¿Qué es y de dónde procede la expresión “Despedirse a la francesa”?

Alrededor del siglo XVII, se puso de moda entre las altas esferas francesas, la costumbre de despedirse de reuniones o fiestas sin avisar, aunque no se conoce con qué fin.

despedirse-a-la-francesa-marie-antonieta-1938

Estas son las posible teorías:

– El no interrumpir las reuniones para anunciar la retirada, con el fin de no molestar a los demás invitados.

– Porque se tomó la costumbre de volver a las reuniones al cabo de un rato, tras realizar algún menester.

– Porque se daba a entender que la visita regresaría pronto, ya que la estancia había sido amena (“no me despido porque de esta manera es como si ni me hubiese ido de lo a gusto que lo paso con vosotros”).

despedirse-a-la-francesa

Con el tiempo se acuñó a esta costumbre con el nombre de “sans adieu” (sin adiós), considerándose una práctica bien vista. Su forma antagónica, el despedirse de una velada, era un acto de mala formalidad por simbolizar una ruptura.

En España y todo el mundo, pronto se le otorgó un significado negativo y se empezó a denominar “despedirse a la francesa” a dicho hábito. Entonces los franceses (muy pillos ellos), para quitarse mala fama, atribuyeron el origen de dicha pauta a los ingleses, inventándose hasta el modismo “filer à l´anglaise” (despedirse a la inglesa). Contraatacando, los ingleses, al igual que nosotros, le llamaron “to take french leave” (despedirse a la francesa).

¡Y pensar que ahora los franceses son los que se besan cuatro veces para despedirse!

despedirse-a-la-francesa-marie-antoinette-coppola

Comparte este artículo

4 comentarios en “¿Qué es y de dónde procede la expresión “Despedirse a la francesa”?”

  1. Ni a la «francesa» ni a la «española» (a veces estamos más de una hora despidiéndonos, reiterando saludos, recomendaciones, agradecimientos,y bla,bla, bla…

    El término medio sería lo correcto, un breve saludo,cortés y amable.

    Lo terrible es cuando en una reunión de muchos amigos, hay que despedirse de todos. Entonces queda bien eso de hacer un gesto de saludo con la mano y decir aquello de. «Adiós, daos todos por besados». ja,ja…

    Responder
  2. Si es que la corte francesa era lo más total… ¡cuánto refinamiento! ¡cuánto snobismo!¡cuánta fiestorra!¡y cuánto puterío XD!… no me extraña que, literalmente, perdieran la cabeza jajaja… Bueno, no puedo estar más de acuerdo con lo que comenta Chela, aquí a veces nos tiramos un montón de tiempo para despedirnos y lo de las reuniones de familia o amigos es tremendo…

    No tenía ni idea la verdad, o al menos no lo recordaba. Nunca te acostarás sin saber una cosa más

    Un abrazote campeón!

    Responder
  3. Yo no sabía nada de esto. Tengo un amigo que en algunas ocasiones no se despide o avisa cuando va a retirarse de alguna reunión, pero estoy seguro que tampoco tiene la menor idea de que eso se llama despedida a la francesa.

    Responder

Deja un comentario

20 − siete =