cristianos -y hasta aquí nada raro, puesto que se trata de una iglesia cristiana- junto a símbolos pertenecientes a religiones precristianas, tales como los dragones y el árbol de la vida. De las fauces de las criaturas mitológicas que aparecen en la base de la columna salen ramas que se enroscan a lo largo de su fuste. Estas ramas forman un árbol igual a Yggdrasil, el gran árbol cósmico de la mitología nórdica.

El árbol de la vida: Yggdrasil, el árbol de la vida, representado en esta ilustración de un manuscrito islandés de 1860. En la parte inferior es posible ver el monstruo Loki, el dios-lobo.
yggdrasil 1860

La columna, que fue diseñada por el mismo William St. Clair, debe su nombre al aprendiz que la realizó siguiendo las instrucciones que había recibido en un sueño. Cuenta la leyenda que el maestro escultor, al encontrarse con serias dificultades a la hora de ejecutar tan complicado diseño, se trasladó a Roma para estudiar las mejores técnicas escultóricas de la época.

Cuando regresó de su viaje, al ver que la columna había sido perfectamente realizada por su aprendiz, fue víctima de un terrible ataque de celos y lo asesinó. Acto seguido, realizó él mismo una segunda columna, llamada la «columna del maestro».

Este capítulo, que puede parecer fantasioso, adquiere un significado relevante puesto que se asemeja a la leyenda masónica acerca del asesinato de Hiram Abif, arquitecto del Templo del rey Salomón en Jerusalén, del que tomaron el nombre los templarios después de la primera cruzada.

Las columnas de Rosslyn, por lo tanto, corresponderían a las dos columnas, Boaz (aprendiz) y Jachim (maestro) del antiguo Templo del rey Salomón.

La columna del aprendiz: una imagen de las columnas del interior de la capilla de Rosslyn.
rosslyn capilla interior

Un detalle de la base de la «columna del aprendiz», donde está representado el árbol de la vida y unas serpientes.
rosslyn pilar aprendiz serpientes

El Templo del rey Salomón

Está considerado una de las siete maravillas del mundo. Fue Salomón (en la imagen de abajo) quien ordenó su construcción como representación del cosmos. Conocido también como «Primer Templo», según la tradición es el templo hebreo más antiguo de Jerusalén. Hiram Abif, legendario arquitecto y personaje fundamental de la filosofía masónica, fue quien continuó su construcción. Como ocurría frecuentemente en arquitectura, el proyecto del monumento incluía proporciones singulares, como las de los números y medidas que, según la Cábala, corresponden a las proporciones perfectas.

rey salomon

Se supone que el edificio tenía sesenta codos (27 m.) de largo, veinte codos (9 m.) de ancho y entre veinticinco y treinta codos (más o menos 14 m.) de alto. Otras fuentes hablan de ciento veinte codos (54 m.) de largo. Destruido y reconstruido en varias ocasiones, actualmente solo se conserva el Muro de las Lamentaciones. En su interior se encontraba el Santuario, recubierto de oro, que, según la leyenda, custodiaba el Arca de la Alianza.

El Templo del rey Salomón es uno de los más perfectos ejemplos de construcción esotérica jamás realizada; según teorías recientes, encierra numerosos secretos confiados a los caballeros templarios.

El Santo Grial y otras teorías

Según algunos investigadores que han interpretado los símbolos de la «columna del aprendiz», en su interior podría encontrarse un cofre de plomo con el Santo Grial dentro.

Y aún más. La planta de la capilla de Rosslyn sería idéntica a la del Templo de Herodes, edificado en tiempos de Jesús sobre las ruinas del Templo del rey Salomón. Además, el techo de la capilla de Rosslyn está decorado con estrellas, rosas y lirios. Las estrellas y las rosas, aparentemente, son elementos de la diosa babilónica Ishtar o, en su detecto, de Tammuz, mientras que los lirios pertenecen al Templo del rey Salomón.

Una bóveda de estrellas: Abajo, una imagen del techo de la capilla con las estrellas y las rosas, símbolos que pertenecen a la diosa babilónica Ishtar.
rosslyn capilla techo estrellas

Por último, el centro de una imaginaria estrella de seis puntas trazada sobre la planta de la capilla de Rosslyn correspondería con el punto en el cual, según la leyenda, en el Templo del rey Salomón se custodiaba la mítica Arca de la Alianza.

