¿Qué es el divorcio exprés o de mutuo acuerdo?

En nuestro país, 58 de cada 100 matrimonios acaban divorciándose. Y esta cifra parece que va en aumento al menos este año, ya que con el confinamiento, los divorcios han aumentado en más de un 41%.

Por eso es normal que las consultas sobre cómo divorciarse se hayan intensificado. Si buscas separarte y existe consenso con tu pareja, debes saber que puedes optar al divorcio de mutuo acuerdo o exprés, el cual permite un divorcio rápido y económico en un plazo de dos o tres meses.

divorcio expres
Gracias al divorcio exprés podemos lograr la nulidad matrimonial en un plazo de 2 a 3 meses.

Esta alternativa jurídica fue instaurada en nuestro país en el año 2005 y ha supuesto una gran ventaja para muchos matrimonios que desean separarse. Asimismo existe el divorcio ante notario, que acelera si cabe más el proceso, ya que sólo tardaremos 48 horas en obtener la separación.

Veamos algo más sobre estas clases de divorcio.

El divorcio de mutuo acuerdo ronda los 200 euros

La cantidad de divorcios en España suele alcanzar, en líneas generales, la centena de millar, una cifra bastante considerable. Según los informes del Instituto Nacional de Estadística (INE), el pasado año se registraron 62.020 casos de divorcios consensuados y 42.826 casos de divorcios contenciosos.

Como se puede comprobar, la mayoría de parejas elige una separación amistosa, lo cual permite obtener la nulidad matrimonial a través de un divorcio exprés. Con esta modalidad, es posible poner fin al matrimonio de una forma más rápida y económica, favoreciendo que el proceso sea más llevadero.

Las vías para gestionar un divorcio de mutuo acuerdo son dos: a través de Internet y presentándonos en el juzgado. También es importante que nos asista un buen experto, como por ejemplo los abogados que están especializados en divorcios, los cuales pueden darnos un presupuesto que englobe todas las gestiones de la causa.

El importe de un divorcio exprés simple y que no presente problemas, suele costar entre 150 y 200 euros por cónyuge. En esta tarifa suelen estar incluidos todos los costes de trámites y papeleos que sean necesarios para gestionar el divorcio.

Aun así, si existen otros factores que dificulten la demanda, como la custodia de los hijos o una repartición de bienes, el precio del divorcio puede ascender algo más.

¿En qué consisten los trámites de un divorcio exprés?

Veamos los elementos necesarios para llevar a cabo un divorcio de mutuo acuerdo.

  • Debe intervenir un abogado y procurador (o notario): la figura de un letrado es estrictamente necesaria para que pueda iniciarse una demanda de divorcio, teniendo que estar siempre presente en el mismo.
  • Creación del convenio regulador: es otra pieza fundamental del proceso. Gracias a él, se especificará legalmente la adjudicación del empleo de la vivienda, la resolución del régimen económico del matrimonio o la indemnización compensatoria, si es que procede.
  • Se debe redactar una demanda jurisdiccional.
  • También debe existir un asesoramiento legislativo a lo largo del proceso de divorcio.
  • No se debe olvidar la inclusión del divorcio en el Registro Civil.
  • Impuestos: hay que tener en cuenta que, a las retribuciones de abogados y procuradores, habrá también que aplicar el impuesto sobre el valor añadido (IVA), que habremos de abonar.
  • Poder notarial: ya que el abogado debe representarnos en todos los trámites, habrá que asignarle un poder notarial en su favor, el cual puede costarnos cerca de los 50 euros. Aun así dependerá del caso, ya que algunos despachos de abogados incluyen este gasto en el precio final del proceso. Simplemente habrá que informarse.

Es importante saber de que se ocupan los abogados matrimonialistas y entender que serán nuestros asesores y representantes para ayudarnos en todo el proceso de divorcio.

¿Qué eleva el coste de un divorcio de mutuo acuerdo?

En caso de que el matrimonio no tenga hijos ni patrimonio que deba dividirse, el proceso del divorcio exprés será bastante simple. Pero si alguno de estos elementos (o ambos) entran en juego, el procedimiento puede agravarse.

De esta forma, un divorcio de mutuo acuerdo en el que no haya bienes que repartir, pero sí existan hijos en común, seguramente vea incrementado su coste total. Esto es algo normal porque se deben realizar gestiones para determinar la clase de custodia y otros aspectos relacionados.

En este ejemplo expuesto, el precio del divorcio exprés con hijos fluctuaría entre los 150 y los 225 euros por cónyuge aproximadamente.

divorcio
El divorcio exprés suele oscilar entre los 150 y 200 euros, aunque puede encarecerse si existen hijos o bienes que repartir.

Otra situación sería el divorcio en el que no existan hijos por medio, pero sí un patrimonio que repartir, siendo una coyuntura que también encarecerá el procesamiento. Y es que aunque exista un mutuo acuerdo en la separación, este elemento puede complicar el papeleo.

Esto nos lleva al escenario más complicado, que aúna el matrimonio con hijos y bienes que repartir. Este divorcio exprés puede oscilar entre los 200 y 350 euros por cónyuge.

Así que realizando cuentas totales, el divorcio exprés puede ascender a unos 400 euros por pareja si las condiciones son sencillas y unos 700 euros si hay hijos o bienes que deban repartirse.

Ventajas del divorcio exprés

La ventaja más evidente del divorcio de mutuo acuerdo es la celeridad del proceso, a la que hay que añadir un costo menor. Normalmente las tarifas del abogado y procurador son más reducidas, y sólo es necesario que sean ellos quienes representen al matrimonio.

Una gran ventaja del divorcio de mutuo acuerdo, es que el convenio regulador puede ser más completo y detallado que una sentencia dictada por un juez. Este convenio regulador es un anexo encargado de recopilar de una forma extensa y minuciosa, cómo será la custodia de los hijos.

Por ejemplo, podemos especificar mucho mejor cómo será la custodia de los menores y el régimen de visitas (cómo serán las recogidas de los hijos, el lugar, el horario, cómo se efectuarán las fiestas, etc.)

Por el contrario, en una sentencia, el juez puede llegar a ser menos específico y dar lugar a malinterpretaciones y futuros desacuerdos. Por lo tanto, un convenio regulador correctamente redactado puede evitar muchos problemas tras el divorcio.

¿Nos podemos divorciar en 48 horas?

Puede ser que hayas oído acerca de un procedimiento ultrarrápido para divorciarnos en 48 horas, que sería mucho más exprés si cabe.

Esta clase de divorcio ante notario fue establecida en el año 2015 por la Ley de la Jurisdicción Voluntaria y sirve para disolver la relación matrimonial en un plazo máximo de 48 horas.

Asimismo, precisa de los servicios de un abogado y nos supondrá también un desembolso económico, pero su ventaja es la rapidez del proceso.

La tarifa del servicio se estipula antes de empezar el procesamiento, siendo generalmente más económica si la pareja comparte el abogado. A esta tramitación se deben sumar los honorarios del notario.

La tasa fija de la notaría suele estar en torno a los 30 euros, aunque el precio final estará supeditado al número de hojas y demás cuestiones específicas del divorcio.

Para llevar a cabo esta clase de divorcio, se deben cumplir ciertas premisas:

  • El divorcio debe ser consensuado, o sea, de mutuo acuerdo.
  • La pareja debe llevar casada tres meses como mínimo.
  • El matrimonio no puede tener hijos que sean menores de edad, ni la mujer puede estar embarazada en ese momento.

Aquí tienes más temas de abogados para consultar información relacionada con este y otros asuntos jurídicos.

Comparte este artículo

Deja un comentario

10 + 11 =