Según otra teoría, la capilla de Rosslyn no solo no es una capilla, sino que tampoco es cristiana. Para demostrarlo se argumenta que el altar no estaba previsto en el diseño inicial y, de hecho, para tal menester hubo que poner una mesa en el centro del edificio. Además, se sabe por las crónicas que Rosslyn fue «reconsagrada» en 1862. ¿Por qué? Parece ser que otro William St. Clair bautizó allí a sus hijos, lo que no agradó en absoluto al rey Jaime VI puesto que se trataba de un edificio que no estaba destinado al culto. Por este motivo surgió la necesidad de consagrarlo.

Existen documentos que confirman esta teoría según los cuales, en el edificio, una vez finalizados los trabajos de construcción, nunca se celebraron ritos religiosos, entre otras razones porque ya existía una capilla familiar en el castillo situado en las cercanías.

Una vista aérea del edificio en la actualidad.
capilla rosslyn aerea vista

Según esta teoría. Rosslyn no sería una sencilla capilla, sino un santuario de los templarios, extrañamente surgido tiempo después de la desaparición oficial de la misteriosa orden monástico-caballeresca.

Obviamente, no todo el mundo está de acuerdo con estas tesis: todo lo contrario. Muchos estudiosos sostienen que, en realidad, las decoraciones de la capilla Rosslyn no representan maíz y aloe, sino, sencillamente, plantas que se les asemejan mucho. En definitiva, parecidos y coincidencias que no esconden necesariamente secreto alguno.

La diosa Ishtar

Diosa mesopotámica del amor y la guerra. Tenía un doble aspecto: el de divinidad del bien y el de demonio. Originalmente era una diosa madre y, en ocasiones, aparece representada con alas. Los mitos en los que aparece, en ocasiones, son contradictorios. Para algunos es hija del dios de la Luna y hermana del dios del Sol, mientras que para otros es hija del dios del Cielo. En cualquier caso, todos la asocian al planeta Venus y a la estrella, símbolo que se encuentra también en la tradición cristiana y que se relaciona con la Virgen María.

ishtar

En la Epopeya de Gilgamesh, a Ishtar se le atribuyen varios enamoramientos. Sus víctimas son el pastor Tammuz, un pájaro, un león, un caballo, un jardinero y el mismo Gilgamesh, quien, sin embargo, la rechazó cuando se enteró del triste destino al que habían sido condenados sus anteriores amantes. En otra obra se narra la muerte de Tammuz: Ishtar, juzgada en el más allá, cambia su cuerpo por el de Tammuz, de tal manera que puede renacer gracias a su marido. El culto de Ishtar está presente también en Egipto, donde se difundió durante la dinastía XVIII.

Otra iglesia, otra ciudad

En un reciente best seller, el escritor lleva a su protagonista hasta Temple Church, en el centro de Londres, antes de que se dirija a Rosslyn, destino final de su viaje. Pero también existe una localidad llamada Temple que se encuentra en la comarca inglesa de Gloucestershire. ¿Y si el escritor, a la hora de documentarse para escribir la novela, hubiese identificado el nombre y no la ciudad?

En Temple existe una leyenda local sobre un mapa y un escondite situado «entre el roble y el olmo».

En unas recientes excavaciones realizadas durante la remodelación de una casa situada frente a la iglesia, se han encontrado viejas ruinas atribuibles a los templarios, entre ellas, una especie de escalera que parece descender. Si se admite que las ruinas pueden datarse realmente en 1300, y que verdaderamente se trata de una escalera, la pregunta es lícita: ¿adónde lleva?

En todo caso, incluso prescindiendo de las leyendas y suposiciones que se han ido acumulando a lo largo de siglos, la capilla de Rosslyn sigue siendo enigmática. Quizás los templarios no tienen nada que ver, al igual que, probablemente, las analogías con el Templo del rey Salomón son solo coincidencias. Pero, aun si el conde William St. Clair solo hubiese pretendido burlarse de la posteridad, no se debe olvidar que, con frecuencia, la realidad supera la fantasía.

Detalles aparecidos en un sueño: detalle del panel superior de la «columna del aprendiz». En la foto se aprecian claramente las espléndidas decoraciones que la embellecen y que, según la historia, aparecieron en el sueño del joven aprendiz que la realizó.
rosslyn capilla columna aprendiz

Comparte este artículo

Deja un comentario

tres × 1 =